Pablo Ortúzar propone reemplazar la estatua de Baquedano por "un primer símbolo de un nuevo Chile, pero para todos"

El antropólogo e investigador del IES señala que el país se encuentra en una lógica de oposición y duelo de la cual debe salir. "Tenemos que pensar qué país vamos a dejarle a las generaciones que vienen", dice.

20 de Octubre de 2020 | 12:25 | Redactada por Consuelo Ferrer, Emol

El antropólogo Pablo Ortúzar.

El Mercurio (archivo)
"El arte nos permite prefigurar o acercarnos desde la estética, desde otra forma de la expresión, a imágenes y a cosas que todavía son difíciles de formular en el discurso hablado, en un registro más racional", afirmó este martes el antropólogo e investigador del Instituto para los Estudios de la Sociedad (IES), Pablo Ortúzar, en EmolTV, al abordar uno de los grandes debates que flotan en el aire nacional: el destino de la disputada estatua del general Manuel Baquedano en medio de la plaza que también lleva su nombre.

Durante todo el curso del estallido social, el monumento había sido rayado e intervenido por los manifestantes, pero en los últimos días la situación escaló: el viernes fue pintado por completo de rojo y el sábado amaneció en sus colores originales. El domingo, en el primer aniversario del 18-O, volvieron a aplicarle pintura roja, y el lunes estaba nuevamente "limpio". Se convirtió, dicen los expertos, en una batalla simbólica.

"La dinámica que se está instalando es una dinámica oposicional. Reduciéndolo a lo más simple, sería que los del Apruebo pintan la estatua y los del Rechazo la pintan de nuevo, la restauran entre comillas, porque además la pintan de negro", planteó Ortúzar. "Yo creo que sería bueno para todos los chilenos que empecemos a ver cómo salir de la situación mental o psicológica en que nos encontramos, que creo que es de negación o de negatividad, de ver los problemas y sentirnos enfrentados entre nosotros".

Para el antropólogo, la situación se asemeja a la de una persona que descubre una infidelidad por parte de su pareja y se resiente profundamente. "No quiere saber nada más. Se siente engañado, ultrajado y listo. Creo que ese es el estado (en el que estamos). Se ha hecho un duelo, un poco, del orden institucional, de las promesas no cumplidas, pero tenemos que salir de ese duelo y ponernos a pensar cómo vamos a hacer, qué país vamos a dejarla a las generaciones que vienen, en qué país vamos a vivir los próximos veinte años. No podemos estar eternamente en ese duelo y en esa negatividad", dijo.

Por eso mencionó el arte como una herramienta. "Tratar de empezar a construir símbolos de este nuevo acuerdo, de esta nueva convivencia, es algo positivo, algo bueno", propuso. "Tenemos la oportunidad de usar la Plaza Italia, especialmente a la estatua del general Baquedano, que involuntariamente mucha gente no tiene idea quién es, que además es un sepulcro —a mí me parece de muy mal gusto que un sepulcro esté involucrado en medio de toda esta cuestión— como un primer símbolo de un nuevo Chile, pero de un nuevo Chile para todos. No como un espacio de división, sino como un espacio de encuentro y de compromiso hacia adelante".

Revisa la entrevista completa en EmolTV.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores