El drama de una familia que perdió una hija tras un trasplante: su hermano padece la misma enfermedad

La campaña por encontrar un donante de pulmones para Cristóbal Gelfenstein, de 13 años, se ha tomado las redes sociales. El llamado es urgente ya que fue diagnosticado con una infrecuente y grave patología.

30 de Agosto de 2015 | 13:59 | Por Verónica Marín, Emol

"Él está super optimista. La Trini nos está dando la fuerza", aseguró la madre de Cristóbal quien es hoy prioridad nacional.

Grupo de Facebook "Dale vida a Cristóbal Gelfenstein"
SANTIAGO.- "Dale vida a Cris" y "¡Otra vez no!" son algunas de las frases que enmarcan el llamado desesperado que hacen la familia y amigos de Cristóbal Gelfenstein, de 13 años, luego de que se convirtiera en prioridad nacional ya que requiere con urgencia el trasplante de ambos pulmones.

Su caso se ha tomado las redes sociales y ha causado gran conmoción en la opinión pública, debido al drama que ha significado la enfermedad llamada hemangiomatosis capilar pulmonar para su familia.

El 13 de julio de 2012 la hermana de Cristóbal, Trinidad, falleció a los 17 años luego de una falla multisistémica después de recibir un doble trasplante pulmonar tras una prolongada espera de los órganos.

"Una luz de vida"


"La Trini", como era conocida en su entorno, fue el primer caso diagnosticado en Chile con esta extraña patología que en los últimos 30 años sólo ha afectado a 50 personas en el mundo.

Hoy su madre, Viviana Perey, se ve obligada a repetir el difícil llamado, luego de que Cristóbal recibiera el mismo diagnóstico hace un par de semanas. "Necesitamos que el trasplante llegue antes a que al corazón le pase algo", señaló.

Según relató, hace casi un mes subieron el cerro Manquehuito, oportunidad en la que el niño empezó con problemas de salud. "Me preguntaba si yo estaba cansada, porque él si lo estaba, pero no era normal. Ahí yo me asusté", comentó al canal 24 Horas.
Viviana Perey:
"Es un niño de 13 años que quiere hacer una vida normal, ir al
colegio y estar con sus amigos"

"Hicimos unos exámenes de sangre y se demostró que él también tenía esa enfermedad. En tres semanas han sido mucho los cambios que ha tenido en su vida, desde ir al colegio y no ir, hasta estar con oxígeno hasta para ir al baño", dijo a radio Cooperativa.

"Es un niño de 13 años que quiere hacer una vida normal, ni siquiera ser un deportista, quiere caminar, quiere ir a ducharse, quiere ir al colegio y quiere estar con sus amigos. Necesitamos el pulmón de una persona normal: a lo mejor puede dejar una luz de vida aquí en la Tierra", recalcó su mamá.

Ante la posibilidad de un trasplante bipulmonar, Perey subrayó que en comparación con el caso de Trinidad, "estamos en mejor tiempo, en el sentido que nos dimos una vuelta más corta porque ya tenemos la experiencia (con ella)".

"Sabemos qué enfermedad es, sabemos cómo evoluciona, pero todos los pacientes o todas las personas, dependiendo de su condición física, de su edad (...) no queremos decir que Cristóbal tiene que terminar con el mismo mal de la Trini, pero si o si cuando falla el pulmón falla el corazón", lamentó Perey.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores