Estudio asegura que la obesidad femenina se debe a que ellas hacen menos trabajo doméstico

En las década de los ’60, las mujeres dedicaban un promedio de 25,7 horas semanales para cocinar, lavar o hacer el aseo. Hoy, eso se redujo a 13,3.

01 de Marzo de 2013 | 13:22 | Emol
Reuters
Muchas son las razones que se entregan a la hora de explicar el aumento de los casos de obesidad que se registra en todas partes del mundo. Exceso de comida chatarra, falta de actividad física, demasiadas horas frente a la televisión; en fin, los argumentos -científicos o no- sobran.

Sin embargo, un estudio entregó la que quizás es la explicación más polémica de todas: el aumento de la obesidad en las mujeres se debe a que ella no están realizando suficiente trabajo doméstico, como cocinar o limpiar.

La investigación fue realizada en los Estados Unidos por Edward Archer, un científico de la Escuela Arnold de Salud Pública de la Universidad de Carolina del Sur, quien durante 45 años (desde 1965 hasta 2010) analizó miles de "diarios de uso del tiempo" que le fueron proporcionados anualmente por mujeres de entre 19 y 64 años.

Y la información obtenida por el investigador fue bastante desalentadora. En primer lugar, Archer estableció que en la década de los '60 las mujeres dedicaban un promedio de 25,7 horas semanales para realizar el trabajo doméstico, entendido como preparar la comida, hacer el aseo o lavar la ropa.

Sin embargo, en 2010 la situación cambió y el promedio de horas semanales dedicadas al trabajo doméstico bajó a 13,3.

Como consecuencia de este cambio -sostiene Archer en su estudio-, las mujeres están quemando hasta 360 calorías diarias menos que hace 45 años atrás.

Asimismo, el tiempo libre que las mujeres han ganado gracias a las mejoras que han tenido los electrodomésticos, como las lavadoras de ropa o las aspiradoras, lo han utilizado para realizar actividades sedentarias, como ver televisión.

En este sentido, el científico determinó que en 1965 las mujeres dedicaban ocho horas semanales para ver sus programas favoritos. En 2010, en tanto, ese tiempo se duplicó a 16,5, lo que ha tenido importantes consecuencias para la salud.

"Estos resultados sugieren que la disminución de la energía dedicada a las labores del hogar puede haber contribuido a la creciente prevalencia de la obesidad en las mujeres durante las últimas cinco décadas", concluyó el estudio.

Por esto Archer recomendó a las mujeres buscar otras alternativas para incorporar el movimiento a sus rutinas diarias, como caminar y jugar más con los hijos o -si nos los tienen- con el perro.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores