Soltero y disponible

05 de Marzo de 2007 | 11:03 |
De labios gruesos, ojos claro, pelo rubio y cuerpo musculoso, José Palma es el prototipo de un chico top; sin embargo, es muy tranquilo, habla pausadamente y no tiene, ni por asomo, aires de divo o galán; al contrario, parece más bien algo tímido.

Nació el 12 de septiembre de 1979. Estudió en el tradicional Verbo Divino y se reconoce, entre risas, como "uno de los pituquitos que vivía al lado del colegio".

Es el del medio y el único hombre de tres, por lo que, sin tapujos, cuenta que es muy regalón, tanto de sus hermanas como de su madre. Se sonríe y dice: "Soy regalón de todos... ¡me gusta que me hagan cariño!". Su padre es empresario y su madre se dedica a la beneficencia y a la casa.

-¿Cómo eras de chico?
"Observador, bastante observador sobre todo. Me acuerdo que siempre estaba inventándome algo de acuerdo a lo que miraba. Era bastante tímido, hasta grande; quizás todavía, a veces.
"Fue una niñez feliz, en una familia normal, sin grandes problemas".

Habla con mucho cariño de sus hermanas, Carmen Gloria y Bernardita. Vuelve a sonreírse medio nervioso y cuenta que "las dos tienen su encanto. Una es parvularia, así que me cuidará a mis hijos, y la otra es abogada, me sacará de la cárcel cuando tenga algún problema".

-¿Vives solo?
"Estoy viviendo con tres amigos; dos diseñadores y un actor, que son, además, la gente con que estoy armando el proyecto musical.
"No sé cuál es la proyección concreta, porque siempre vuelvo a la casa de mis padres. He vivido como seis años solo y seis con ellos, desde que me independicé".

-¡Vuelves a que te laven la ropa!
(Risas) “¡Pero les llevo pescados y mariscos!”

Vive cerca de la plaza Bremen, en Irarrázaval. “Es una casa grande en la que no nos topamos tanto, tampoco”.

-¿Eres autosuficiente en las labores hogareñas?
“Sí, siempre he sido autosuficiente. Cocino... no mucho más que tallarines, arroz y ensaladitas, pero no me lavo la ropa. Hago mi cama, soy bastante ordenado. Me gustan los espacios limpios”.

-¿Soltero?
“Sí y disponible, jaja”.

Le encanta la música –tiene una colección de cerca de mil 800 discos-, desde chico se gastaba la plata que le daban en discos y ahora con internet se ha hecho de muchos más álbumes. “Me entretengo en eso; es como el sueño de chico que ahora se está pudiendo realizar”, dice.

-Leer, ¿te gusta?
“Sí, leo bastante: revistas, diarios, libros, novelas, enciclopedias; pero lo que más me gusta son las biografías. Mi libro de cabecera en este momento –y que me tiene vuelto loco- es la autobiografía de Bob Dylan”.

- Ah, estás rayando con la música.
“Sí, es mi escape. Claro que no muy fiestero; cantautor pasado a rockabilly”.

También le gusta el cine, y mucho; incluso le gustaría ser autor de una película. “Prefiero el cine de autor. Es que me encanta la autogestión”, agrega.

-Deportes.
“Hice de todos los deportes del mundo, pero estoy volviendo a encontrarme con la pelota. Por primera vez en mi vida, me compré canilleras, equipo de fútbol –cosa que nunca hice cuando pendejo-. También hago flexiones en la casa”.

-Te importa el físico.
“Sí, sí; encuentro que el físico presenta a la gente. Me gusta la gente que tiene una actitud diferente a la masa en general”.

-Te cuidas, entonces.
“Sí, me preocupo más que me cuido. Alguna vez traté de ir al gimnasio, pero más que nada, como poco y hago flexiones tres veces a la semana”.

Muy serio, explica que era atleta, pero que una vez se le cayó el relevo en la posta y nunca más pisó una cancha. También fue karateca.

-¿Qué es lo que más te gusta comer?
“Había abandonado el plato que le pedía a mi mamá cuando chico para mi cumpleaños, el pollo con papas fritas, pero ahora he vuelto. En general, como comida casera, no soy muy estridente ni muy gourmet. Cuando salgo a comer, me gusta la comida peruana o las buenas pastas, pero la comida casera me viene bien”.

- Y en vacaciones, ¿para dónde te vas?
“Me gusta la playa, pero tranquila. Antes era más canita al aire, pero esto de trabajar me tiene bien tranquilo”.

-¿Vicio privado?
“Tengo que pensar, ¡esa pregunta es muy compremetedora! Es atroz, ¿qué podrá ser? No tengo vicios, ¡soy tan sano!, jajaja.
“Mi vicio culpable es fumar, pero empecé tarde y espero dejarlo luego”.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores