EMOLTV

Ceviche ¿tendencia, moda o peligro?

04 de Marzo de 2011 | 10:16 | Por Pilar Morlans
imagen
Emol

 El ceviche es lejos la preparación tradicional peruana que ha tenido una explosiva masificación en nuestro país.


En los ’90 este plato comenzó a expandirse con fuerza hacia la zona centro sur de Chile y hace algunos años -con la llegada de los inmigrantes peruanos- el crecimiento ha aumentado a gran escala y además ha variado su preparación.


No se si recuerdan los ceviches que se preparaban en la casa que eran de la siguiente manera. Reineta cortada en trozos pequeñitos, jugo de limón normal, cebolla en cuadritos y pimiento rojo, entre otros insumos.


 Sin embargo, con la llegada de los inmigrantes peruanos y la masificación de los restaurantes que existen en nuestro país la preparación ha cambiado.


 Hoy el ceviche que comemos se acerca mucho más a la preparación peruana. Los pescados que se ocupan son muchos más como el salmón, se cortan en trozos grandes y se ocupa limón de pica, cebolla morada cortada en pluma y el choclo peruano.


Sin duda hemos cambiado el formato y creo que sabe mucho mejor así. La preparación de este plato es del gusto de todos. Los ingredientes que lo componen son fáciles de encontrar, tenemos la suerte de contar con una extensa costa que nos entrega productos frescos y sabrosos.


Pero hay un riesgo en este plato y ese radica en que el ceviche se prepara con es que el pescado crudo. Es ahí donde los comensales se exponen a comer anasaki, parásito o gusano presente en las vísceras de algunos pescados blancos crudos y que al comerlo produce fuertes dolores estomacales.


Pero ojo, ese parásito está presente sólo en los pescados blancos y no en todos como la mayoría piensa. La única forma de eliminar el anasaki es congelar el pescado o cocinarlo.


Por eso se recomienda que en sus casas al comprar pescado lo congelen de inmediato y luego de eso pueden prepáralo crudo para hacer un rico ceviche o cocinarlo.


Saludos,


Pilar Morlans, chef del Santeria.


Comenta esta columna en el BLOG.


EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?