Bebé olímpico: tiradora competirá embarazada de ocho meses

Si el bebé se mueve en el momento del tiro podría costarle la medalla.

23 de Julio de 2012 | 13:59 | Por Ralf Jarkowski, DPA
EFE

LONDRES.- "Pssst. Mamá tira enseguida. No te muevas y por favor no molestes!".


Si el bebé de Suryani Mohamed Taibi le da una patadita a su madre en el momento del disparo puede arruinar su actuación en los Juegos Olímpicos de Londres, adonde viajó hoy embarazada de ocho meses para competir. Pero será a principios de septiembre cuando la deportista de Malasia, de 29 años, dispute la competición más importante de su carrera: dar a luz a su niña.


 "Mi barriga es ya más popular que yo", dice sonriendo. "Sé que en los Juegos no estoy sola. Mi bebé estará conmigo y me dará fuerzas para luchar en una competición tan difícil", dijo la campeona de tiro de los Juegos de la Commonwealth 2010, actualmente en el número 47 del ranking mundial.


"Algunos dicen que el embarazo puede mejorar el rendimiento. No sé si será cierto desde el punto de vista físico. Pero estoy segura de que seré más fuerte mentalmente", aseguró.


Pero sin entrenamiento nada es posible: la escopeta de aire comprimido puede pesar hasta 5,5 kilos y en 75 minutos deberá efectuar de pie 40 disparos. Antes de competir tiene claro qué le dirá a su hija: "Mamá tira ahora durante un rato. ¿Podrías por favor estarte quieta?".


Taibi no es sólo la única deportista embarazada que compite en Londres 2012. Es también la primera tiradora de Malasia en la historia olímpica. La marina malaya, en la que presta servicio como oficial de logística, le dio permiso por un año.


"Para mí no hay nada imposible, éste es uno esos desafíos. Quizas dentro de cuatro años ya no tendría más esta oportunidad", dijo la tiradora, que en enero dio a conocer su embarazo, dos días antes de conseguir el pasaje olímpico en Doha.


El embarazo ha dado incluso alas a Taibi. En la Copa del Mundo celebrada en abril en Londres consiguó 392 anillos de 400 posibles. En mayo logró en Milán 394 y en Múnich 396, su mejor marca personal. "Quizás en los Juegos pueda anadir otros dos puntos", deseó.


"Mi objetivo es hacerlo todo de modo perfecto. Entonces llegan los buenos resultados. Pero si te empeñas en conseguir el oro, te sometes a ti misma a una gran presión", agregó. Años después de los Juegos, cuando su hija sea lo suficiente mayor como para comprenderlo todo, madre y hija volarán a Londres y le contará: "Tú puedes estar ya contenta: aún no habías nacido y ya estuviste en los Juegos Olímpicos".


La asiática no es la primera embarazada debajo de los aros olímpicos: hace cuatro años, la checa Katerina Emmons ganó oro en los Juegos de Pekín con escopeta de aire comprimido. Cinco meses después dio a luz a su hija Julia.


La participante en skeleton Diana Sartor tenía 35 años en los Juegos de invierno de Turín 2006 y estaba embarazada de nueve semanas cuando sufrió un accidente en el canal de hielo. En Atenas 2004, la alemana Cornelia Pohl, tiradora con arco, entonces de 33 años, estaba embarazada de siete meses.


EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores