Justicia francesa reconoce a tres niños nacidos de vientres de alquiler

El Estado galo había prohibido la inscripción de los menores en el país, porque no reconoce ese tipo de gestación.

15 de Mayo de 2015 | 10:21 | EFE
PARÍS.- La Justicia francesa ordenó inscribir en el registro civil a tres niños que habían nacido en el extranjero en vientres de alquiler, indicó hoy la abogada de las familias.

Es la primera vez que un tribunal francés toma esta decisión, desde que el 26 de junio el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo condenó a Francia por negarse a reconocer a los niños nacidos en el extranjero con este tipo de gestación, según explicó la letrada Caroline Mécary.

El Tribunal de Gran Instancia de Nantes ordenó el miércoles la inscripción de tres niños nacidos en Ucrania, India y Estados Unidos en vientres de alquiler pero con padres franceses.

Además, condenó al Estado francés a pagar mil euros a cada familia en concepto de costas judiciales.

Pese a que el código penal francés no reconoce este tipo de gestación, los jueces aplicaron la jurisprudencia del Tribunal de Estrasburgo, que ponía los intereses del niño por encima del interés general.

La Corte de Estrasburgo reconocía a Francia el derecho a prohibir la gestación en vientres de alquiler, pero consideraba que negarse a inscribir a los nacidos por este procedimiento en su registro civil atentaba contra la identidad de los menores.

"Los jueces de Nantes han transcrito de forma estricta esta doctrina en sus tres sentencias. Es un hecho novedoso en Francia", indicó Mécary.

La Fiscalía podría ahora recurrir la sentencia ante el Supremo, un tribunal que, hasta ahora, siempre ha acabado por rechazar la inscripción de los niños nacidos en vientres de alquiler.

Mécary, sin embargo, considera que ahora será diferente porque "es difícil pensar que los magistrados del Supremo vayan a contradecir" la sentencia de Estrasburgo.

El presidente de la Asamblea Nacional, el socialista Claude Bartolone, aseguró hoy que no se puede dejar en el limbo jurídico a los niños nacidos por estos métodos.

Contrario a la "mercantilización de los cuerpos" que puede provocar esa legalización, Bartolone señaló que, una vez que esos niños han nacido, "su derecho debe primar" sobre cualquier otra consideración.

Por esa misma razón, los opositores a este tipo de prácticas piden al Ejecutivo una ley más contundente que las combata, para evitar, dicen, que se generalice "a escala industrial".

Pero sus defensores lo consideran "fuera de toda lógica", puesto que en la actualidad hay apenas en Francia 500 niños gestados en vientres de alquiler, frente a 800.000 niños que nacen cada año en el país.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores