EMOLTV

Evasión del 40,2%: Expertos recomiendan al Gobierno terminar con "ambigüedad" sobre no pago y esperar para alza en tarifa

Los académicos valoran medidas del plan del Ejecutivo, pero plantean que primero debería haber una condena transversal para que nadie se reste de esta política y todos paguen.

26 de Noviembre de 2022 | 07:12 | Por Cecilia Román, Emol.
Aton
Son muchas las fórmulas que se han discutido para reducir la evasión en la red de buses capitalino y esta mañana se abrió el debate nuevamente tras la presentación de un plan por parte del Gobierno que apunta a combatir el no pago, que alcanzó el 40,2% en el primer semestre del año.

Para académicos y expertos en transportes, algunas de las medidas anunciadas van en la línea adecuada, pero también, siendo un problema multifactorial, hacen foco en que es necesario un mensaje claro y contundente por parte del Ejecutivo y de los principales dirigentes oficialistas de que no pagar no es aceptable.

"Lo primero es valorar que después de ocho meses haya una medida concreta para atacar la evasión, que alcanzó valores récord, es la cifra más alta publicada y que nos sitúa con el triste récord de tener el transporte público con mayor evasión en toda la OCDE", plantea el académico de Ingeniería Industrial PUCV, Franco Basso.

No obstante, Basso asevera que se tiene que demostrar primero que hay un "interés genuino" en atacar la evasión, lo que tiene relación con lo discursivo y con las autoridades que alguna vez llamaron a no pagar el transporte, como el actual integrante del directorio de Metro, Nicolás Valenzuela, que tuiteó "Evadir, no pagar, otra forma de luchar" en 2019.

"Es muy poco creíble presentar un plan cuando se decidió mantener en el directorio de Metro de Santiago a una persona que llamaba a evadir el pasaje. Lo primero que tiene que ocurrir antes de cualquier medida es que se tomen las decisiones que den una señal de que el Gobierno no está a favor de la evasión", dice Basso.

En la misma línea, el académico de la Facultad de Ingeniería de la Usach y de la U. Diego Portales, Gerardo Ureta, recuerda que fueron varios los miembros de la coalición de Gobierno que "tuvieron mensajes bastante ambiguos en el período de tiempo en que la evasión aumentaba".

Por eso, según asegura, lo primero que debería ocurrir antes de la implementación de un plan es "una campaña y una condena en verdad transversal de parte del Gobierno actual y todos los sectores políticos, en que nadie pueda restarse de políticas públicas como esta, en que de verdad hay que pagar. Esto va aparejado a una campaña comunicacional bastante grande en la que se incentive y explique a la gente por qué debe pagar el transporte público. Eso es clave, porque pasa por un tema también educacional más que de llenarnos de personas controlando".

Para Ureta es clave asimismo que se deje de "estigmatizar a los torniquetes".

El desglose de las medidas


El doctor en Transporte y académico de la Universidad de los Andes, Rodrigo Fernández, afirma que la cifra es "para preocuparse" y que se ha generado un efecto "epidemia". "Una persona que ve que otra persona subió y no pagó y no le pasó nada, a la vez siguiente va a decir ‘tal vez, si yo no pago, no me va a pasar nada’. Hace esa prueba, no le pasa nada, y eso se va expandiendo", critica.

Por eso valora el aumento en la fiscalización y el aumento de las zonas pagas que se anunció, pero dice que hay que hacer énfasis en qué sucede con los infractores. "El que no paga queda en el Registro Nacional de Evasores y si no paga no puede renovar la licencia de conducir, pero eso no apunta al usuario de transporte, que probablemente no tiene auto o no conduce. No es un gran desincentivo como pena", plantea.

"Debería ir asociado a otro tipo de penas, como por ejemplo, bajar al pasajero del bus y llevarlo a la comisaría, a constatar cualquier cosa, por ejemplo domicilio. Con eso se le produce un inconveniente suficientemente grande como para que la próxima vez piense en no tener que sufrir toda esa pérdida de tiempo o a lo mejor pérdida completa del día laboral", propone Fernández.

También plantea que el esfuerzo en la fiscalización debe ser constante y apoyada por los medios de comunicación, "de modo que los pasajeros sepan que les puede llegar una multa. Y hay que hacer es que esta presión de fiscalización se mantenga, que no se haga en diciembre y después nada hasta marzo, sino que habría que hacerla todos los meses".

Si bien la medida de sanciones para las operadoras de los buses que incumplan el instructivo de apertura de puertas -que deben ser las de adelante, para impulsar el pago del pasaje- fue bien valorada, Ureta hace otro punto. "Más que generar sanciones para operadores o a las empresas, debe haber algún tipo de incentivo, económico, financiero, para que la gente pueda validar", dice.

Basso, en tanto, plantea que no se anunciaron medidas drásticas para el evasor mayoritario, que se acostumbró a no pagar. "Estas personas no van a pagar a menos que no haya un castigo que los obligue, tienen que internalizar el costo del pago de esta multa. Las fiscalizaciones tienen que ser muy agresivas en cantidad e intensidad e incorporar medidas como el pago in situ de las multas que realmente pueden llevar a la gente a decir, 'si no pago el pasaje ahora me van a cobrar $5000'", propone.

Plan antievasión, ¿compatible con alza de tarifa?


El plan antievasión se anuncia a pocos meses de una posible alza en la tarifa del transporte, que fue planificada originalmente para los primeros meses de 2023, aunque todavía no hay claridad sobre cuándo ocurriría.

Para los académicos consultados, el alza debería esperar al menos hasta ver los primeros resultados de la estrategia del Ejecutivo para evitar el no pago.

"Este método va a tratar de que no sea necesario subir la tarifa, porque una de las razones por las que hay que subirla es para cubrir los costos operacionales del sistema y como había alta evasión, esos costos se cubren cada vez menos. Con el control de la evasión, si aumenta el pago del pasaje, obviamente esos costos de operación se van a cubrir mejor. En una de esas, puede que no sea necesario aumentar la tarifa ahora, en el futuro sí", plantea Fernández.

Basso, de hecho, asegura que sería "injusto" subir la tarifa en estas circunstancias ante la cantidad de gente que no paga su pasaje.

"Lo que uno esperaría es que se implemente el plan de evasión lo antes posible, se vean ciertas medidas de disminución, y luego generar las alzas. Si una persona que paga todo el tiempo su pasaje, ve que el 40% no lo hace, termina siendo muy injusto que la mitad que sí está pagando termine pagando más por culpa de lo que no lo hacen", responde.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores