Miembro del EI pide matrimonio a siria: “Cásate conmigo o te convertirás en mi esclava”

La madre de un niño de 7 años tuvo que escapar ante el acoso de un emir del Estado Islámico, que parece no querer aceptar un no como respuesta a su petición de mano, reflejando la terrible realidad que viven otras mujeres sirias.

10 de Junio de 2015 | 11:33 | Emol

Foto de archivo

AFP
Tras vivir el horror de la guerra civil siria y perder a su marido durante el conflicto, hace 4 años, Shokrana Khalil Alawi (37), ha tenido que escapar de su hogar junto a su hijo de 7 años, Mustafa, pero por un motivo no menos atemorizador: el acoso de un líder del Estado Islámico.

“Él pidió mi mano en matrimonio. Pero cuando me negué emitió un ultimátum: Cásate conmigo o te convertirás en mi esclava”, explicó la mujer al diario británico The Independent.

Y así como Alawi vive con el constante temor de de ser perseguida por gente del EI, se cree que son miles de mujeres solteras y viudas que sufren lo mismo, al encontrarse en el territorio sirio controlado por los yihadistas. Y de hecho, según señaló ABC.es, varias han debido aceptar un matrimonio forzado –por familiares y hasta proxenetas- con tal de sobrevivir en medio de la violencia.

“Él me dijo: Pronto reclamaré que seas mía”, contó Alawi, tras relatar cómo comenzó este acoso por parte de su “pretendiente”.  Al ser una musulmana más liberal, la mujer no utiliza velo, y no tardó en llamar la atención de un marroquí 10 años menor que, al verla en la calle, se le abalanzó para pedirle matrimonio, lo que Alawi pensó que era una broma.

Sin embargo, el hombre comenzó a insistir con su propuesta, a través de la esposa de un vecino –que es como se acostumbra en su país-, pero la mujer continuó excusándose, diciendo que aún no estaba preparada para volver a casarse. Fue entonces cuando el marroquí, que ya había sido ascendido a emir del Estado Islámico, habló de reclamarla como su propiedad y como esclava si era necesario.

“Es difícil ver qué futuro le puedo dar a mi hijo”

Ya se había fijado hasta la fecha de matrimonio entre Alawi y el marroquí, pero la mujer logró escapar junto a Mustafa, gracias a la ayuda del Ejército Libre de Siria. Pero el panorama que le esperaba no sería tanto mejor, siendo una mujer sola, en una cultura que no le da facilidades a las mujeres, a menos que tengan el respaldo de un marido al lado.

En la ciudad turca de Urfa, la única oportunidad que encontró para alimentar a su hijo fue la prostitución: “Los hombre aquí tratan a las mujeres como objetos, cuerpos para ser usados cuando ellos quieren. Muchas otras mujeres sirias que conozco han tenido los mismos problemas que yo”, comentó, mientras se encuentra viviendo con Mustafá en una pieza sin agua potable. “Sé que tenemos que seguir intentándolo. Siempre creo que llegará algo mejor. Pero en este momento, es difícil ver qué futuro le puedo dar a mi hijo”.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores