EmolTV

David Amess fue el último: Los políticos que han sido blanco de ataques en Europa

El asesinato del diputado conservador británico hizo recordar una serie de hechos ocurridos años atrás, tanto en Reino Unido como en el resto del continente.

15 de Octubre de 2021 | 15:32 | EFE/Editado por Ramón Jara A., Emol
EFE
El apuñalamiento este viernes del diputado conservador británico David Amess mientras atendía a los ciudadanos de su circunscripción en Essex (sureste de Inglaterra), es el último ataque contra un político ocurrido en Europa.

El asesinato de Amess, del que por el momento se desconoce el móvil, hace recordar sobre todo el de la diputada laborista británica y proeuropea Jo Cox el 16 de junio de 2016.

Cox, de 41 años, fue asesinada a manos de Thomas Mair, vinculado a la extrema derecha, quien le disparó y acuchilló una semana antes de que se celebrara el referéndum sobre la Unión Europea (UE) en el Reino Unido, por lo que fue condenado a cadena perpetua.

El 28 de enero de 2000, el diputado liberal demócrata británico Nigel Jones resultó herido tras ser atacado por un desconocido que irrumpió, armado con una espada de samurai, en su oficina electoral en la localidad de Cheltenham (sureste de Inglaterra), en un ataque en el que murió su ayudante, Andrew Pennington, cuando intentaba protegerlo.

También el político ultraderechista holandés Pim Fortuyn fue asesinado en 2002 por un disparo a quemarropa realizado por el ecologista radical Volkert van der Graff durante la campaña electoral neerlandesa de ese año. El autor del ataque fue condenado a 18 años de cárcel.

Otro caso notorio fue el de Anna Lindh, ministra de Asuntos Exteriores sueca, quien murió apuñalada el 11 de septiembre de 2003 cuando se encontraba sin escolta con una amiga en unos grandes almacenes de Estocolmo, a manos de un sueco de origen serbio que luego fue condenado a cadena perpetua.

La muerte de Lindh hizo recordar el nunca aclarado magnicidio del primer ministro sueco Olof Palme, asesinado en 1986 de un tiro por la espalda cuando salía de un céntrico cine acompañado de su mujer.

El 14 de mayo de 2010, el diputado laborista Stephen Timms fue apuñalado por una estudiante británica de 21 años durante una visita a su circunscripción de East Ham, en el este de Londres, y que finalmente fue condenada a cadena perpetua.

Cinco años más tarde, el 17 de octubre de 2015, en la víspera de las elecciones municipales en Colonia (Alemania), un hombre atacó a cuchilladas a la candidata a la alcaldía Henriette Reker, movido por el rechazo a la política de acogida de refugiados. La política sobrevivió y en 2016 su atacante fue condenado a 14 años de cárcel por odio a los refugiados.

En junio de 2018, Jack Renshaw, un británico de 23 años, presunto miembro del grupo de extrema derecha National Action, proscrito en el Reino Unido, admitió en un tribunal de Londres que planeó el asesinato de la diputada laborista Rosie Cooper.

Renshaw estaba procesado junto con otros hombres por su supuesto vínculo a National Action, el grupo que apoyó en 2016 el asesinato de la diputada laborista Jo Cox.

Además, en junio de 2019 un neonazi mató de un tiro en su casa al político conservador alemán Walter Lübck por su defensa de la política de refugiados, un crimen que conmocionó al país y que tuvo los mismos tintes xenófobos que el intento de asesinato en 2015 de la candidata a la alcaldía de Colonia, Henriette Reker.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores