EmolTV

Menos poder al Presidente y más al Congreso: Las definiciones de los convencionales para el sistema político del país

Existe consenso transversal en atenuar el presidencialismo y difieren en si optar por un sistema unicameral o uno que mantenga dos cámaras, pero con atribuciones distintas.

22 de Octubre de 2021 | 08:13 | Por Alexandra Chechilnitzky, Crónica Constitucional
El Mercurio
Con sus 25 integrantes y sus coordinadores ya electos —Rosa Catrileo (Mapuche) y Ricardo Montero (PS)—, la comisión temática sobre Sistema político, gobierno, poder legislativo y sistema electoral se apresta a debatir, entre otros tópicos, sobre la forma de gobierno que propondrán para la nueva Carta Fundamental.

"Trabajaré por la consagración de un sistema parlamentario, unicameral, con mecanismos de democracia directa que amplíen el horizonte de nuestros derechos políticos y reflejen las nuevas formas de representación y participación, con partidos políticos democráticos y transparentes", adelantaba este miércoles el vicepresidente de la Convención, Jaime Bassa (Frente Amplio), en su discurso de apertura ante el pleno.


Si bien la propuesta de Bassa no es compartida por todos los convencionales, hay un diagnóstico transversal entre los miembros de la comisión consultados: el sistema de gobierno debiese cambiar para otorgarle mayor poder al Congreso y disminuir el del Presidente.

Por ejemplo, la constituyente Constanza Hube (UDI) se inclina por "atenuar el presidencialismo, incorporar ciertos mecanismos de colaboración y cooperación del Parlamento, terminar con las elecciones conjuntas y pasar a un sistema electoral que tenga sectores mayoritarios y de mayor gobernabilidad".

Otra convencional que comparte la idea de atenuar el actual sistema presidencial es Bárbara Sepúlveda (PC), quien postula que se deben "quitar las atribuciones excesivas del Presidente" y que se debe "redistribuir el poder" a través de mecanismos de democracia directa. Para ello, sostiene que se debe "considerar un sistema presidencialista atenuado, quizás uno semipresidencial si es que las conversaciones nos van convenciendo".

Sepúlveda afirma que se deben atenuar, por ejemplo, "las atribuciones exclusivas del Presidente en materia presupuestaria o de institución orgánica", además de "revisar el veto presidencial y otros nombramientos en ciertos cargos que no deberían ser de confianza del Presidente", como ministros del Tribunal Constitucional o fiscales nacionales.

Hay otros, como el constituyente Hernán Larraín (Evópoli), que manifiestan que se podría "explorar un camino semipresidencial". Esto, porque "el sistema político colapsó y frente a la ciudadanía dejó de darle respuestas a sus problemas. La relación entre el Ejecutivo y el Legislativo era más bien de bloqueo que de colaboración".

Pero ¿qué significa un sistema semipresidencial? Según la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN), es una “modalidad de presidencialismo atenuado” cuya principal característica es que se elige por sufragio universal un Presidente de la República, y el Parlamento selecciona a un primer ministro.

Con esta forma de gobierno está de acuerdo el convencional Fuad Chahin (DC), quien expresa que "tenemos que avanzar hacia un sistema semipresidencial", ya que "le da más poder al Congreso" y "obliga a que el gobierno tenga mayorías parlamentarias, pero teniendo también una figura de jefe de Estado que tendría algunas de las atribuciones propias del primer mandatario".

La convencional Patricia Politzer (Independientes No Neutrales) señala que, si bien es un tema que se debe discutir, le "gusta cada vez más un sistema que se aleje de este hiperpresidencialismo que tenemos y se acerque más al parlamentarismo".

La Biblioteca del Congreso Nacional define el régimen parlamentario como un sistema en que la elección del Poder Ejecutivo "emana del Poder Legislativo. Se le califica como un régimen democrático, representativo, de separación flexible o colaboración de poderes", y en el que existe un jefe de Gobierno que es elegido entre sus pares en el Parlamento, y un jefe de Estado "que carece de facultades decisorias en el proceso político, aunque representa internacionalmente al Estado".

En ese sentido, la convencional Constanza Schönhaut (FA) considera que es "necesario distribuir de mejor manera el poder y en ese sentido creo que responde mucho mejor un sistema semipresidencial o parlamentario, o algo entre ambos, pero en ese rango".

Otro diagnóstico compartido entre los convencionales es que se debiese modificar la función espejo que cumplen la Cámara de Diputados y el Senado, es decir, terminar con que sus atribuciones sean las mismas en materia legislativa.

Eso sí, hay matices respecto de cómo esto se debería cambiar. Por ejemplo, Hube postula que mantendría a senadores y diputados, pero que "la gracia es que la Cámara de Diputados sea muy distinta al Senado".

Hacia esa línea también apuntan los convencionales Hernán Larraín y Fuad Chahin, quienes indican que el Senado podría ser una cámara de representación de los territorios. El representante DC añade que la Cámara Alta "debiese tener atribuciones muy acotadas en la revisión en materia legislativa y con cierta participación para la designación de órganos, fundamentalmente autonomías constitucionales".

Politzer, en tanto, se inclina por “un sistema unicameral, porque es más eficiente. Sin embargo, creo que puede haber problemas de representación y por lo tanto, quizás, es necesaria una segunda cámara, pero no que sea lo mismo que la primera".

Mientras, las convencionales Constanza Schönhaut y Bárbara Sepúlveda coinciden en la necesidad, a su juicio, de "avanzar" hacia un sistema unicameral.

Sobre los plazos para la implementación de los cambios, los convencionales creen que será materia de discusión en las disposiciones transitorias. No obstante, hay algunas que también anticipan sus posturas: "lo razonable sería respetar la voluntad popular (de las autoridades que serán electas en noviembre de este año)", señala Constanza Hube; mientras que Patricia Politzer cree que, por ejemplo, respecto de los senadores, hay un proceso de transición que "me cuesta visualizarlo a ocho años plazo".

La propuesta del centro de pensamiento ligado al Frente Amplio


Rumbo Colectivo, centro de pensamiento vinculado a Revolución Democrática (Frente Amplio), elaboró un documento sobre las formas de gobierno en el cual sostienen que si se analizan 139 sistemas democráticos, se observa una asociación geográfica: los sistemas presidenciales son más dominantes en América (59,3%) y África (50%), mientras que los parlamentarismos predominan en Europa (75%), Eurasia (47,8%) y Oceanía (66,7%).

El mismo estudio considera como antecedente que de los 25 países que tienen mayor calidad de democracia, el 64% de ellos son parlamentarios; de los 25 países con menor calidad de democracia, 52% tienen el mismo sistema de gobierno.

Ante ello, y en línea con lo planteado por Bassa en el pleno, Rumbo Colectivo propone un régimen parlamentario, con elección directa de un Congreso, elección de Primer Ministro por parte del Parlamento por mayoría absoluta, y "con poder de censura constructiva (…) para evitar puntos muertos o situaciones de crisis" donde se podría destituir al Primer Ministro con mayoría absoluta y con un reemplazante.

Claudio Fuentes, académico de la U. Diego Portales y quien colaboró en la elaboración del documento de Rumbo Colectivo, señala que "con un sistema parlamentario, o que tienda hacia lo parlamentario, incentivas la formación del gobierno a partir de construir coaliciones mayoritarias en el Congreso".

Además, proponen un parlamento unicameral, en donde las iniciativas legislativas serían de un Ejecutivo colegislador, en que las urgencias serían controladas por el Gobierno y la designación de autoridades "se delega a una comisión de nombramientos con miembros estables y miembros ad hoc para el nombramiento específico".

No obstante, Claudio Fuentes precisa que "depende también de qué rol cumple el Senado. No habría problema de mantenerlo (el Congreso) bicameral, pero con funciones diferentes entre la Cámara Baja y la Cámara Alta2.

El centro de pensamiento espera socializar la propuesta con los convencionales y que esta pueda ser analizada próximamente con ellos en foros virtuales dentro de las próximas semanas.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores