Argentina cambió sistema para contabilizar decesos por covid-19 en Buenos Aires: Qué considera esta nueva metodología

Las autoridades de la mayor provincia de Argentina ejemplificaron con Chile y otros países para dar cuenta de las dificultades a nivel mundial que se han tenido para mantener el registro de fallecidos.

26 de Septiembre de 2020 | 23:16 | La Nación, GDA/Editado por Tomás Molina, Emol
EFE
Luego de cuatro jornadas con altos números de muertos en la provincia de Buenos Aires, en Argentina, a raíz del ingreso al sistema de fallecidos de hasta tres meses atrás, la administración del gobernador Axel Kicillof presentó una nueva herramienta para el registro de información de la Covid-19. Con el nuevo sistema, la provincia pasó de 8.983 muertos a 12.566. Y aumentó su tasa de letalidad en un punto porcentual: pasó de 2,2% a 3,2%.

Los funcionarios aseguraron que este nuevo sistema permitirá terminar con las especulaciones respecto del número de contagiados, recuperados y fallecidos.

"Con el desafío de medir la pandemia en tiempo real, comenzamos a utilizar información proveniente de tres bases de datos. De esta manera, recategorizamos los datos de mortalidad por coronavirus y evitamos el subregistro de los mismos, un problema existente en todos los países del mundo", explicó Daniel Gollán, ministro de Salud bonaerense.

Luego detalló: "El 60% de los datos actualizados corresponden al sector privado y el 40% al público. Dentro del sector público, el 39% corresponde a hospitales provinciales, el 2% a nacionales y el 59% a municipales".

"La demora en la carga de datos en pandemia es algo mundial. No solo de acá. El dato de los muertos lo tenemos que tener para poder evaluar cómo vamos en la pandemia. Eso no lo vemos reflejado por la demora en la carga de datos", explicó Gollán, y agregó: "Puede pasar que cuando se produzca el último muerto de la pandemia, vamos a seguir registrando. Eso nos da una visión distorsionada".

Hasta ahora, la Provincia basaba sus datos de fallecidos solo en los datos que se subían al Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SNVS), que forma parte del Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA), que es la fuente rectora de este tipo de información en la Argentina.

Con la nueva herramienta de registro, la Provincia incorpora dos fuentes más que permiten, aseguraron las autoridades, acceder a la información de manera eficiente y en menor tiempo. La primera de ellas es el Sistema de Gestión de Camas (SIGEC). Este sistema de gestión de camas creado en la Provincia durante la pandemia unificó la información del sector público y privado, identificando ingresos y egresos de pacientes en tiempo real. Esto permite tener una segunda fuente de información complementaria la SISA que muestra el número de fallecidos en función de los egresos en las camas. Es decir, cuando el sistema de camas registra un egreso se asienta el motivo y de ahí surge una estadística de fallecidos.

Por otro lado, se utilizará a partir de ahora la digitalización de certificados y actas de defunción del Registro Provincial de las Personas: por primera vez, se avanzó en la digitalización, que es esencial para tener una base de datos unificada.

Dificultad de conteo en otros países, entre ellos, Chile

Luego, tomó la voz Carlos Bianco, jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, y explicó la dificultad para contabilizar los muertos es algo que sucedió en muchos países de la región y del mundo. Así, tomó como ejemplo a España, México, Brasil, Perú, Ecuador, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Chile.

"El conteo de los fallecimientos por covid en el mundo es un desafío muy complejo", afirmó, añadiendo que en "España se denunció que son 53 mil los muertos por coronavirus, 24 mil más que los que fueron informador oficialmente; en Brasil las cifras perdieron total legitimidad y los medios vienen denunciando en bajo registro de muertes; en Perú la ministro de Salud en su momento cuando los números oficiales indicaban que eran 20 mil los fallecimientos admitió que la cifra real sería más del doble, cerca de 47 mil".

"En Chile cuando se sostenía que eran cerca de 2.900 los casos, se sostenía al mismo tiempo por otros medios que la cifra real podía superar los cinco mil muertos", agregó.

"En Chile cuando se sostenía que eran cerca de 2.900 los casos, se sostenía al mismo tiempo por otros medios que la cifra real podía superar los cinco mil muertos".

Carlos Bianco
Mientras que en Ecuador, Continuó Bianco, "en Ecuador se supone que la cantidad real por muertes por coronavirus es hasta 15 veces mayor, según los datos de prensa. Grandes problemas en Nueva York (Estados Unidos) también. En Francia y Reino Unido al principio, donde solamente se contabilizaban aquellos fallecimientos por covid que sucedían en los hospitales, pero no se contabilizaban aquellos que fallecían en sus casas, en los geriátricos o en algún otro tipo de localización".

El inicio de la controversia

Las controversias habían comenzado el pasado lunes, cuando un nuevo salto de fallecidos por coronavirus Covid-19 reportados en el país generó alarmas. De la mano del récord de 429 nuevas víctimas fatales del virus SARS-CoV-2, se conoció que 276 (64% del total) correspondían a la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, al analizar en detalle el listado, se comprobó una gran demora en la carga de fallecidos en el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud (SNVS) de los centros de salud públicos y privados de la provincia de Buenos Aires.

Solo 34 de esas muertes informadas por Buenos Aires, el 12% de los 276, ocurrieron entre el sábado y el lunes. El resto se remonta a fechas anteriores, que llegan hasta el 30 de junio. Incluso, la provincia más populosa del país es la única que ingresó estos días fallecidos con fecha anterior al 1 de agosto.

Del total, 201 (72%) ocurrieron hace más de un mes. Las más "antiguas" son cuatro personas que murieron hace 84 días y recién fueron contabilizadas anoche dentro de las estadísticas nacionales. Mientras que el domingo Buenos Aires tenía 7.698 muertos, según sus propios registros, que difunden cada mañana, el jueves ya sumaba 8.867. Es decir, una suba del 13% en solo cinco jornadas.

Consultados por esta situación desde la administración de Axel Kicillof habían explicado a La Nación que se debía a que estaban rastreando en los registros si hubo muertos por Covid-19 que fueron ingresados con otra causa de muerte y que se pidió a los centros de salud que se pusieran al día con la carga de datos. Además, adelantaron que dicho se puede repetir o superar esta semana.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores