Doctores con "mal comportamiento" desatan polémica en EE.UU.

¿Te has preguntado qué pasa en un pabellón una vez que el paciente está anestesiado? Una publicación que cuenta las faltas a la ética por parte de dos equipos médicos durante sus respectivas cirugías generó un debate entre los profesionales de la salud y la opinión pública en Estados Unidos.

24 de Agosto de 2015 | 11:51 | Por Felipe Contreras, Emol
Todas las personas que han pasado por la experiencia de una cirugía mayor, probablemente, han experimentado sentimientos similares: miedo, incertidumbre, pudor.

¿Qué es lo que ocurre en un pabellón, más allá del procedimiento quirúrgico? ¿Qué es lo que conversan los profesionales? ¿Todo es tan técnico como muestran las películas?

Esta semana, en una publicación inédita realizada por el Annals of Internal Medicine (Anales de Medicina Interna), una de las revistas científicas más prestigiosas y citadas de Estados Unidos desde 1927, aparecen las experiencias de dos estudiantes de medicina que presenciaron comportamientos poco éticos por parte de especialistas.

Los dos casos: ¿Buen ambiente laboral o falta de profesionalismo?

En la primera de las situaciones descritas, un cirujano hizo un comentario de connotación sexual mientras se encontraba preparando a una paciente para una cirugía vaginal. Un estudiante que se encontraba presente en la sala relató: "Yo ya estaba lavado para una histerectomía (extirpación parcial o total del útero). La paciente estaba bajo anestesia general. El médico estaba preparando a la mujer. Levantó una pinza con un algodón estéril empapado con desinfectante. Mientras limpiaba sus genitales y la parte interior de sus muslos me miró y me dijo: "Apuesto a que lo está disfrutando". Luego me hizo un guiño y se rió. Creo que el comportamiento fue imperdonable".

El segundo caso involucra a una paciente de origen latino que, luego de dar a luz, presentó un profuso sangrado. En el polémico ensayo aparece otro estudiante de medicina que cuenta: "Mientras aún estaban intentando detener la hemorragia, ocurrió algo que nunca voy a olvidar. El doctor levanta su mano derecha en el aire. Y comenzó a cantar 'La Cucaracha'. Cantó "La cucaracha, la cucaracha, dada, dada, dada-daaa". Parecía que estaba bailando con ella: Dio un pisotón, torció su cuerpo, dobló su brazo por sobre su cabeza. Todo esto ocurría mientras aún sujetaba a la mujer; mantenía toda su dentro de su vagina. Luego comienza a reírse, sigue bailando y me mira. Yo comencé a moverme a su ritmo y tarareé y me reí. Unos momentos después, el anestesiólogo grita: "Paren, idiotas". Y nos detuvimos".

Un debate de medios que divide a la comunidad médica

La publicación desafió a la comunidad médica a detener y a denunciar a sus colegas por malas prácticas o comportamientos indebidos. Y esto generó una serie de reacciones que se polarizaron. Por un lado, algunos profesionales aplaudieron el que una revista con tanto prestigio sacara a la luz pública prácticas inadecuadas. En tanto, otros médicos -en su mayoría ginecólogos y obstetras- quienes se sintieron individualizados por el documento, criticaron su naturaleza, llamándola inflamatoria, irresponsable y sensacionalista.

Los editores del Annals of Internal Medicine recibieron las denuncias con los nombres reales de los protagonistas. Sin embargo, decidieron publicar el artículo como un ensayo anónimo. Como resultado de esta determinación, gran parte de las críticas apuntan a la imposibilidad de verificar los antecedentes o permitir réplica a los involucrados.

La revista, además, declinó entregar los antecedentes del autor a The New York Times, medio que solicitó una entrevista, para proteger la identidad de los pacientes. En una editorial que acompaña al ensayo, se realiza un llamado a los médicos a no permitir las malas prácticas y denunciar las faltas. "Estos son ejemplos extremos, pero no hay razón para no creer que son eventos verídicos", dijo la dr. Christine Laine, la editora en jefe de la revista. Y agregó: "Cuando le dije a nuestro equipo editorial que levantaran la mano si creían que este tipo de cosas nunca pasa, nadie lo hizo".

En la otra vereda, la directora del comité ético del Colegio Médico de EE.UU., Sigal Klipstein, dijo que le preocupa que este tipo de artículos haga que las mujeres decidan no ir al médico. "¿Cuál es el objetivo de publicar este artículo? No hubo daño", agregó y comentó que los pacientes en ambos casos estaban recibiendo la asistencia médica adecuada y no fueron físicamente dañados.

Pacientes empoderados y potenciales demandas

Los medios en EE.UU. comentan que si bien siempre se ha sabido que los doctores tienen un humor negro, especialmente durante los procedimientos, los pacientes son los que han cambiado. En el estado de Virginia, un hombre ganó una demanda por medio millón de dólares en contra de un médico que fue grabado haciendo comentarios despectivos e insultos mientras realizaba una colonoscopía.


Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores