Igualdad de oportunidades para las mujeres

Las mujeres de esta multinacional cada día encuentran razones para ponerse la camiseta con la compañía: les otorga flexibilidad laboral, posibilidades ciertas de ascender a altos cargos, sueldos asignados sin importar el género y una serie de beneficios, como la posibilidad de compra de acciones, que posicionan a la empresa como un muy buen lugar para madres trabajadoras.

14 de Septiembre de 2004 | 13:28 |
Basta entrar a Procter & Gamble en el World Trade Center de Santiago, para saber cómo va el precio de sus acciones en el mercado bursátil. Una cinta electrónica informa de alzas y bajas, y al pasar frente a ella, casi todos los empleados chequean el precio.
Otros beneficios
Programa de compra de acciones subsidiado por la empresa.

Durante el primer año de vida del hijo, las empleadas pueden optar a trabajar part time, o bien, tomarse un permiso sin goce de sueldo. Pasado el año, se reintegran al mismo cargo.

Pañales para los hijos de sus empleados hasta que cumplen 18 meses.

Summer hour: Durante el verano, pueden trabajar media hora más de lunes a jueves, y salir dos horas antes el viernes.


Si sube, lo comentan en los pasillos y se felicitan. Porque en esta compañía, los empleados son dueños, gracias a un subsidio a la compra de acciones.

"No sólo por eso se genera nuestra identificación con la empresa, sino también por las políticas que nos apoyan como mamás que trabajamos. Eso marca una diferencia", explica Patricia Seguy (40), integrante del área comercial.

Isabel Almarza (29), ingeniera civil del área logística, destaca la flexibilidad laboral (pueden entrar entre 8 y 9 a.m., saliendo entre 5 y 6 de la tarde) y la posibilidad de optar a un horario part time. "Trabajé medio tiempo por el nacimiento de mis dos hijos, acomodándome a los requerimientos de la empresa.

Mantuve la lactancia de mis dos hijos hasta los seis meses", cuenta. Paula Orchard (33), gerenta de recursos humanos, hace un año fue mamá por primera vez. Optó por el medio tiempo, "porque permite disfrutar la maternidad sin dejar de desarrollar la carrera", explica. Concuerda con Patricia e Isabel en la importancia de la flexibilidad laboral y destaca que la empresa promueve a sus empleados hasta los cargos gerenciales, sin realizar contrataciones externas.

Ella es un ejemplo de esa política: llegó a los 24 años a trabajar en reclutamiento y hoy es la cabeza del departamento. Lorena González (37) comenta que en su caso le permitieron desarrollarse en otra área porque demostró interés de seguir creciendo.

"Era secretaria en ventas y como planteé mis ganas de avanzar, me capacitaron y tengo a cargo cuatro vendedoras. Acá las políticas no son letra muerta", grafica. Procter & Gamble ha sido reconocido mundialmente por la política de diversidad, que en Chile se traduce en que se contrata 50% hombres y 50% mujeres. "Mantenemos esa equidad en todos los niveles; y se asegura la igualdad de género, que se refleja en que los sueldos son asignados sin importar el sexo del trabajador", acota Orchard.

Patricia Seguy relata cómo devolvió la mano a Coaniquem. "Mi tercera hija sufrió quemaduras y fue tratada por esa corporación. Conté en la empresa y realizamos una campaña interna e incluso aportaron para donar un set de juegos para los niños quemados. Son esos detalles los que te hacen sentir parte de la compañía. Más que tener acciones, la cultura de la empresa nos une a todos", finaliza.


Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores