Para un look sin excesos

El estilo nude, muy en sintonía con la actual tendencia a la belleza natural, tiene que ver con la salud de la piel. Aquí, tres maquilladores entregan sus tips.

15 de Septiembre de 2009 | 08:49 |
No hay maquillaje natural que luzca realmente natural si nuestra piel no está saludable. Piel sana más buenos tips de maquillaje son las claves para obtener un look que simule el efecto "cara lavada".

"La idea del maquillaje natural es resaltar los rasgos de cada mujer, pero sin recargar. Que no se note el maquillaje, sino sólo buenos resultados", explica la maquilladora Teresita Irarrázabal. "El look nude quiere decir limpio, fresco, sin excesos", agrega Bárbara Urra. Para lograr este acabado natural, hay tres herramientas esenciales: el corrector, la base y el iluminador.

El infaltable corrector: El corrector debe usarse sólo en las zonas en que sea necesario, generalmente en ojeras, lagrimal, aletas de la nariz, rojeces, granitos o manchas de la piel. Lo más común es aplicarlo antes de la base, dando golpecitos y difuminándolo con la yema de los dedos.

Se recomienda escoger un tono más claro que el de la piel, pero sin exagerar. Respecto de la textura, el corrector debe ser liviano, y mientras más fina sea la capa que apliquemos, más natural lucirá. "El exceso de corrector o polvo compacto, lejos de disimular los defectos de la tez, los potencia", advierte Carla Gasic.

La nueva generación de bases: La función de una base no es cambiar el tono natural de la piel, sino uniformar nuestra tez para obtener un efecto aterciopelado.

Para un look natural, lo ideal son las bases livianas, que cubren sin notarse.
Para pieles grasas que buscan un acabado mate existen las "oil free" o matificantes. Para pieles mixtas, la base en barra funciona mejor. Las pieles más bien secas funcionan muy bien con humectantes con color o bases líquidas. Y si lo que busca es mayor cobertura, están las en mousse.

Para aplicar la base, lo mejor es un pincel o los dedos. Se debe aplicar desde el centro de la cara hacia fuera, y es esencial hacerlo en el sentido que corre el vello del rostro, es decir, hacia abajo.

El toque final de luz: No es lo mismo un corrector que un iluminador. Mientras el primero disimula, el segundo destaca.

Una de las obsesiones del maquillaje actual es promover la luminosidad de la piel. Los iluminadores, que vienen en crema, pigmentos o aceite, se utilizan siempre al final del maquillaje para resaltar ciertas zonas del rostro ("para dar un toque de luz", dice Bárbara Urra). En el lagrimal o el arco de la ceja, en los pómulos o la nariz.

El paso a paso de un experto

Sam Cajar es uno de los make-up artists más talentosos de la casa Dior y estuvo en Chile presentando el nuevo look Backstage 2009 de la marca. Ésta es su versión nude de la temporada:

»Utilizamos una base mineral muy liviana, que ayudará a oxigenar la piel y le dará un efecto natural.

»En este caso, aplicamos el corrector después de la base en el contorno de ojos, sobre la base del párpado, cubriendo granitos y manchas.

»Aplicamos polvos sueltos de un tono similar al de la piel. Luego empolvamos la nariz, la frente, el mentón y las mejillas.

»Antes de empezar con los ojos, aplicamos bálsamo labial para hidratar y preparar los labios.

»Después de utilizar una base en crema sobre los párpados, aplicamos sombra. La paleta de colores escogida es la gama de los beiges, ocres y bronces. Primero cubrimos el párpado con un tono parecido al de la piel y con algo de brillo para uniformar y aportar luz. Luego oscurecemos las esquinas del ojo con un tono bronce para definir, crear profundidad y que el párpado luzca más abierto. »Delineamos con sombra negra y café. Hacemos una línea muy delgada sobre el párpado superior y difuminamos.

»Rellenamos las cejas con sombra del mismo color del cabello y aplicamos la máscara de pestañas en zigzag desde la base hacia la punta. Las pestañas de abajo las maquillamos con la punta del cepillo haciendo cruces.

»El blush lo aplicamos desde las sienes hacia abajo haciendo movimiento en forma de C. El color del rubor debe ser lo más cercano posible al sonrojo de la persona para que se vea natural. Aplicamos también en la frente, tabique y mentón.

»Delineamos el contorno de los labios y difuminamos. Luego usamos un labial de color natural. Lo importante es que el delineador no se note. Sellamos con un gloss.

»Aplicamos iluminador sobre la nariz y bajo los ojos con un pincel o los dedos.

»Para fijar el maquillaje y eliminar el efecto enharinado o empolvado, aplicamos una bruma hidratante.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores