En Estados Unidos, rechazar las vacunas se vuelve algo corriente

07 de Abril de 2014 | 10:48 | AFP
Archivo El Mercurio
WASHINGTON.- Kathleen Wiederman, de 42 años, no es precisamente una militante antivacunas, pero al igual que un número creciente de estadounidenses se muestra escéptica ante estos fármacos porque piensa que la naturaleza es suficiente para combatir las enfermedades.

"Los médicos no lo saben todo", afirma esta graduada en Derecho que prefiere las medicinas alternativas. Kathleen eligió parir en casa y tiene reticencias a la hora de vacunar a su hija de cinco años.

Sólo la insistencia de su marido la llevó a aceptar que inmunizaran a la niña contra la varicela y el sarampión, pero rechazó la vacuna de la poliomielitis.

"El sector médico está dominado por las terapias a base de medicamentos", aduce Wiederman, que trabaja en el sector de la contratación y vive en un vecindario acomodado de Virginia (este). Los estadounidenses opuestos a las vacunas han dejado de ser una franja minoritaria radical de la sociedad y son cada día más numerosos, constatan los especialistas.

Dudar antes de recibir una vacuna se ha convertido en algo corriente, y esto no sólo en el caso de los niños.

Vacunas después de la infancia

Dos estadounidenses adultos de cada tres rechazan las vacunas contra la gripe y la misma proporción se abstiene de vacunar a las adolescentes contra el virus del papiloma humano, según los Centros Federales de Control y Prevención de las enfermedades.

"Nos preocupa la población que tiene dudas. En general son personas con formación universitaria que pertenecen a la clase media alta", revela Barry Blomm, profesor de medicina de la Universidad de Harvard. Y su número "aumenta por todas partes", asegura.

En los últimos años ha habido versiones de todo tipo, como la supuesta relación entre el autismo y algunos tipos de vacunas. También hay temores relacionados con los efectos secundarios, según los expertos. Algunas personas se alarman frente al aumento de la cantidad de vacunas recomendadas para los niños, que pasaron de ser 7 en 1985 a 14 actualmente.

"Estoy impresionada por el número de vacunas", comenta Alina Scott, ejecutiva de 37 años y madre de un niño de dos años. Scott afirma que después de leer todo lo disponible sobre el tema decidió prescindir de las vacunas. "No creo que vacunemos tan pronto", asegura.

 Se reduce la inmunidad

Casi todos los Estados estadounidense admiten excepciones a la vacunación, por razones religiosas o por razones personales. "Hoy en día puedes dejar de vacunarte por razones filosóficas. Es una demencia", denuncia Anne Gershon, directora del Departamento de Enfermedades Contagiosas Infantiles de la Universidad de Columbia.

"Es dañino para mucha gente, no sólo para los niños", afirma, porque al no vacunar a un miembro de la familia se reduce la inmunidad del grupo. Blomm recuerda que en el caso de enfermedades muy contagiosas como el sarampión una epidemia puede alcanzar al 94% de la población.

Pero lo cierto es que la tasa de vacunación en las guarderías de Estados Unidos se acerca al 95%. Un estudio de 2011 publicado por la Revista de Pediatría revelaba que un padre de cada 10 no respeta el calendario de vacunas de sus hijos y que un cuarto de los consultados dudaban de su efecto.

Según las autoridades sanitarias estadounidenses, en febrero dos tercios de los adultos de entre 18 y 65 años no estaban vacunados contra la gripe a pesar de que las hospitalizaciones en esa categoría de edad se multiplicaron por dos el año pasado.

En cuanto a la vacuna contra el virus del papiloma humano, recomendada para las adolescentes, sólo una mujer de cada tres de entre 19 y 26 años la había recibido en 2012; y sólo 2,3% de los hombres.

Bloom considera que probablemente las vacunas son víctimas de su propio éxito. "Hasta que no vean a un niño ciego por el sarampión o retrasado mentalmente por la tos ferina será muy difícil de entender, en este mundo jovial, rico y maravilloso de las guarderías, el papel preventivo de las vacunas".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores