EmolTV

Israel e Inglaterra: Los otros países con éxito de vacunación y las lecciones que dejan a Chile para evitar rebrotes

Aunque los expertos destacan las diferencias que han marcado la realidad epidemiológica de esos países, concuerdan en que es necesario "aprender" de su experiencia y las estrategias que han implementado.

01 de Agosto de 2021 | 15:21 | Por Daniela Toro, Emol.

Vacunas (imagen referencial).

Reuters.
Israel, Inglaterra y Chile han estado entre los primeros lugares a nivel mundial desde que iniciaron su proceso de vacunación contra el covid-19, y los dos primeros han servido como un ejemplo del curso de la pandemia y de la forma en que se implementan -o flexibilizan- las medidas sanitarias.

Inglaterra comenzó a inocular de forma masiva el 8 de diciembre de 2020 con AstraZeneca, mientras que Israel comenzó el 19 de ese mes, con Pfizer. Chile, en tanto, inició la campaña de vacunación masiva el 3 de febrero de este año, principalmente con Sinovac.

El jueves, Chile alcanzó el 79,54% de la población objetivo inoculada con dos dosis, lo que equivale a 12.091.226 personas. Si miramos la cifra en base al total de la población, un 64% del país está inoculado. Según datos de Our World in Data, el 62,7% de la población de Israel tiene su vacunación completa, y en Reino Unido un 55%.

Frente a porcentajes que se acercan, el Colegio Médico (Colmed) y expertos analizan las similitudes y diferencias del proceso, para ponerlo en perspectiva frente al punto en que está Chile: un buen escenario epidemiológico, la flexibilización de medidas y el riesgo de rebrotes como los que han experimentado esas naciones. "Con ellos, hemos visto en cierto modo el futuro de nuestra realidad", comenta el epidemiólogo y experto en Salud Pública de la Usach, Cristian García.

¿Qué tienen en común estos tres países? El secretario nacional del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, lo resume: "primero, Israel, Inglaterra y Chile, han elegido una estrategia de mitigación, es decir, de convivir con el virus. Segundo, los tres están en el tercio superior de países con mayor cantidad de contagios y fallecidos, y tercero, que han apostado por fuertes estrategias de vacunación".

Flexibilización de medidas


Es, precisamente, la estrategia de "convivir con el virus" la que ante la baja de casos, permite flexibilizar medidas si es que bajan los contagios. Chile aún no ha decidido acciones idénticas a Israel y Gran Bretaña, aunque sí se ha avanzado en un plan Paso a Paso menos restrictivo, incluyendo la reapertura de fronteras, todo ello, para quienes cuenten con pase de movilidad.

"Teniendo incluso con contagio comunitario de variante Delta, decidieron relajar las medidas, sacando uso de mascarilla, abriendo bares y discoteques, sobre todo inglaterra, y hoy están encarando una tercera ola con muchos casos y aumento de hospitalizaciones", dice Bernucci.

En efecto, ante la baja de casos, Israel optó en abril por quitar la obligación del uso de mascarilla en espacios abiertos, y a mediados de junio, en espacios cerrados, salvo excepciones como aeropuertos, geriátricos e instituciones de bienestar social. En tanto, hacia finales de mayo, se comenzó a permitir el ingreso de grupos organizados de turistas vacunados. Delta se hizo predominante en junio, por lo que el primer ministro, Naftali Bennett, restableció el uso de mascarilla en lugares cerrados.

Gran Bretaña tenía planificado levantar todas las restricciones a fines de junio, pero el aumento de contagios por la variante Delta los obligó a retrasar al 19 de julio la decisión. "Si no es ahora, ¿cuándo?", dijo el primer ministro Boris Jhonson, consciente que el relajamiento aumentaría los contagios, pero apelando a la responsabilidad individual y a "convivir con el virus". Todo ello, mientras los contagios siguen al alza.

Variante Delta


Los expertos coinciden en que aún es muy pronto para proyectar si la variante Delta se podría convertir en la predominante en Chile, aún cuando en la experiencia de los otros países así lo indique.

El infectólogo Mario Calvo, de la Universidad Austral explica que en el momento en que ingresó Delta a Gran Bretaña, "la mayoría de vacunados tenía una sola dosis", lo que explicaría por qué ésta se hizo predominante, en un medio donde la variante de mayor presencia era Alfa.

En el caso de Chile, "hace dos o tres meses teníamos Gamma y Lambda cocirculando, y según el último reporte del ISP, la mayoría de lo que queda circulando es Gamma", detalla Ricardo Soto-Rifo, investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas ICBM, de la Facultad de Medicina Universidad de Chile. Por eso, advierte que estas diferencias "hacen complejo decir si tras la llegada de Delta podremos tener una tercera o cuarta ola".

En concordancia con este análisis, Calvo también destaca que "en Chile estamos inoculados con otras vacunas, por lo que no me atrevería a dar un pronóstico de lo que podría ocurrir con otras cepas".

Colmed advierte riesgo de mantener estrategia de mitigación


Para Bernucci, el que Chile mantenga vigente las medidas de uso de mascarilla, distanciamiento físico, ventilación y lavado de manos "es clave, pero no es suficiente". "Lo que hay que comprender es que en Inglaterra no tienen una tercera ola por relajar las medidas, sino que porque ellos han decidido mantener una estrategia de mitigación, esto es, no realizar acciones dirigidas a detener los contagios comunitarios, que es lo mismo que estamos haciendo en Chile".

"Si estamos relajando todas aquellas de salud pública, con las aperturas masivas que estamos realizando, la gran movilidad que tenemos en este periodo, sumado al riesgo de transmisión comunitaria de variante Delta, eso nos pone en un riesgo mayor para enfrentar entre ocho a 12 semanas, lo mismo que están viviendo en Israel o Inglaterra".

José Miguel Bernucci, secretario nacional del Colmed
Agrega que "es correcto que no relajemos las medidas personales, pero si estamos relajando todas aquellas de salud pública, con las aperturas masivas que estamos realizando, la gran movilidad que tenemos en este periodo, sumado al riesgo de transmisión comunitaria de variante Delta, eso nos pone en un riesgo mayor para enfrentar entre ocho a 12 semanas, lo mismo que están viviendo en Israel o Inglaterra".

Soto-Rifo concuerda en que el factor determinante está en cómo se manejan las medidas: "si las empezamos a relajar, y tenemos aún mucha gente no vacunada, puede aumentar la circulación del virus, es una consecuencia lógica".

En un tono más optimista, García plantea que "hay que aprender del escenario de esos países". Si bien en Gran Bretaña e Israel han habido rebrotes, "igualmente los casos que se han generado no han sido tan importantes como antes".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores