EmolTV

Boicot diplomático a los JJ.OO. de Invierno de Beijing: Cuáles son los reales efectos de la medida tomada por EE.UU.

La medida, que ya fue seguida por Nueva Zelandia y podría ser adoptada por otros países del planeta, no tiene consecuencias mayores sobre el evento deportivo propiamente tal, pero sí efectos políticos.

07 de Diciembre de 2021 | 17:30 | AFP/Editado por Ramón Jara A., Emol
Reuters
Estados Unidos anunció un "boicot diplomático" a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijig 2022 en nombre de la defensa de los derechos humanos, en particular por el trato a las minorías musulmanas, que Washington considera una forma de genocidio, una medida que, de todos modos, no tiene un efecto más allá de las repercusiones políticas.

De este modo, mientras dure el boicot, la administración del Presidente Joe Biden no enviará a ningún diplomático ni funcionario estadounidense a los Juegos.

Porque en este tipo de eventos todo es protocolar. Los anfitriones de los Juegos Olímpicos suelen aprovechar la atención mundial que proporciona el acontecimiento para recibir visitas de líderes o funcionarios extranjeros.

El Presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y el Presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, por ejemplo, visitaron Beijing en 2008 con motivo de los Juegos Olímpicos de Verano para animar a sus respectivos equipos nacionales.

Pero las acusaciones de que China ha sometido a las minorías musulmanas de Xinjiang a detenciones masivas, trabajos forzados y otros abusos hacen políticamente imposible que un funcionario estadounidense esté en las gradas de Beijing en febrero.

Los efectos y posibles aliados del boicot

Este anuncio no debería tener impacto en los Juegos.

Al anunciar el boicot, la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, subrayó que los atletas estadounidenses son libres de competir y que "les apoyaremos al 100% animándoles desde casa".

Los miembros del equipo estadounidense y sus entrenadores, preparadores y demás personal seguirán recibiendo asistencia consular y diplomática, dijo un portavoz del Departamento de Estado, y no hay indicios de que sus anfitriones chinos vayan a tratarlos de forma diferente.

Por otro lado, aunque no se anunció ninguna decisión similar, aliados cercanos de Estados Unidos como Reino Unido, Australia y Canadá lo están considerando.

Es probable que el creciente peso económico y político de China en el mundo disuada a la mayoría de los demás países de adherirse.

Aunque esto no garantiza que China sea inmune a las críticas durante el evento deportivo, ya que los atletas olímpicos son libres de expresarse durante su estancia en Beijing, más aún desde las acusaciones de agresión sexual de la estrella del tenis chino Peng Shuai, contra un ex alto funcionario del Partido Comunista Chino.

La respuesta de China

Tras conocerse este hecho, China dijo el martes que Estados Unidos "pagará el precio" de su decisión de boicotear la diplomacia, y prometió consecuencias.

Todavía no se han concretado los detalles, pero según la consultora Eurasia Group las represalias se limitarán probablemente a medidas diplomáticas, como la imposición de sanciones simbólicas a determinados políticos estadounidenses.

China ha advertido que un boicot podría tener un impacto más amplio en la relación entre los dos países, como en los esfuerzos de Biden por avanzar en temas como el control de armas y los esfuerzos por aliviar las tensiones sobre Taiwán.

Antecedentes

Hay que decir, de todos modos, que esta no es la primera vez que ocurre algo así. Los Juegos Olímpicos, especialmente los de verano, han sido boicoteados en numerosas ocasiones, ya sea por países individuales o por bloques de países, desde que se celebraron las primeras olimpiadas modernas en Atenas, en 1896.

Los boicots suelen ser de carácter ideológico, como los de los países musulmanes que se quedaron en casa para protestar contra la presencia de atletas israelíes, o la ausencia de Corea del Norte en los Juegos de Seúl de 1988.

Las acciones más significativas tuvieron lugar en 1980, cuando el presidente estadounidense Jimmy Carter boicoteó los Juegos de Moscú para protestar contra la invasión soviética de Afganistán, y cuatro años después, cuando el bloque soviético tomó represalias boicoteando la cita olímpica de Los Ángeles.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores