Misión Rosetta apostará por acercarse al cometa 67P para mejorar comunicación

Después del despertar de Philae, los administradores de la misión europea esperan acortar la distancia con la sonda Rosetta, para así tener conexiones de más duración con el robot en la superficie.

22 de Junio de 2015 | 16:10 | EFE
AP
MADRID.- El próximo objetivo de los científicos de Rosetta es acercar la sonda al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, donde está anclado el módulo Philae, lo que permitiría que la comunicación de este laboratorio con Rosetta fuera más duradera.

Después de un letargo de siete meses, Philae se contactó por primera vez con la sonda Rosetta el pasado 14 de junio y desde entonces lo ha hecho otras cuatro veces, enviando datos cada vez.

La primera vez que Philae contactó con Rosetta estaban a una distancia de 200 kilómetros, lejos para mantener una comunicación duradera, según los científicos, que pretenden que Rosetta se vaya acercando poco a poco a 67P: cada tres o cuatro días 20 kilómetros.

Esperan que este próximo viernes Rosetta esté separada de Philae por unos 160 kilómetros.

"Aún no hemos empezado a hacer ciencia con Philae", indicó Patrick Martin, jefe de la misión en la sede española de la ESA, quien dijo que el objetivo ahora es aproximar la sonda a 67P, para asegurar una conexión más larga —al menos de una hora— para "realmente hacer cosas".

Martin, Marc Costa, otro de los científicos de Rosetta, y Laurence O'Rourke, uno de los coordinadores de operaciones científicas de la misión, mantuvieron hoy un encuentro con la prensa, en el que aseguraron que Philae está funcionando bien.

Antes de que Rosetta (y luego los científicos en tierra) recibiera la primera señal de Philae, éste estuvo despierto un mes. Por eso, los científicos creen que el "factor limitante" de este último mes no ha sido tanto la potencia de Philae como la gran distancia entre Rosetta y el cometa donde está posado el módulo.

De ahí la necesidad de que poco a poco Rosetta se aproxime al cometa 67P.

En su viaje acompañando a 67P, Rosetta ha llegado a estar a 6 kilómetros del mismo, pero ahora los investigadores no saben a qué distancia podrá permanecer la sonda. Y es que el cometa se está acercando al Sol (el 13 de agosto será cuando más próximo esté).

Costa explicó que a medida que el cometa se aproxima al Sol su actividad aumenta —gas y partículas— y esto dificulta que Rosetta se pueda mantener en una órbita estable funcionando correctamente.

El objetivo de la sonda es "perseguir" al cometa para ahondar en el conocimiento de los orígenes del Sistema Solar, ya que los cometas contienen los elementos más antiguos del Universo. Y esto lo hará hasta octubre de 2016, cuando sus paneles ya no reciban suficiente potencia del Sol.

A partir de ahí, una de las opciones más factibles es que Rosetta descienda progresivamente al cometa para lograr obtener datos lo más cerca posible, a un kilómetro. Esto lo decidirá mañana la ESA.

Sobre si Philae podría "achicharrarse" cuando 67P esté "cerca" del Sol, los científicos estiman que no esto no ocurrirá. En cuanto al taladro que tiene y que está diseñado para coger muestras, los investigadores saben que éste funciona pero que no ha tocado superficie, por lo que éste es otro de los objetivos.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores