Una ex secretaria de la mujer madre de un clan

05 de Marzo de 2008 | 10:58 |
Siempre tuvo alguna ocupación fuera del hogar a pesar de tener que dedicar mucho tiempo a su pandilla de hijos. Ya cuando ellos estuvieron creciditos, resolvió darse un respiro que, por supuesto, no duró mucho.

Desde hace 9 años está al frente de la Fundación Paternitas y quizás, esa intensa actividad explica que se encuentre en los 70 años como tuna.

Casada con el abogado y ex dirigente de RN Gonzalo Eguiguren, cumplió hace muy poco 50 años de matrimonio, en los cuales tuvieron 10 hijos que, a su vez, les han dado 44 nietos.

-Gran familia. No es una labor menor criar 10 hijos.
“Sí, pero siempre tuve harta ayuda y la verdad es que las familias grandes van saliendo adelante solas, hay algo de mágico en eso. Siempre se van ayudando entre ellos”.

-¿Paternitas fue tu aterrizaje en la labor social?
“No, he trabajo en ello toda mi vida. Sólo que había decidido tomarme un año sabático que sólo terminó en un semestre sabático (se ríe). Entre los niños y el hecho de que siempre trabajé en algo, cuando de la noche a la mañana me quedé sin nada dije no puedo y empecé a incursionar en este tema”.

Consuelo Correa tiene currículo que extender. En 1980, en pleno régimen militar asumió como seremi de la Secretaría General de la Mujer, una suerte de predecesor del Sernam.

De hecho, llegó a ocupar el máximo cargo en las postrimerías del gobierno de Pinochet y le correspondió hacer el traspaso de ésta a las autoridades del gobierno de Aylwin. “La verdad fue más bien cerrar la Secretaría de la Mujer, porque la Concertación consideró que era un organismo político, así que recorrí todo el país cerrando las sedes”, recuerda.

-¿Fue posible estar al frente de la Secretaría con tanto niño?
“La Secretaría fue como mi primer trabajo formal porque era difícil tenerlo con tantos niños. Para mí, mi familia es lo más importante, pero pude compatibilizarlo”.

-¿El ’90 resolviste tomarte un sabático?
“No, seguí al frente de la Fundación Paula Jaraquemada que atiende niños en situación de precariedad y que dependía de la Secretaría General de la Mujer. Después de unos años, salí para descansar, pero aquí estoy”.

“Me metí en un mundo muy interesante y totalmente distinto –continúa-, la gracia que tiene la Fundación Paternitas es que no hemos hecho nada siguiendo libros y desde el escritorio, todo lo hemos hecho a partir del conflicto y las necesidades”.

-¿Cómo ha sido eso de estar relacionada al mundo de la política, ya sea por tus cargos como por un ex dirigente de RN?
“Gonzalo lo fue por muchos años y de mis hijos, el que más ha estado metido en político ha sido Francisco. Para nosotros siempre ha sido un tema hacer patria”.

Aunque todavía no la convierten en bisabuela, su nieto mayor tiene 22 años y la menor a penas 20 días de nacida. “Han sido las cosas buenas que me han pasado. Uno con tantos hijos es consciente y responsable, pero con los nietos es distinto, yo le digo a mis hijos a mí no me pueden prohibir que los malenseñe, si van a mi casa, van a hacer lo que ellos quieran”, asegura.

-¿De verdad?
“Sí, me encanta ser malcriadora, que se tomen todas las bebidas posibles, todos los chocolates. Una de las cosas buenas de mi vida son mis nietos”.

-¿Te das tiempo para ellos?
“No todo el que quisiera, pero me doy el necesario para estar al tanto de todo lo que les pasa”.

-¿Algún otro gusto?
“Entregarle a los otros algo y ayudarlos en lo que necesitan. Dios me ha dado la posibilidad de elegir un trabajo que me gusta y a través de él, tener una satisfacción, una alegría en el dar que es impagable. Qué más…”

-Tú sabático duró un semestre, ¿no te proyectas jubilada?
“Me da terror. O sea, quiero jubilar, pero cuando estoy en eso digo cómo voy a jubilar, qué haría. Sólo pensar en la posibilidad de acompañar todas las semanas, a Gonzalo, al campo para preparar pan amasado para el almuerzo me muero (se ríe)”.

-¿Marido demandante?
“Los maridos son demandante y entre más viejo, peor... No, bien”.


Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores