Crean "supercable" capaz de cumplir las funciones de casi todos los demás

El 3.1 USB-C puede conducir hasta 100 watts de electricidad y así alimentar un notebook, sirve para enlazar periféricos y dispositivos tal como lo hace el tradicional USB e incluso transmite video anticipando el fin del HDMI.

26 de Julio de 2015 | 15:56 | Emol

Tener un cable distinto para cada dispositivo y función ya no sería necesario.

El Mercurio (referencial)
SANTIAGO.- Tener un cable para enchufar a la corriente, otro para transmitir datos, uno distinto para conectar el dispositivo al televisor, podría ser historia del pasado.

Esto porque, según consigna hoy El Mercurio, una nueva tecnología promete terminar con el enredo de cables, gracias a que sólo uno podría cumplir con casi todas las funciones: conducir datos a alta velocidad, alimentar de energía un aparato y transmitir videos de alta resolución.

Los anterior es posible gracias a la unión de dos tecnologías. Por una parte, la especificación USB 3.1 que reemplaza al USB 3.0 y al anterior 2.0, que muchos dispositivos aún siguen usando.

En esencia, el USB 3.1 aumenta el ancho de banda de transmisión de datos. Si el USB 3.0 (que se reconoce porque el conector es de color azul) puede transmitir datos hasta 5 gigabits por segundo (Gbps), el nuevo 3.1 lo hace a 10 Gbps.

Para hacerse una idea, la transmisión de una película de 5 gigabytes tarda 4 segundos con la nueva tecnología.

La nueva especificación también permite que el cable pueda aumentar su capacidad de transmisión de energía. Si antes un cable USB sólo permitía cargar celulares, ahora tendrá una potencia de salida de 20 voltios y una intensidad de 5 amperes, por lo que podría alimentar la batería, por ejemplo, de un notebook que consume 100 watts.

Además, puede reemplazar cables como el HDMI, ya que tiene la capacidad de transmitir video digital a monitores y televisores con una resolución de 4K.

Estos nuevos supercables usan un conector llamado USB tipo C (USB-C). Su principal característica es que es más pequeño que el USB convencional (tipo A), pero además es reversible. Es decir, no tiene una sola posición para enchufarlo, lo que es más cómodo y tiene menos riesgos de que el conector se dañe.

Equipos más delgados

El mayor impulso a esta nueva tecnología lo dio Apple al lanzar este año su nuevo MacBook. La compañía fue de las primeras en eliminar las disqueteras, los CD, y ahora lo hace con el USB. El nuevo notebook solo trae un conector con el cual el equipo se alimenta de energía y permite enlazarlo con otros dispositivos para traspasar información, incluso con monitores.

Sus detractores, en cambio, advierten que un único puerto es muy poco y que en algún momento habrá que elegir entre cargar el equipo y dejar de traspasar información. Para evitarlo, habrá que comprar HUBs o adaptadores.

Google lanzó su notebook Chromebook Pixel con dos puertos USB-C. En tanto, fabricantes de pendrives , como SanDisk y Kingston, ya tienen dispositivos con la nueva tecnología.

"Se acaba de anunciar -y en las próximas semanas debería estar en Chile- un pendrive que por un lado tiene un puerto USB convencional y por el otro el nuevo USB-C. Será entre 3 mil y 6 mil pesos más caro que un pendrive tradicional", dice Francisco Silva, gerente de Territorio Chile y Perú de Kingston Technology.

Según explica, la tecnología es ideal para incorporarla en los teléfonos, dado el tamaño de su conector.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores