Una abogada que moriría por trabajar con caballos

02 de Agosto de 2006 | 09:23 |
Aunque se le encuentra con cierta facilidad en una cancha de polo, Sofía Hamilton corre por Santiago para repartirse entre sus clases de derecho en la Universidad Católica y su trabajo como procuradora en el estudio de abogados Alessandri.

Debido a su pasión, se ha atrasado y por eso, se encuentra cursando el último semestre de la carrera. “Viajo ahora en agosto y de hecho, voy a faltar algunas semanas a clases y a la pega”, explica entre risas.

-¿El polo te tira más que los estudios?
“Sí, el año pasado tuve la posibilidad de irme a Inglaterra de petisera (persona encargada de cuidar y ejercitar el caballo) y tuve la oportunidad de jugar, que era mi idea. Obviamente, el viaje me sirvió no sólo para el polo, sino para conocer, viajar, trabajar, aprender idiomas; muchas cosas y ése era el objetivo. Me sirvió demasiado, era un trabajo duro.
“¡Yo he dejado de lado los estudios por el polo totalmente! (entre una carcajada). No, no los he dejado, pero los postergado por una cuestión de ganas no de deber, ya que no soy profesional”.

-¿Cómo?
“Mi sueño es haberme dedicado profesionalmente al polo. He postergado los estudios porque se me han dado oportunidades que he tomado y también me he atrasado porque la temporada de polo va de diciembre a febrero y muchas veces me pierdo los exámenes, que no estudio por ir a taquear”.

-¿Te proyectas como polera o como abogada?
“Lamentablemente como abogada (entre risas), no, no, si pudiera dedicarme al polo o algo relacionado, como trabajar en un club, sería como el sueño del pibe, pero eso no es así, hay que ser realista. Mi idea es terminar derecho, titularme, trabajar en eso, para poder jugar polo (se ríe)”.

-Te apasiona.
“Sí, pero llegará el minuto en que lo deje porque uno no se puede dedicar a esto. A futuro, mi idea es casarme, tener hijos y va a llegar un minuto en que hacerlo será difícil”.

Empezó a procurar en tercer año, pero desde que entró a la universidad ha trabajado siempre repartiendo su tiempo con este deporte. “Como el polo se concentra en primavera-verano, el resto del año trabajo”.

-¿No quieres ejercer de abogada?
“No lo sé; mi gran problema es que no me veo como abogada. Si me preguntas a qué me dedicaría, al derecho penal, que es lo que me gusta, pero para ser sincera nunca me he visto de abogada”.

-¿Y por qué?
“Porque me gusta el campo, me gusta ser libre, que nadie me mande”.

-¿Entonces por qué estudiar derecho en vez de agronomía o veterinaria?
“Bueno, es que ésos son los errores que se comenten en la vida (entre risas). Tengo muchas ideas y proyectos, pero lo más cercano es terminar mi carrera y titularme”.

-¿No dejas nada a medio camino?
“No, las termino. Voy a jugar polo hasta que se pueda”.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores