Un mundo

10 de Agosto de 2010 | 14:25 |
Es un verdadero atelier, que se encuentra en medio del campo de Curacaví.

Ahí, Felix Brunatto ha dado vida a un mundo de sabores difícil de resistir bajo el sello de Cioccolatos Brunatto.

Con la magia propia del chocolate, y siguiendo antiguas recetas logra dar vida a una gama de chocolates que han sido reconocidos por los connoisseurs internacionales Philippe Leparc (Francia) y Giuseppe Scaringella (Italia) como uno de los 10 mejores productores de chocolate fresco en el mundo.

La variedad no tiene límites y su experiencia tampoco. Se puede partir con los chocolates formaggio Fresco, bombones rellenos con queso y otros ingredientes aptos para degustar como aperitivo con vinos tintos, blancos, late harvest, o por si solos. Sus sabores son Pazzo Pazzo, Quesillo a la Pimienta Verde, Formagino a la Canela, Mascarpone y Camembert.

También están los Divino Pecado que son bombones con cobertura de cacao con un mínimo de azúcar y sin manteca de cacao, ni aditivos.

Para los más osados existen los Kamasutra cuyas figuras están inspiradas en las posiciones del ese arte amatorio oriental, por lo que son atractivamente llamativas.

Asimismo, estám los chocolates de Flores de Bach, que contienen una mezcla de 14 esencias, ellas son agrimony, Aspen Chestnut Bud, Chicory, Gentian, Heather, Hornbeam, Mimulus, Mustard, Rock Rose, Scleranthus, Star of Bethlehem, Sweet Chestnut, Walnut.

Y los Ocio propios de la zona donde está este atelier y cuyos sabores son vinos tintos como Pinot Noir, Cabernet Sauvignon Carménère, Merlot, Syrah, Malbec, Cabernet Franc.

Dónde en Curacaví, O´Higgins 124 y en los supermercados Unimarc de Lo Curro y Escuela Militar.
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores