Gobierno afgano denuncia nueva campaña talibán como un acto de mala fe y "mera propaganda"

La ofensiva del grupo ultraconservador buscaría eliminar la influencia política-militar en el país islámico, donde han muerto cientos de uniformados y civiles las últimas semanas.

13 de Abril de 2019 | 05:00 | EP / Redactado por José Manuel Vilches, Emol.

Presidente Ashraf Ghani

Reuters
El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, condenó este sábado el inicio de la nueva campaña de ataques de la insurgencia talibán tras el fin del invierno, la llamada "Operación Al Fath (Victoria)", en plenas negociaciones de paz para poner fin al conflicto.

"El presidente Ghani ha condenado este anuncio, que es una señal evidente de que el grupo tiene intención de proseguir con su ilegítima guerra en Afganistán", según ha hecho saber su oficina a través de un comunicado en Twitter.

El portavoz del Ministerio de Defensa afgano, Qais Mangal, se limitó a calificar esta ofensiva de "mera propaganda", en pleno proceso de diálogo con Estados Unidos para impulsar un proceso de paz en Afganistán.

Los combates se han intensificado en Afganistán en las últimas semanas, matando e hiriendo a cientos de militares y civiles afganos, lo que ha hecho que el anuncio del inicio de esta nueva ofensiva primaveral de los talibán tenga mayor carga simbólica. La nueva ofensiva llega después de que el Gobierno afgano lanzara en marzo su propia ofensiva, llamada Jalid.

Tras las repetidas rondas de negociaciones de representantes talibán con delegados de Estados Unidos en los últimos meses, el inicio de esta nueva ofensiva talibán pone de manifiesto lo lejos que está la opción de alcanzar la paz en un país que lleva sufriendo más de 17 años de conflicto desde la caída del régimen talibán en 2001.

En un comunicado, los talibán han explicado que el objetivo de su nueva ofensiva es "erradicar la ocupación", "limpiar" el país de "la invasión y la corrupción", "establecer un sistema islámico" y defender a los "queridos compatriotas".

Además de tratar de dar garantías de que los civiles serán protegidos, los talibán reclaman a los militares y policías afganos, que han sufrido miles de bajas al mes, que abandonen sus puestos y se sumen a la insurgencia.

"Una parte clave de las operaciones de Al Fath es sacar a los compatriotas que sirven en el Ejército, la Policía y las milicias y que están siendo utilizados por los invasores para sus propios objetivos", ha asegurado el grupo fundado por el mulá Omar.

"Con estos fundamentos, pedimos de nuevo a las tropas que trabajan con el enemigo que eviten las hostilidades sin sentido y la resistencia fútil para unirse a los muyahidines y conseguir garantías de vida y riqueza", han señalado los talibán.

El anuncio de la ofensiva de primavera llega días antes de que se retomen las conversaciones de este grupo integrista con el representante especial de Estados Unidos, Zalmay Jalilzad, en Doha, la capital de Qatar.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores