De Gregorio: Las ideas progresistas que se plantean son buenas, los diseños han sido mediocres

Quien fue presidente del Banco Central entre el 2007 y 2011 expresó críticas al modo como se llevan a cabo las reformas impulsadas por el Gobierno de la Presidenta Bachelet, y consideró que existe un "problema complejo" en el diseño y comunicación de las propuestas.

23 de Agosto de 2015 | 06:40 | Emol

El ex presidente del Banco Central actualmente se desempeña como profesor en la Universidad de Chile

El Mercurio
SANTIAGO.- El ex presidente del Banco Central de Chile durante el primer mandato de la Presidenta Michelle Bachelet y parte del de Sebastián Piñera, José De Gregorio, hizo un crítico diagnóstico sobre las reformas que el Gobierno está llevando a cabo en el país.

"Las ideas progresistas que se plantearon son buenas; los diseños han sido mediocres, especialmente en educación (...) Nunca me sentí cómodo con la oferta de gratuidad total, porque es impracticable", expresó en una entrevista a "El Mercurio".

En Chile "se están jugando cosas muy importantes y no es lo que pase el próximo año, sino hacia dónde caminará en los próximos 10 años", aseguró el ejecutivo, en la misma semana en que la economía chilena no recibió buenos augurios y la discusión laboral vive momentos claves en el Congreso.

En esa línea, el militante de la DC "no activo" -como se define- expresó que "la dinámica reformista del Gobierno ha cambiado, y eso se llama gradualidad, prioridades y buen diseño".

Al mismo tiempo, insistió en que dicho proceso debe incluir "un diálogo, riguroso, con gente de distintos pensamientos que se siente a discutir sus ideas en forma seria y sobre la base de hechos".

Consultado sobre si al Gobierno le ha faltado voluntad de abrir sus propuestas a debate, De Gregorio puso como ejemplo la reforma tributaria.

"Quizás la cocina tuvo que hacerse muy rápido y salió cruda la comida, pero no es responsabilidad ni del Senado ni de los cocineros, porque no se partió por un proceso de diálogo constructivo con todos los actores", explicó.

"Ahora lo vemos en la educación superior. Desde el programa se habla de la educación gratuita universal, que a mi juicio es un error, porque terminaremos con un sistema más segregado, y sus posibilidades de implementación son muy bajas. El problema de fondo, y me preocupa, es que hay buenas ideas pero el diseño es precario", advirtió.

"Gobierno tendrá que ponerse colorado"

De Gregorio reconoció que en el Ejecutivo existe un "problema complejo" respecto al diseño y a la comunicación de sus propuestas.

"Si es necesario, el Gobierno tendrá que 'ponerse colorado' en algunas cosas, pero hay que hablar con franqueza, porque estas reformas son necesarias para Chile. Un profesor de Economía decía: 'si no podemos explicar a una persona común los fundamentos de estos modelos raros que hacemos, es que están mal'", aseveró.

Si bien el ejecutivo reconoció que una reforma educacional que elimine el copago y la selección probablemente concita el apoyo mayoritario de la ciudadanía, "cuando nos apuramos y terminamos en una discusión inmobiliaria, obviamente nadie entiende hacia dónde vamos y terminaremos subsidiando la compra de edificios. Hay fórmulas más simples y mejores", precisó.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores