EmolTV

Funcionaria de Metro que ayudó a calmar a niño con autismo: "No había dimensionado el impacto que causó"

Francesca Vásquez trabaja desde hace tres años en el tren subterráneo como jefa de estación y ayer fue protagonista de una publicación en la que una madre le agradeció por ayudar a calmar a su hijo que sufría una descompensación.

20 de Octubre de 2017 | 15:57 | Por Francisca Domínguez, Emol
SANTIAGO.- Pasadas las 15:00 horas de ayer, Francesa Vásquez, la jefa de estación de El Llano del Metro, estaba en su oficina recibiendo el turno que para ella recién comenzaba, cuando escuchó gritos y llantos de un niño en el andén.

"Salgo de la oficina y me percato que había un tren detenido en la estación, donde se encontraba Sandy con su bebé en el andén. El niño estaba muy cerca de la línea amarilla, más bien pasando la línea amarilla y llorando muy fuerte y muy inquieto también", contó la funcionaria de 25 años a Emol.

Era Sandy Fredes y su hijo Martín, que estaba sufriendo una descompensación en ese momento producto del Autismo que padece.

"En ese momento yo no tenía idea que el niño tenía Autismo, simplemente para mí era un niño que estaba llorando, entonces le pregunto (a la madre) cómo la puedo ayudar, me dirijo hacia el niño, le hablo y él me miraba y sigue llorando", explica.

Tras varios minutos en que tanto la madre como Vásquez intentan calmar al menor, la jefa de estación repitió su pregunta, a lo que Fredes le revela que Martín no hablaba por su trastorno.

La mujer le explicó que cualquier situación fuera de lo normal le genera un estrés agudo y lo hace entrar en estas crisis, y que el episodio de hoy se debía a un cambio en su rutina que debían hacer esa jornada.

"Ella me dice que (a su hijo) le encantan los trenes. Fuimos a la oficina, le imprimo un trencito y automáticamente yo le entrego el tren y él para de llorar, se pone a reír y empieza a caminar como si nada hubiera pasado"

Francesca Vásquez
"Ella le venía explicando con pictogramas cómo iba a ser la situación, pero él igual se estresó al salir del tren", comentó Vásquez.

"Entonces en ese momento ella me dice que le encantan los trenes. Le dije que me esperara, (la madre) lo tomó en brazos y fuimos a la oficina. Le imprimo un trencito y automáticamente yo le entrego el tren y él para de llorar, se pone a reír y empieza a caminar como si nada hubiera pasado", relató.

Después de agradecerle por su ayuda, la madre y su hijo se retiran del lugar en dirección a la salida, pero Fredes se da vuelta y le pregunta desde la escalera si le puede tomar una fotografía. "Yo le digo 'por qué' y ella me dice 'no, por nada' y se va".

Viral en redes sociales


Vásquez trabaja desde hace tres años para Metro. Empezó como jefa de estación en modalidad de sábados y domingos y desde mayo de este año se desempeña en la semana como jefa de estación en El Llano, en la Línea 2.

Al salir de su turno ese jueves en la noche, recibió un llamado en el que le comentaron que había una publicación de Facebook circulando sobre ella y lo ocurrido unas horas más temprano.

"Para mí es súper habitual este tipo de situaciones en las estaciones, no sólo con niños con Autismo, (sino también) con personas que sufren ataques de epilepsia, accidentes o incidentes de salud, adultos mayores extraviados"

Francesca Vásquez
"No le tomé importancia en verdad, porque era una publicación más en Facebook y ahí iba a quedar", señaló.

Sin embargo, al despertar al día siguiente y revisar su celular "ya tenía 50 mensajes en Whatsapp, mil llamadas, mensajes por correo, y ahí recién yo me empecé a dar cuenta de la situación, como que no había dimensionado que había causado tal impacto en las personas un gesto que para mí es tan habitual".

Incluso cuenta que hoy durante su jornada laboral, algunas personas la reconocieron y la saludaron. "Generalmente la gente que nosotros ayudamos es agradecida, pero no se dan estas instancias como pasó en este caso", dijo.

En Metro también recibió apoyo. "Mi jefe fue el primero que me llamó cuando prendí el teléfono ayer, los jefes de línea me han apoyado harto y los colegas también están muy contentos con la situación, porque ven esto como un reflejo a la labor que nosotros cumplimos", manifestó.

Vásquez aún no entiende por qué a la gente pareció gustarle tanto el caso de Sandy Fredes y su hijo Martín. "Para mí es súper habitual este tipo de situaciones en las estaciones, es algo que nosotros estamos día a día, no sólo con niños con Autismo, (sino también) con personas que sufren ataques de epilepsia, accidentes o incidentes de salud, adultos mayores extraviados", comentó.

"Entonces, independiente de cuál sea el problema y de la situación que sea, tratar de ayudar a la gente en estos casos que salen de la habitualidad es como el foco que nosotros tenemos que seguir", concluyó.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores