Pamela Toledo, la razón por la que se celebra el Día del Donante

Tenía 12 años cuando decidió que sus órganos debían seguir viviendo en otros. Su madre, María Ortiz, en medio de toda la pena por su muerte respetó la decisión. De eso ya han pasado 20 años. Hoy el 52% de los familiares del 2% de los potenciales donantes rechaza esa opción.

27 de Septiembre de 2015 | 11:48 | Por Verónica Marín Rebolledo, Emol
SANTIAGO.- Pamela Toledo tenía 12 años y como tal disfrutaba de su niñez a pesar de tener una epilepsia simple. "Andaba en patines, en bicicleta y le gustaba ser libre. Era scout y siempre muy preocupada por los animales y el medioambiente", la recuerda su madre, María Ortiz, cuando hoy se cumplen 20 años de que falleciera.

Gracias a Pamela y que ella se convirtiera en la primera paciente pediátrico donante en Chile, hoy se conmemora junto con el aniversario de su muerte, el Día Nacional de Donante de Órganos y Tejidos.

"Estaba tomando sus medicamentos para la epilepsia, pero un día le dio una descompensación porque éstos ya no eran suficientes o indicados para los cambios que estaba sufriendo al estar creciendo. Eso la bajoneó (sic) harto y viendo la televisión supo de todos los niños que morían esperando un trasplante. Ahí me dijo algo que en ese momento para mí fue una tontera: que si pasaba algo ella quería ser donante", relató María Ortiz a Emol.

Dos semanas después, cuando ya se había recuperado, como todos los domingos Pamela fue a su reunión de scout, pero allí se desmayó.

"Cuando llegué al hospital me comunicaron que había tenido un Accidente Cerebro Vascular (ACV). Antes de irse me había dicho 'te quiero mucho mamá' y yo como siempre: 'cuídate hija', y desde ahí nunca más pude hablar con ella".

En medio de eso, un doctor les comunicó a María y su familia que "Pamelita" era la perfecta donante. "Ahí mi hijo (Gregory) se acordó de lo que nos había dicho, lo conversamos y aceptamos y donamos todos sus órganos".

En ese momento comenzaron todos los trámites- que no fueron pocos- ya que hasta ahí este era un tema que funcionaba "en pañales". "En el Hospital de Talca nunca se había hecho, además era la primera vez que tenían un donante pediátrico", afirma Ortiz.

Era tal la inexperiencia que además de coordinar con la Fuerza Área de Chile,- como se hace cada vez que se requiere- algunos voluntarios debieron apoyar al avión que trasladó los órganos, pues no había luz en el Club Aéreo de Talca, así que debieron ubicar sus automóviles para iluminar la pista aérea.

Y gracias a toda esa gestión y a la actitud de la familia de Pamela, los adultos Orlando Ballesteros y Marcos Valenzuela -los únicos que fueron compatibles-, pudieron seguir viviendo con los riñones que necesitaban.

"Fue algo muy bonito, ella siguió viviendo en otras personas", dice emocionada María Ortiz y hace un claro llamado: "Tienen que hablarlo antes para que cuando ocurra algo, uno sepa qué es lo que debe hacer y respetar el deseo de ellos; uno no puede ir en contra de la voluntad de las personas. La gente dice yo soy donante pero llega el momento y las familias dicen que no. Ahora para mí la pena es distinta, uno se siente orgulloso".

De 2% de potenciales donantes, 52% de familias lo rechaza


Hoy hay ocho personas que son prioridad nacional de trasplante, de ellos tres son niños. El problema es que del 52% de los familiares del 2% de los fallecidos que está en condiciones de ser donante, rechaza esa opción a la hora de ser consultados.
José Luis Rojas:
"El cambio no es sólo cultural, también debe haber un cambio en el
sistema sanitario. Hemos logrado ampliar la red de profesionales
respecto a este tema"

La ley ahora dice que todos somos donantes a no ser que digamos lo contrario ante notario y la familia es garante de la última voluntad. Desde que la normativa está vigente, 12 mil personas han realizado dicho trámite. Y desde el 2010 al 2013, cuando existía la posibilidad de responder en el Registro Civil, cuatro millones de chilenos rechazaron esta posibilidad.

Según cifras de la unidad de Coordinación de Transplantes de Órganos y Tejidos del ministerio de Salud, hoy se requieren 1.600 riñones, 100 hígados, 20 corazones, 50 pulmones y 10 páncreas para ir en ayuda de las personas que los esperan. Y hasta ahora sólo se han realizado 250 trasplantes provenientes de 88 donantes.

"El cambio no es sólo cultural, también debe haber un cambio en el sistema sanitario. Hemos logrado ampliar la red de profesionales respecto a este tema. Ahora hemos logrado que se ocupen más órganos de los donantes, pero necesitamos que esto se mire más como un acto de profesionalismo y no como un voluntarismo", asegura José Luis Rojas, coordinador nacional de trasplantes.

Y añade que para empezar a hablar de una "cifra satisfactoria para nuestro país, tendríamos que tener 170 donantes y 450 trasplantes al año".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores