Guillier entrega primeras definiciones programáticas y recalca que "escuchar a la gente no es populismo"

Si bien el senador independiente aclaró no ser enemigo de los partidos, realizó un duro diagnóstico de la clase política. Asimismo, criticó al Gobierno del ex Presidente Piñera, acusando que "fue un tiempo perdido, porque no pasó nada y se fue".

07 de Enero de 2017 | 13:51 | Por María Cristina Romero, Emol
Aton
SANTIAGO.- En su primera intervención como candidato presidencial del PR, el senador Alejandro Guillier (IND) entregó sus primeras definiciones programáticas. A la vez que recalcó que "escuchar a la gente no es populismo".

Esto minutos después de ser proclamado en un masivo evento en la Cúpula del Parque O'Higgins, y el que congregó además a representantes de distintos partidos oficialistas e independientes.


A su juicio, "no es la sociedad chilena la que está en crisis, no es nuestra sociedad la que se ha indisciplinado o que se ha descarrilado o perdido la noción del orden, como algunos diagnostican y que ven poco menos que el derrumbe de Chile y la peor crisis de su historia (...) La sociedad chilena está sana, está reclamando lo que tiene Justicia, respeto y dignidad, es la clase política la que no logran verlo".

"El hombre común quiere participar en la toma de decisiones y quiere sentirse parte de las transformaciones, por lo tanto, que nadie se confunda: escuchar a la gente no es populismo, es democracia", agregó el ahora abanderado de los radicales.
A renglón seguido aclaró que "no soy antipartido, no escondo mi condición de político, pero no quiero ser como aquellos que les quieren enseñar cómo es la cosa, porque no me convencen, porque no funciona así, y si no porque están como están".

Con ello, sostuvo que "no soy enemigo de los partidos, yo creo en los partidos políticos como agentes de Gobierno, sólo que pienso que son para gobernar con la gente, para la gente y no para gobernarse para sí".

"Quiero invitar a los políticos y a mí mismo que soy parte de ese mundo, a volver a movilizarnos con esa misma ética ciudadana (del regreso a la Democracia) para hacer posible el Chile que queremos. El encuentro del humanismo, sea de la vertiente socialdemócrata o de la vertiente socialcristiana tiene una raíz común, el compromiso con el pueblo. Si se rompe, seremos de una irresponsabilidad histórica nuevamente, porque le entregaremos el Gobierno a la derecha para que eche atrás todos los avances que hemos logrado".

Crítica a Piñera y reconocimiento a Bachelet


El senador además criticó duramente el gobierno "bursátil" del ex Presidente Sebastián Piñera, de quien dijo no hizo "ni una sola reforma real y sustantiva, ni una, ni siquiera en el plano económico donde tiene tantos éxitos personales".

Para Guillier, el mandato de Piñera "fue un tiempo pedido, porque no pasó nada y se fue".

Con ello, valoró la gestión de la actual Mandataria Michelle Bachelet, de quien dijo fue "quien se hizo cargo de las demandas ciudadanas, podemos discutir que ha faltado mejor eficacia, más participación, que ha faltado más elaboración de los proyectos de ley, que las reformas no siempre han tenido ejes suficientemente claros, todo lo que quieran. Pero ella le cambió la agenda al país y estamos discutiendo temas que eran absolutamente prohibidos hace cinco años. Es otro Chile".

Además, indicó que "no hemos sabido construir las reformas con la profundidad que la ciudadanía quiere, quizás porque no hemos leído bien el signo de los tiempos", añadiendo que la política es "muy en la cocina, entre parlamentarios, entre políticos" y no con la gente.

Las primeras definiciones del candidato


En su extensa intervención de casi una hora, Guillier dio cuenta de sus primera definiciones programáticas en distintos ámbitos. En primer lugar, apuntó a "promover políticas y legislación para profundizar esa diversidad de la sociedad chilena y encausarla constructivamente. Primero llegó la hora de saladar esa deuda histórica con los pueblos originarios de Chile".

Al respecto, el abanderado del PR anunció que no se trata de abordarlo como un tema de pobreza, sino que apuntó al reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas y proteger su identidad.

En segundo lugar, el legislador abordó la necesidad de avanzar más en temas de género, apuntando a que todas las leyes que se aprueben "estén pensadas no sólo en hombre, sino en la mujer". Luego, manifestó que se debe lograr la plena inclusión de la diversidad sexual, anunciando la idea de conseguir la aprobación de la ley de género y de matrimonio igualitario, entre otras.

En educación, en tanto, el senador planteó la idea de poner en el centro a los profesores, directores y apoderados, junto a los alumnos, criticando de paso la efectividad de las pruebas como el Simce y la PSU. Además, precisó que pondrá el foco "primero en educación pública, calidad y gratuidad, vamos a avanzar en esa línea ", poniendo el énfasis en la educación parvularia y la técnico profesional.

El senador además recordó su compromiso con la regionalización y la descentralización del país. Asimismo, destacó "hay que repartir el poder, está demasiado concentrado en pocas manos y en un lugar geográfico específico, ocho cuadras alrededor de La Moneda, ahí se toman las decisiones de Chile".

Con ello, acotó que "el gran cambio que Chile necesita es asumir que el modelo rentista basado en la explotación de los recursos naturales tocó techo, más allá de si lo hicieron bien o mal, ya no es capaz de seguir mejorando la calidad de vida de los chilenos. Necesitamos diversificar la economía y el eje de todo ese proceso es la Pyme".

Otro tema presente fueron las pensiones, donde el senador aseguró que el sistema de AFP "fracasó", agregando que "necesitamos avanzar hacia un sistema que conjugue el esfuerzo personal, pero el aspecto solidario con dos compromisos. Primero que ninguna familia chilena reciba menos del sueldo mínimo actual (...) y segundo, que corrija la enorme inequidad entre hombres y mujeres".

"El fondo de pensiones no sólo debe dar rentabilidad para que haya mejores pensiones, sino que tiene que ser el capital que invierta en el desarrollo productivo del país", sentenció.

Finalmente, Guillier cerró su discurso enviando un mensaje a la coalición y aquellos que no se sienten identificados con ella, aseverando que "quebrarla por matices o por consideraciones oportunistas de tipo electoral en lo inmediato es una irresponsabilidad", llamando a trabajar por la coalición y a que "no nos demos patadas entre nosotros y discutamos ideas".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores