¿Primarias o pactos por omisión?: Expertos analizan futuro de la oposición tras las dudas del FA

En medio de las conversaciones que están sosteniendo los distintos bloques de la centroizquierda, los analistas coincidieron en que el resultado de ellas tendrá un efecto en la conformación de una eventual convención constituyente.

28 de Septiembre de 2020 | 16:05 | Por Felipe Vargas Morales, Emol
Emol.
"Descartamos la propuesta de un pacto único nacional para primarias que desconoce nuestras diferencias con los sectores conservadores y neoliberales del país", señaló la declaración emitida ayer por el Frente Amplio (FA), cerrando la puerta momentáneamente al llamado del resto de la oposición para definir juntos los candidatos a alcaldes y gobernadores.

La determinación fue criticada por los partidos de la ex Nueva Mayoría (NM). Sin embargo, durante este lunes ya han habido señales de que la postura inicial frenteamplista pueda cambiar si se acogen tres puntos: "Mínimos programáticos que garanticen transformaciones profundas a la sociedad; segundo, primarias con todos los incumbentes y tercero, sin candidatos vinculados a la corrupción y al clientelismo".

En ese contexto, distintos expertos analizaron junto a Emol el futuro del sector, coincidiendo en que la definición del FA es la adecuada de acuerdo a sus objetivos políticos, pero perjudicial para derrotar a la derecha en las elecciones que se aproximan. Asimismo, recomendaron a la ex NM no insistir ante esta negativa.

En cuanto a las primeras conclusiones que deja la movida frenteamplista, el cientista político y académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, dijo que "es un hecho que la centroizquierda va a competir dividida, y no porque las cúpulas no llegaron a un acuerdo, sino porque las bases sociales también están fracturadas".

"Es difícil que un votante DC apoye a un candidato frenteamplista en el contexto de un pacto por omisión, y más difícil aún es que un votante frenteamplista apoye un candidato DC. Por tanto, no tiene sentido que la ex Concertación se humille tratando de convencer al Frente Amplio de entrar a un proceso de primarias", añadió.

A su juicio, "eso será reeditar la NM, que se construyó para ganar una elección, pero no para gobernar Chile. Desde el FA saben que es una estrategia instrumental de los partidos tradicionales, y están claros que en este momento, lo mejor para ellos es expandir su oferta de candidatos y no reprimirla, pues están en fase de crecimiento”.

En tanto, el cientista político y director de Tres Quintos, Kenneth Bunker, comentó que "lo interesante de lo que está pasando ahora es que la forma en que los partidos están decidiendo hacer pactos son un buen indicio de cómo podrían ir en la elección de abril, considerando que lo más probable es que tengamos una elección de convencionales".

"Esa elección es simultánea a las municipales, entonces van a haber muchas candidaturas que se van a tener que definir y en eso ningún partido va a querer perder mucho poder y lo que vemos en la centroizquierda es que hay al menos cuatro coaliciones, yo anticiparía que esa va a ser la distribución de listas", agregó.

En esa línea, Bunker advirtió que "si miramos ese escenario hacia adelante, la división de esas listas que alcanzarían entre un 60% y 80% en el Apruebo, podrían perder ante una lista mucho más unida como es la de la derecha. Entonces la sobre fragmentación en la izquierda podría ser contraproducente".

Mientras, el cientista político y académico de la Universidad del Desarrollo, Miguel Ángel Fernández, sostuvo que "pareciese que el rumbo a seguir será más cercano a la instalación de tres bloques políticos que de una competencia entre la centro-derecha y una coalición amplia de la centro-izquierda".

"Los incentivos institucionales que instaló el sistema proporcional comienzan a mostrar su efecto sobre la coordinación de las fuerzas. Así, pareciese que el FA responde a la propuesta de unidad con una lógica basada en el cálculo electoral. ¿Para que necesitan negociar sus cupos si pueden tener representación con su 20% de votos?", dijo.

Asimismo, Fernández observó que "esta negativa tiene una estrategia de instalación en el tiempo. El discurso de la renovación va de la mano de instalar a los suyos en puestos de poder, y no así tranzar con otros. Los partidos del FA serían fuerzas secundarias en el escalafón de una lista única".

"Por eso, es mejor apostar a ser el mayor de un conglomerado más pequeño que ser el segundo o tercero de una coalición mayor. Lo que parece muy contradictoria es el mensaje con que se instalaron - mayor competencia y oferta política - con la petición actual de establecer pactos de omisión", recalcó.

Las estrategias para lo que viene

En cuanto a si creen que queda algún margen para la unidad opositora, Morales aseguró que "hay un pequeño margen, pero sería impresentable que el FA haya hecho una declaración pública señalando que no participaría en las primarias, y que al día siguiente tomara una decisión opuesta a esa declaración".

"Su decisión es de total racionalidad por dos cosas. Primero, porque saben que someterse a una primaria con partidos que aún conservan máquinas electorales, es ir al matadero. No es llegar y derrotar a partidos que tienen capacidad de movilización particularmente el día de la elección", explicó.

Según el experto, "el Frente Amplio aún no construye eso, por lo que ir a primarias es un riesgo innecesario. En segundo lugar, porque el ‘precio’ del Frente Amplio aumenta en un escenario de pactos por omisión. En un sentido estricto, su capacidad de chantaje es mayor en comparación con una primaria".

"Por tanto, el FA no tiene ningún incentivo para ir a primarias, y desde un punto de vista estratégico, es lo peor que podrían hacer pues deberían reprimir su oferta de candidatos, enfrentar a partidos con más experiencia de movilización electoral en primarias, y quedarían amarrados a un pacto electoral hasta abril", recalcó.

A juicio de Bunker, la declaración del FA "es un problema, porque es inconsistente con la estrategia de que la gente decida si es que hay un mecanismo que es primarias y deciden ir por pactos de omisión. Con eso están diciendo que los partidos se pongan de acuerdo y que la gente no participe".

"Esa es una negociación que se tiene que dar hacia adelante, pero imagino que fue una decisión cuidadosa del FA, sabiendo cuales eran las consecuencias de anunciar algo así. Yo creo que siempre van a estar abiertas las puertas para conversar, pero cada vez se hace más difícil", enfatizó.

Una visión distinta planteó Fernández, ya que ve que "una alianza de largo plazo con una visión compartida de país queda descartada. No así vínculos electorales esporádicos que surjan fruto de la realidad electoral vigente en un momento determinado".

"Con su declaración el FA descarta unirse a un proyecto común, pero también abraza la idea de que, si se avecina un triunfo de la derecha, estarían dispuestos a negociar una estrategia electoral que les permita derrotar a la derecha. Entre líneas se puede leer un ánimo de maximizar su diferencia con el resto de la oposición", indicó.

Qué debe hacer el resto de la oposición

Sobre la estrategia que tendrían que asumir los otros bloques opositores para revertir el impacto de la decisión del FA, Morales manifestó que "lo primero, es dejar de rogar al Frente Amplio. Es mejor morir de pie que vivir de rodillas. En segundo lugar, entender que sin perjuicio de algunos pactos por omisión, deberán enfrentar electoralmente al Frente Amplio en algunas comunas y regiones".

"Tercero, asumir que el Frente Amplio tiene como propósito reemplazar el rol histórico que ha tenido la centroizquierda chilena, lo que implica anularlos en el sentido político y electoral de la expresión. Cuarto, comprender que el Frente Amplio está en fase de crecimiento y que necesita conocer su techo electoral antes de pactar", recalcó.

Para Bunker, "los otros bloques opositores no son responsables de lo que haga el FA, ellos tienen que avanzar independiente de lo que haga el FA, no pueden estar pendientes de ellos, cuidándolos casi como si fueran sus papás, que irónicamente es cierto en muchos casos".

"Creo que debiesen avanzar de todas maneras (…) en ese sentido, la ex NM y Unidad para el Cambio pueden seguir sacando buenos resultados electorales, el costo va a ser sobre la composición final de la convención, la oposición podría perder la ventaja que hoy tienen si fueran unidos", detalló.

Mientras, Fernández apuntó que "dado el sistema de listas y los márgenes de seguridad electoral de las elecciones que se avecinan, la única forma que tiene la ex-Concertación de plantear un triunfo seguro sobre el Frente Amplio es volver a una lógica similar a de la coalición que les dio el poder por 20 años".

"Reducir el número de candidatos instalando una o dos listas les permitirá mantener niveles relativamente estables de representación, aún cuando podría afectar la suma total de votos que logren. Pensando en la cercanía de las municipales con las elecciones al Congreso, bien podría ocurrir que se dé una alianza parecida a la de 2012 (DC-PS y PPD-PR), solo quizás sin el PC", remarcó.

Según el académico, "realizar pactos por omisión puede ser muy peligroso. El FA crecería bajo dicha lógica a partir de quitarle porcentaje de votos a la antigua guardia de la centro-izquierda, y por ello no deberían aceptar una rendición de tal magnitud a su vocación de poder”.

Impacto en el Apruebo

Finalmente, sobre si la falta de propósitos electorales comunes en la oposición puede afectar la votación del Apruebo en el Plebiscito, Morales aseguró que "este desorden en la oposición no va a impactar sobre los apoyos, pero claramente va a incidir en los resultados de la mega elección de abril".

"Muchos creen que la construcción de los 2/3 para alcanzar las mayorías en la convención constitucional pasan por un acuerdo que vaya desde la DC hasta el FA. Si eso no fue posible para una elección local y regional, no hay buenas razones para pensar que esto se produzca en la discusión una vez instalada la convención", sostuvo.

Bunker añadió que "si la derecha logra meter la idea de que esto es una estrategia política, que es cocina, que en el fondo los del FA no están con el pueblo, sino que por negociaciones políticas podría beneficiar al Rechazo. El Apruebo no sufre tanto creo yo si es que cae la participación, entonces no debiera ser un problema".

"Mi intuición es que con esto la campaña del Rechazo debiese meter el punto de que hay que votar por esa opción porque los políticos se están poniendo de acuerdo, que va a ser política como siempre y que están vendiendo humo en el Apruebo", dijo.

En tanto, Fernández expresó que "veo un efecto nulo. Si algo ha demostrado la campaña y la franja es que la oposición no está coordinada de cara al Apruebo. La pregunta más importante es que efecto podría tener sobre una (altamente) posible candidatura de delegados constituyentes".

"En los sistemas proporcionales, en la unión está la fuerza; pero el Frente Amplio demostró que su cabeza está en elecciones más allá de este ciclo, y que pareciese que quieren poner la lápida en la vieja Concertación más rápido de lo que se creía", concluyó.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores