¿Aburrida del frizz? Conoce las nuevas opciones que tienes para alisar tu cabello

Sin formol, progresiva y de larga duración. Descubre si alguna se acomoda mejor a ti.

25 de Junio de 2013 | 08:00 | Por M. Francisca Prieto, Emol
Raúl Bravo, LUN
El frizz o estática debe ser uno de los problemas relacionados con el cabello que más complica a las mujeres, ya que hace que el pelo se vea desordenado, poco sedoso y opaco. Además, eliminarlo o por lo menos controlarlo a veces resulta difícil, más aún en invierno, época de frío y mucha humedad.

Las opciones más a la mano son el secador y la plancha, herramientas que si bien logran el objetivo, finalmente terminan dañando el pelo si se utilizan de manera repetitiva y sin tomar las debidas precauciones. Por esto, a continuación te contamos sobre tres alternativas de alisado: quizás alguna se acomode mejor a ti.

Sin formol

El gran "pero" que hace que algunas mujeres duden a la hora de alisarse el cabello, es que los productos que se utilizan en el proceso contienen en mayor o menor grado formol, un compuesto muy tóxico y que en altas concentraciones incluso es considerado cancerígeno. Además, al ser altamente volátil, resulta fácil inhalarlo y también se absorbe a través de la piel.

"El formol es el agente que hace que el cabello se alise visualmente, pero va dañando la fibra capilar. Por más que están enriquecidos con queratina, con nutrientes, igual hay un pequeño grado de daño a la fibra", explica Doris Martínez, experta en estética de Les Gemeaux Esthetique.

Por esta razón, en este centro realizan un tratamiento de alisado con carbocisteína, un aminoácido que otorga fuerza y resistencia a la fibra capilar, y también restaura y sella la cutícula previniendo la deshidratación.

"La carbocisteína cambia la estructura de la fibra capilar, lo que hace que el efecto de alisado dure más tiempo", sostiene Martínez, quien agrega que de todas maneras es necesario repetir el tratamiento cada cuatro meses para aplicar el producto en el área donde el cabello ha crecido.

Asimismo, al no contener formol, el alisado con carbocisteína no tiene contraindicaciones. "El producto no tiene ningún olor, es como si se aplicara un acondicionador al cabello (…) Cuando se está realizando el procedimiento, no sale humo ni vapores ni molesta los ojos, absolutamente nada. Entonces, se lo puede hacer desde una embarazada, hasta una niña que sufre con su cabello crespo. Incluso, nosotros lo hemos hecho en personas que tienen psoriasis", afirma la experta en estética.

Respecto al tratamiento en sí, Martínez explica que primero se lava el cabello con agua tibia para abrir las cutículas y luego se aplica una crema, la cual se deja reposar por algunos minutos. Posteriormente, el cabello se seca y se plancha, para que el producto penetre en la fibra capilar. "No es necesario que la persona se quede dos o tres días con el producto puesto. Puede lavárselo cuando termina el tratamiento, y se va a su casa sólo con shampoo y crema", puntualiza.

El alisado con carbocisteína tiene un valor de 120 mil pesos, en tanto que el costo de los retoques depende de la cantidad de cabello que sea necesario tratar.

Para mantener los rulos o lograr el alisado total

Otra novedosa alternativa de alisado es el "brushing progresivo", un tratamiento que desde hace poco ofrece Adrián Peñaloza en su peluquería AF Salón y que -según explica el estilista- es un derivado del de queratina, pero con varias ventajas sobre éste.

En primer lugar, Peñaloza destaca que se trata de un tratamiento muy rápido que se asemeja a un masaje capilar. "Se lava el cabello de forma normal con dos shampoo y en vez de usar el bálsamo, aplicamos el producto. Luego el pelo se seca y se plancha o se hace brushing. No debe enjuagarse antes de dos horas", señala.

Además, tal como lo dice su nombre, el "brushing progresivo" va alisando el cabello de forma gradual. De esta manera, si la persona tiene el pelo crespo y con frizz, el tratamiento le ayuda a mantener el rulo, pero a la vez lo intensifica, le elimina el frizz y le da mucho brillo. "El pelo queda con un peso como si estuviese peinado", dice el estilista.

Por otro lado, si la intención es lograr el liso completo, el "brushing progresivo" debe realizarse en sesiones semanales durante un mes. "A la cuarta vez el pelo ya está liso", asegura Peñaloza.

De esta manera, es la misma persona quien va manejando hasta qué punto quiere que llegue el alisado. "Si no quiere perder sus rulos, se lo hace una vez y a lo mejor después de dos meses lo repite para mantenerlo. Y si lo quiere liso, ella decide hasta cuánto", explica.

Asimismo, el estilista destaca que el "brushing progresivo" no es tan invasivo como otros alisados y, además, como cierra la cutícula, el cabello queda con un aspecto más sano, la hebra capilar se engrosa, y aporta brillo, firmeza y suavidad.

En la vereda contraria, lo negativo es que el producto que se utiliza en el proceso "desgraciadamente" tiene formol. "La única diferencia es que el alisado tradicional el que menos tiene es de un 3% de formol, éste tiene un 0,5%, o sea es muy bajito. De hecho generalmente los alisados se hacen afuera y éste se hace dentro del salón porque ni se siente", sostiene Peñaloza. Y aunque "en teoría" podrían hacérselo las embarazadas, el estilista prefiere no correr riesgos.

Respecto a su duración, si el objetivo es mantener el rulo, lo ideal es repetir el tratamiento una vez al mes. "Con eso seguro la persona tendrá el pelo pesado, con el rulo definido, sin frizz y con mucho brillo", asegura Peñaloza. Y si la intención es lograr el liso total, después de las cuatro sesiones semanales lo ideal es descansar por un mes, para volver a repetirlo al siguiente.

El "brushing permanente" que realiza Adrián Peñaloza tiene un precio de lanzamiento de $15.000 cada sesión.

Profundo y de larga duración

Yuko Hair Straightening System se denomina el tratamiento de alisado que Daniel Adim Pérez, estilista de la peluquería Amo mi look -salón oficial de Elite Models 2013-, realiza desde hace cuatro años en Chile. Es de origen japonés y fue creado por Yuko Yamashita, una conocida estilista a nivel internacional. Adim se acreditó para hacerlo, convirtiéndose en el único experto que lo realiza en Sudamérica.

Según explica, este método consta de dos fases. La primera es el alisado, el cual no se logra con formol, sino que con ácido glicoleico y el pantoténico. La segunda es la bio-reestructuración, proceso que sana el cabello con la ayuda de oro, seda y cobalto, todos componentes de las cremas que se utilizan en el tratamiento y que se exportan desde Nueva York, Estados Unidos.

"(Este sistema) traspasa lo que es la dermis, la hipodermis, llegando a la endodermis donde nace el folículo piloso, y allí destruye todos los puentes cationicos y disulfurados que son el rulo, el volumen y el frizz. Y a partir del segundo, tercer, cuarto mes va sanando el pelo, porque va desde adentro hacia afuera (las queratinas funcionan desde afuera, trabajan a nivel del córtex, es decir, de la cutícula del pelo)", sostiene.

El Yuko Hair Straightening System se puede trabajar en todo tipo de pelo, aunque quien se someta al tratamiento debe armarse de paciencia, ya que todo el proceso puede demorarse entre dos y cuatro horas. Según describe Adim, primero se lava el pelo con un shampoo purificante, que abre y dilata la cutícula, para luego aplicar dos productos especiales que contienen agua de oro que protege y envuelve la fibra capilar.

Posteriormente, se disecciona el pelo para aplicar capa por capa la crema que llega al folículo piloso. Ésta se deja actuar por entre 15 minutos y una hora, dependiendo de la calidad del cabello, el cual luego se enjuaga y plancha.

Pero el proceso no termina allí. El estilista vuelve a lavar el pelo, para aplicarle otros productos y volver a plancharlo con un aparato especial. Finalmente, se vuelve a aplicar otra crema que es la que da el plastificado al cabello.

Adim afirma que el Yuko Hair Straightening System se encuentra en la categoría de los alisados profundos -porque traspasa todas las capas de la piel y trabaja a nivel del núcleo del folículo piloso- y de larga duración, ya que los resultados permanecen por entre seis meses y un año.

"El pelo queda sin frizz y sin volumen. Además, se puede elegir el tipo de alisado, porque se puede dejar liso en la parte del cuero cabelludo y suelto de medios a puntas, y así no queda chuzo. La técnica la manejo yo", dice el estilista.

Realizarse este tratamiento tiene un valor de 300 mil pesos y sólo es necesaria una sesión. Si estás interesada en probarlo, puedes contactar a Daniel Adim Pérez en el 87744027 o su cuenta de Twitter @adimperez.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores