La semana de sinceramientos en que el lenguaje "realista" se tomó la agenda de La Moneda

"Digamos las cosas como son" y "quiero decir las cosas con claridad y con franqueza", fueron parte de las expresiones usadas por el Presidente Sebastián Piñera para transparentar algunas situaciones.

10 de Marzo de 2019 | 08:01 | Por María Cristina Romero, Emol

El Presidente Sebastián Piñera durante una actividad el lunes cuando visitó una pyme.

El Mercurio/ Archivo.
SANTIAGO.- "Ahora, quién lo paga, al final digamos las cosas como son, el usuario paga todo". Con esas palabras, el Presidente Sebastián Piñera se refirió el martes pasado -en el matinal de Canal 13- al cambio de los medidores inteligentes, transparentando una situación que ha generado polémica entre los usuarios y el mundo político por su aprobación.

Este episodio se sumó a otros durante la semana en que el mismo Piñera y algunas autoridades de Gobierno abordaron la contingencia con un tono medido, aterrizando las expectativas que podrían generarse en 2019.

Ya el lunes, durante el primer comité político ampliado con los partidos en La Moneda y que contó con la participación del propio Mandatario, se fijó la estrategia para enfrentar a la oposición ante sus advertencias sobre no apoyar ciertas reformas, ni siquiera al momento de votar la idea de legislar.

Así, ante el posible rechazo del proyecto de modernización tributaria en su fase inicial, desde el oficialismo señalan que si bien tenderán a la búsqueda de acuerdos, en caso de que la oposición no apruebe la medida, la idea es traspasar la responsabilidad a los parlamentarios opositores, quienes deberán responder ante la ciudadanía.

"Vamos a seguir trabajando con todos, pero naturalmente nadie está obligado a lo imposible, si alguien no quiere establecer un diálogo y una búsqueda de acuerdos para que Chile de un salto hacia adelante no podemos obligarlo", reconoció el miércoles Piñera, en entrevista con Radio Duna.

Algunos leyeron en esta postura una idea de abandonar la lógica de los "grandes acuerdos" que primó, al menos en el discurso, el año pasado en el Ejecutivo.

En ese contexto, en La Moneda explican que más allá de la aprobación o no de proyectos de ley, hay varias materias en las que se puede avanzar por la vía administrativa y buscarán ocupar esta opción para proseguir en su agenda. .

Así lo confirmó el jueves la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, al señalar en Radio Agricultura que si bien seguirán en la línea de lograr acuerdos "nadie está obligado a lo imposible".

"Vamos también a privilegiar mucho la vía administrativa, porque hay muchas cosas que se pueden hacer, no a través de proyectos de ley, cómo lo hicimos con migración, por ejemplo, como lo hemos hecho con otros temas, porque el mandato de los chilenos es claro", sostuvo Pérez.

Aterrizaje de las cifras económicas


El miércoles también fue el titular de Hacienda, Felipe Larraín, quien se encargó de sincerar las expectativas de crecimiento para la economía chilena, apuntando que sería un "tremendo logro" que la economía se expanda un 3,5% o más este 2019.

Con esto, el ministro se alejó de la actual proyección oficial del Gobierno (3,8%), la que sería rebajada en junio. Desde el Ejecutivo comentan que lo dicho por Larraín se condice con la realidad económica mundial, la cual podría afectar a Chile.

Cabe recordar además que el año pasado uno de los puntos que se criticó al Gobierno, incluso desde Chile Vamos, fue las diferencias entre las expectativas económicas de la gente y las buenas cifras en la materia, apuntándose a comunicar mejor los avances en esta área. Esto dado que consideraban que las personas no percibían la llegada de "los tiempos mejores", en alusión al eslogan de la campaña presidencial.

Fuentes del Gobierno explican que desde la primera administración de Piñera siempre han sido contrarios a las expectativas, o bien a que estas superen los límites, prefiriendo dar cuenta de una proyección económica "más realista" y que tal vez podría ser superada positivamente.

"Vamos a ver qué ocurre, pero hay que hablar y ser realistas en los mensajes que enviamos a la ciudadanía y al mercado, en el sentido de tratar de que las expectativas correspondan más o menos a lo que es razonable esperar", manifestó Larraín.

Uso del lenguaje


Las mismas fuentes de Palacio explican que si bien en la semana se dieron varias "coincidencias" en la línea de sincerar posturas o cifras, el Presidente siempre ha sido partidario de usar un lenguaje más realista de cara a las personas.

Dicha premisa se vio reflejada cuando abordó la problemática de los medidores inteligentes, usando el término "digamos las cosas como son", línea que se repitió más tarde al hablar de las pretensiones de los empresarios ante la reforma tributaria, utilizando la expresión "yo quiero decir las cosas con claridad y con franqueza".

Piñera planteó en Radio Duna que no consideraba oportuna rebajar la tasa de impuestos de Primera Categoría, tal y como dijo en su cuenta pública del pasado 1 de junio.

"Yo quiero decir las cosas con claridad y con franqueza, el presidente de la Sofofa defiende los intereses de los empresarios, por tanto, por supuesto que a los grandes empresarios les gustaría que les rebajaran las tasas. Pero yo defiendo los intereses de todos los chilenos y esa es una diferencia grande". Franqueza que generó inmediatas reacciones en el gremio.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores