Bajo la furia del marido

Sernam lanza campaña nacional destinada a erradicarla.

25 de Noviembre de 2004 | 14:37 |
Una de cuatro chilenas ha sufrido en el último año violencia física doméstica, cifra que se alza considerablemente si se considera la violencia psicológica que ejercen sobre ellas la pareja, marido o conviviente.

Las alarmantes estadísticas arrojan otra cruda realidad: 70 chilenas mueren anualmente al producto de la violencia intrafamiliar.

Lo anterior ha motivado al Servicio Nacional de la Mujer a reeditar una campaña nacional destinada a erradicar esta práctica, en muchos casos fatal, bajo el lema “La violencia a la mujer nos daña: no la ejerzas, no la permitas y no la ampares”.

La ministra del Sernam, Cecilia Pérez, fue categórica al señalar que este tipo de conductas aberrantes, que se busca erradicar, genera profundos daños en la mujer. “Se genera la mutilación de su autoestima, la pérdida de confianza en sí misma y en los demás, hasta el asilamiento, depresión y tendencia al suicidio”.

Los estudios que se han realizado en el país confirman otra tendencia referida a esta oscura realidad, cual es que la violencia intrafamiliar, generalmente, es callada y escondida bajo un manto de silencio.

Manual Práctico
La sicóloga chilena Paulina Rincón, junto a los profesionales hispanos Javier Labrador, Pilar de Luis y Rocía Fernández-Velasco acaban de publicar en España un extenso estudio sobre "Mujeres Víctimas de la Violencia Doméstica" en ese país, editado por Pirámide.

En éste entregan una serie de recomendaciones y advertencias como que la violencia tiene una concurrencia circular en la relación de la pareja, es decir, se repite en varias ocasiones. La explicación está en las fases de ella: la acumulación de tensiones entre ambos, la explosión o agresión y luego la reconciliación o luna de miel, que da paso al tiempo a nuevas tensiones.


De las 80 mil denuncias por violencia que se realizan cada año, sólo en un 20% se solicitan medidas cautelares. De las chilenas afectadas un 35,9 % concurrió a Carabineros; un 34,1 % a un servicio de salud y un 25,8% a los tribunales.

De ahí que las autoridades insistan en la necesidad de destapar esta cruel vivencia que involucra, la mayoría de las veces al marido o conviviente de la mujer.

La estigmatización que provoca este problema se ratifica en el hecho de que los sectores económicos medio y alto, sólo un 7,2% denuncia el hecho a Carabineros y un 3,6% concurre a un juzgado.

Los estudios señalan que son variadas las situaciones que detonan un acto de violencia física, pero las principales son los celos, la ebriedad, la violencia como característica permanente de quien la ejerce y problemas de dinero. También que la mujer tenga una educación superior a la pareja.

Además, detectaron cuales son los factores de riesgo para que una mujer se convierta en víctima de violencia intrafamiliar: haber sufrido experiencias violentas en la niñez y adolescencia, haber observado violencia sobre su madre, tener una pareja víctima de maltrato y el aislamiento social, es decir, que la pareja le impida ver a amigos y familiares.

Tanto los estudios nacionales como extranjero han confirmado que muchas mujeres no consideran violencia física la de tipo sexual que ejerce su pareja. Muchas creen que es su obligación ceder a una demanda sexual de la pareja y otras, consienten bajo amenaza o coerción.

Región metropolitana

La Universidad Católica, mediante la aplicación de encuesta, ha logrado levantar estudios sobre la realidad de tres regiones en Chile: la metropolitana, la Araucanía y Coquimbo.

En Santiago, un 49,7% dice no ser víctima de violencia y del 50,3% restante un 43,2% la experimenta como violencia sicológica (insulto, menosprecio, humillación, intimidación y amenaza); un 13,1% como física leve (bofetadas, empujones, lanzamiento de objetos); un 19% como física grave (golpe de puño, pateadura, estrangulamiento, intento de quemarla y amenaza o uso de arma) y un 14,% como violencia sexual.

Para poder freno a lo anterior, las autoridades han diseñado una campaña que busca romper el silencio que envuelve está realidad, promover la detección temprana del agresor, atención, reparación e integración social de la víctima e intervención sobre el conjunto del grupo familiar.

El próximo 25 de noviembre, Chile celebrará el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacia la Mujer. La fecha recuerda el cruento asesinato de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal en manos de la policía secreta del dictador dominicano Rafael Trujillo.



Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores