EMOLTV

Javiera Benítez, la socióloga a cargo de enfrentar la delincuencia en Las Condes: "La gente sigue sintiendo temor"

La directora de seguridad ha contribuido en la implementación de una serie de medidas en contra la delincuencia en Las Condes. El uso de drones parlante, gas pimienta, esposas y electroshock, han sido algunas de las controversiales innovaciones.

02 de Agosto de 2017 | 07:02 | Por Camila Reyes, Emol
imagen

La jefa de seguridad de Las Condes, Javiera Benítez

Emol
SANTIAGO.- Drones con cámaras, multas a limpiadores de vidrio en los semáforos y nuevos implementos para los guardias de seguridad, incluyendo gas pimienta y electroshock, son algunas de las medidas que ha impulsado el alcalde Joaquín Lavín para el combate de la delincuencia en Las Condes.

Muchas de estas medidas –aplaudidas por vecinos y calificadas de "invasivas" por sus críticos- han sido secundadas por Javiera Benítez (37), la socióloga a cargo del departamento de seguridad del municipio.

Titulada en la Universidad Católica, en 2010 fue designada como subdirectora de Conace (actual SENDA) y un año después asumió como delegada de Interior en el programa de intervención de desarrollo social en La Legua durante el gobierno de Sebastián Piñera.

"El temor de la gente no va aparejado con la realidad del delito. Hoy día la gente puede decir ´oye sí, las cifras han disminuido, pero yo todavía tengo miedo y pasan delitos porque yo los veo´ y eso es una realidad", sostiene Javiera Benítez.

¿Desde la sociología, porqué surge tu interés por la seguridad pública?
Siempre ha existido una vinculación entre droga y delito. Ya sea robar para cometer delito, o cometer delito bajo la influencia de las drogas. Me ocupo del tema de la seguridad pública desde la perspectiva de prevención, de entender los problemas que son la raíz de la delincuencia.

¿Cuál es la realidad de Las Condes, considerando que es una comuna de altos ingresos?
Tienen realidades muy distintas, una de ellas es que es una comuna de tránsito. Pero también tiene una realidad más oculta, que no está en el imaginario colectivo, que es la parte más vulnerable socialmente, que tiene problemas de tráfico de drogas, de maltratos familiares y de violencia.

¿Está la delincuencia de Las Condes vinculada a que es una comuna de paso?
Las Condes es una comuna que recibe mucho delito, que tiene mucho tránsito de personas. En Las Condes viven 300.000 personas, pero recibimos alrededor de un millón de personas diarias que vienen a trabajar, o a hacer otras actividades como comprar, ya que tenemos muchos centros comerciales, a alojar, porque hay muchos hoteles, convirtiéndose en vecinos de Las Condes en las horas diurnas.

¿Pero qué diferencias existen por ejemplo con la situación que viste en La Legua?
El problema de La Legua ha sido siempre la violencia asociada al consumo y tráfico de drogas. En cambio, la cifra de delitos de mayor connotación social es muy baja. En Las Condes, los delitos de mayor connotación social son más elevados. Al tener distintas zonas, tenemos distintos tipos de problemas. En las comerciales y de mayor tránsito de personas el hurto y el robo por sorpresa son los mayores problemas. En zonas residenciales, tenemos el desafío de delitos violentos que se producen al interior de las viviendas y a automovilistas.

¿Entonces, cómo se enfrenta el problema de la delincuencia en Las Condes?
Vamos por dos lados. Uno es reducir el foco de creación y generación de personas que cometen delito con programas más sociales: erradicando el tráfico de drogas, por ejemplo. Y por otro lado se toman medidas para disuadir que se cometan delitos. En esa línea va lo que hemos anunciado, como por ejemplo la instalación de reconocimiento facial, lecturas de placa de patente para buscar los autos robados, instalar más de 200 cámaras en la comuna, y así ejercer una labor preventiva.

¿La disminución en las cifras de delincuencia se refleja en la sensación de seguridad de las personas?
Las Condes es la comuna que más ha bajado los delitos en el país durante este año, con una caída de 15,2%. Tenemos 322 delitos menos este año, pero la gente sigue sintiendo temor. El temor de la gente no va aparejado con la realidad del delito. Hoy día la gente puede decir ´oye sí, las cifras han disminuido, pero yo todavía tengo miedo y pasan delitos porque yo los veo´ y eso es una realidad.

¿Y cómo pretenden disminuir la percepción de temor en los vecinos?
Al ser una sensación, es altamente subjetiva y es un desafío enorme de abordar. Entre las cosas que se pueden hacer están las intervenciones en los espacios públicos: iluminando calles, limpiando parques, borrando grafitis y disminuyendo todos los elementos que den la sensación de lugares descuidados y abandonados. Además, entregamos alarmas para las viviendas, que están conectadas a la central de seguridad ciudadana de Las Condes. También educar y enseñar formas de prevenir el delito, hoy estamos empezando un piloto de realizar una evaluación, casa a casa, de las medidas de seguridad del exterior de las viviendas a fin de poder entregar recomendaciones a los vecinos.

¿Y tú has sentido miedo al ser la cara visible de la seguridad en Las Condes?
En realidad no, ya que la cara visible es el alcalde Lavín. Yo sólo trabajo para él.

¿Cuáles son los próximos proyectos de seguridad para la comuna de Las Condes?
Estamos trabajando en muchos proyectos, sobre todo enfocados en la innovación tecnológica. El delincuente es desafiante porque siempre logra encontrar derrotar la nueva tecnología que inhibe el delito. Por lo tanto, es una psicología de escalada, que el que no se pone creativo te ganan la carrera.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?