EMOLTV

El choque de opiniones entre el embajador de China y la representante de Taiwán en Chile por viaje de Pelosi a la isla

Niu Qingbao y Yu-Chi Liu se refirieron en sendas cartas a El Mercurio a la tensión que han enfrentado Beijing y Taipéi en las últimas semanas.

11 de Agosto de 2022 | 11:45 | Redactado por M. Francisca Prieto, Emol

Durante su visita a Taiwán, Pelosi (izquierda) se reunió con la Presidenta Tsai Ing-wen (derecha).

EFE
En sendas cartas a El Mercurio, los representantes de Taiwán y China en Chile se refirieron a la tensión que enfrentan ese país y la isla, luego de que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, visitara Taipéi en el marco de su gira por Asia. Beijing manifestó su molestia por el hecho con seis días de ejercicios militares en las cercanías de la isla, mientras que Taiwán respondió con sus propias maniobras.

"Muchos países condenan la invasión rusa a Ucrania, y muestran su preocupación por los ataques realizados por el Ejército israelí en la Franja de Gaza; sin embargo, pocos se sienten libres de expresar sus ideas reales con la respuesta militar china y los ejercicios de fuego alrededor de Taiwán, en una escala, sin precedentes, que deja en peligro la democracia de Taiwán y además pone en riesgo el suministro de la cadena global de valor", comienza la misiva enviada por Silvia Yu-Chi Liu, directora general de la Oficina Económica y Cultual de Taipéi, Taiwán.

"Desde hace muchas décadas, Taiwán ha estado bajo amenaza de invasión por parte de Beijing. Los ciudadanos de Taiwán, sin dejar que esta amenaza defina lo que debemos hacer, abrimos la puerta a amigos y recibimos a la señora Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, con gratitud y alegría", continúa la representante taiwanesa.

"Hemos tenido dificultades, pero siempre buscamos la paz a través del diálogo y nunca levantamos las armas".

Yu-Chi Liu, directora general Oficina Económica y Cultual de Taipéi
"Pese a esta situación complicada, el mundo en general empieza a preguntar qué pasa entre Taiwán y China, y también empieza a conocer la vibrante democracia de esta isla, que es famosa, ya que en la década de los 70 era muy conocida por los productos Made in Taiwán, y actualmente por los semiconductores y microchips de alta gama que se utilizan en todos los aparatos electrónicos y autos", sigue la carta.

Silvia Yu-Chi Liu también señala que "Taiwán siempre ha estado dispuesto a compartir sus experiencias de éxito, por ejemplo en el manejo de la pandemia covid, en salud, a través de la cooperación con varios países. Taiwán también es reconocido mundialmente en el sector agroindustrial y educación, entre otros, y siempre ha sido un socio confiable en la comunidad internacional. Hemos tenido dificultades, pero siempre buscamos la paz a través del diálogo y nunca levantamos las armas contra nadie ni hacemos gesto de amenaza".

"Tenemos que fortalecer la democracia, enfrentar la crisis humanitaria y el cambio climático, y continuar luchando contra la pandemia para construir una sociedad más justa e igualitaria. Agradezco infinitamente los mensajes de apoyo que me han llegado últimamente, que nos dan la fuerza para seguir defendiendo la libertad y democracia para todos los que residen en la Ilha Formosa", agrega la directora general de la Oficina Económica y Cultual de Taipéi. Y finaliza:

"Hago un llamado al diálogo y la paz que tanto necesitamos...".

Embajador de China: "¿De qué se trata la cuestión de Taiwán?


Por su parte, Niu Qingbao, embajador de China en Chile, señala en su carta que "ignorando el rechazo enérgico y las serias gestiones de China, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, visitó la Región Taiwán de China, lo cual provocó una nueva ronda de tensiones y graves desafíos en el Estrecho de Taiwán y Asia-Pacífico, a la vez que despertó gran preocupación de los distintos países, entre los que se encuentra Chile".

A continuación, el diplomático sostiene que "algunos medios de comunicación y académicos chilenos exageraron y reprodujeron expresiones como 'reacción exagerada de China', 'suprimir la democracia en Taiwán' y 'Taiwán puede aprender de Ucrania cómo luchar contra una potencia', e incluso justificaron la lógica del ladrón del Grupo de los Siete (G7) y engañaron al público. Entonces, hablando correctamente, ¿de qué se trata la cuestión de Taiwán?".

"Primero -indica Niu Qingbao-, la cuestión de Taiwán no es un asunto de democracia, sino una cuestión trascendental de principio relacionada con la soberanía y la integridad territorial de China. Solo hay una China en el mundo, Taiwán es parte inalienable del territorio chino, y el Gobierno de la República Popular China es el único Gobierno legal que representa a toda China. Este principios de una sola China fue consagrado por la Resolución 2758 de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1971, y ha sido un consenso universalmente reconocido por la comunidad internacional y una norma básica de las relaciones internacionales, sobre lo cual un total de 181 países han establecido relaciones diplomáticas con China, incluidos Chile y Estados Unidos".

Asimismo, el embajador afirma que "la llamada 'democracia' es una 'hoja de parra' con la cual las fuerzas secesionistas por la 'independencia de Taiwán' procuran la independencia valiéndose de EE.UU., mientras que EE.UU. la usa para 'contener a China con Taiwán'. Frente a la violación severa a la soberanía nacional, la injerencia grave en los asuntos internos y el incumplimiento de los compromisos, China ha de responder categóricamente".

"Nuestra posición es legítima y razonable, y nuestras contramedidas son firmes, contundentes y adecuadas".

Niu Qingbao, embajador de China en Chile
El representante chino asegura que "nuestra posición es legítima y razonable, y nuestras contramedidas son firmes, contundentes y adecuadas, siendo una defensa legítima de la soberanía y la seguridad del país, así como una salvaguardia firme del Derecho Internacional, de las normas básicas de las relaciones internacionales, y, sobre todo, de la regla internacional más importante, la no injerencia en los asuntos internos de los otros. Por ello, gobiernos, partidos políticos y personas por la justicia de más de 160 países, con vista aguda, han reiterado su persistencia en el principio de una sola China, apoyando a China en la defensa de su soberanía e integridad territorial. Estas voces son las voces justas y mayoritarias de la comunidad internacional".

"Segundo -continúa Niu Qingbao-, la cuestión de Taiwán y la cuestión de Ucrania son totalmente distintas en esencia y no tienen nada que ver la una con la otra. El enfrentamiento entre Rusia y Ucrania involucra a dos estados soberanos, mientras que Taiwán es parte de China, es decir, la cuestión de Taiwán es puramente un asunto interno de China y estas dos situaciones son incomparables en todas las áreas. Estados Unidos y Occidente enfatizan el principio de soberanía en la cuestión de Ucrania, pero vienen socavando la soberanía y la integridad territorial de china en la cuestión de Taiwán. Esto es un flagrante doble rasero. Al repetir sin pensar, suelen ser manipulados por el dilema de la hegemonía imperial estadounidense y occidental".

En tercer lugar, el embajador sostiene que "el G7, que intenta presionar a China, está distorsionando los hechos y culpando a los demás, mientras ellos mismos son quienes deberían ser culpados". Y complementa:

"Tanto la historia como la realidad del G7, encabezado por Estados Unidos, comprueban que es sinónimo de la agresión y la coerción. Sobre la cuestión de Taiwán, los siete países, ignorando los propósitos de la Carta de la ONU y las normas básicas de las relaciones internacionales, como el respeto a la soberanía e integridad territorial y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados, así como el hecho de que fue EE.UU. quien cometió previamente la provocación, están confundiendo blanco con negro al acusar sin fundamento a China, que solo se defiende legítimamente, lo que supone una flagrante hegemonía, matonería y prepotencia".

Niu Qingbao finaliza señalando que "la ignorancia y el abandono del principio de no injerencia en los asuntos internos permitirán que la ley de la jungla domine las relaciones entre los Estados, y que los siete países intimiden de manera más temeraria a los otros especialmente a los países pequeños y medianos como Chile. Los principios de la 'inviolabilidad de la soberanía' y la 'no injerencia en los asuntos internos' no solamente reflejan la justicia internacional, sino que también son el 'talismán' de los países pequeños y medianos para defenderse".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol
Agenda EmolTV sobre el sistema político
Agenda EmolTV analiza el escenario internacional
Agenda EmolTV sobre el VIH y la situación del país
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores