¿Sufres de dolor en los pies? El Foot Fitness te puede ayudar

Los pies son un reflejo de lo que ocurre en todo el cuerpo y es por esto que deben estar sanos.

12 de Mayo de 2015 | 08:00 | Emol
"Nuestros pies son la base del cuerpo y fortalecerlos es esencial. El Foot Fitness puede ayudar a aliviar el dolor de pies y aumentar su flexibilidad, el rango de movimiento y la alineación", explica Yamuna Zanke, la terapeuta corporal y creadora de este método.

¿Un yoga para pies? Sí, pero es un sistema de trabajo corporal que comienza con el trabajo intenso en los pies. La idea es prevenir y aliviar los problemas más comunes y mantener un pie sano.

"Es que nadie te enseña a usar los pies en forma correcta ni su importancia, no debemos olvidar que son el soporte principal del cuerpo. Y no se trata de usar un buen calzado o usar determinados productos, sino de conocer los ejercicios especiales que debes practicar", afirma su autora, que lleva 15 años desarrollando este trabajo.

Yamuna Zanke creó este método después del nacimiento de su hija en 1979, cuando sufrió una lesión grave en las caderas. Pero también su inspiración nació al ver cómo tantas mujeres no saben andar con tacos.

"Después de dos meses de intentar con métodos de curación ineficaces y como instructora de yoga, decidí probar balanceando mi pies con pequeñas bolas especialmente diseñadas para darse masajes", comenta.

La teoría básica de la técnica, explica, es que la fascia o la tensión del tejido conectivo, puede ser aliviada mediante la aplicación de presión directa donde comienzan los tendones y luego, lentamente, "rodar" a través de toda la longitud del grupo de músculos.

Esto se produce gracias al peso del cuerpo, ya que el pie se hunde en la pelota para crear una comprensión. Pero también usa posiciones específicas de yoga y patrones de respiración.

El objetivo también es comprender las conexiones que existen entre los grupos de músculos y cómo la tensión en un grupo afecta a los demás.
El automasaje serviría también, para evitar que las piernas, la cadera y la espalda se pueden ver resentidas.

"El objetivo es aprender a usar todas las partes del pie, ya que cuando andas con tacos se tiende a caminar desde los talones, yo les enseño a estirar y fortalecer los dedos del pie y los metatarsos, y cómo repartir el peso del cuerpo para que no cause dolor en los pies", dice.

Una conexión con la tierra

"Lo primero que estudias en yoga es la postura inicial de pie. Es una de las más complejas, porque se trata de distribuir en forma correcta el peso del cuerpo en planta de pie", comenta Paula Meru, profesora de yoga y del método Akash Yoga con soporte aéreo.

Dice que es vital comprender el rol que cumplen los pies y no sólo en una práctica física, porque los pies te conectan a la tierra y el estar mal conectado afectaría en el diario vivir e incluso en el mal funcionamiento de ciertos órganos, rodillas, cadera, pelvis y hasta la espalda, tal como lo plantea la norteamericana.

"Tienes que identificar hacia donde se inclina el cuerpo, cómo funciona el arco interno y si apoyas el metatarso, porque son los que dan estabilidad y revisar también si la pronación te da una buen pisada o no", agrega.

Pero, para Paula Meru no se pueden trabajar como un elemento aislado aún cuando los pies son un reflejo de lo que ocurre en toda la estructura, ya que el yoga, afirma, tiene como objetivo unificar lo que sucede en el cuerpo, mente y espíritu, y para ello requiere una consciencia corporal completa.

De todas maneras, aconseja revisar la postura y verificar que sea la correcta en la vida diaria, de hacer tierra, que marquen con firmeza la dirección que se quiere tomar en la vida y comenzar a subir esa sensación al resto del cuerpo, esto debido a que la posición de los pies guía a las rodillas y a las caderas, y se construye de abajo hacia arriba.

Para saber, el peso debe estar repartido de forma equilibrada y flexible entre las cuatro "esquinas" de los pies: la masa carnosa junto al dedo gordo, la masa carnosa junto al dedo meñique, talón interior y talón exterior. Mientras que el segundo dedo, después del gordo, debe estar en línea con el tobillo.

Así que a practicar y no solo yoga. También el andar descalzo, jugar con los pies, bailar y masajearlos o abrir los dedos con la ayuda de las manos, servirá para darles la atención que merecen. Después de todo, son los que nos "soportan" durante todo el día.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores