Blog de belleza: El día de tu matrimonio, cuando la moda incomoda

La maquilladora Florencia Cummins nos da sabios consejos de qué atrevernos y qué no en ese día en el que todo tiene que salir perfecto.

03 de Septiembre de 2015 | 15:58 | Por Florencia Cummins
Reuters
Las tendencias, la moda, las portadas de las revistas y las redes sociales nos bombardean de imágenes que muchas veces podemos emular, ya que las adaptamos a nuestro tipo de belleza o sencillamente la usamos aunque no nos queden tan bien.

Pero el día más importante de nuestras vidas; la fiesta de matrimonio, cuando nos ven cientos de personas y quedan los videos y las fotos para la posteridad, no es el día para probar el último grito de la moda, al contrario, es el momento de ser nosotras mismas pero en nuestra mejor versión.

Los matrimonios son estresantes, existen cambios a último minuto, los invitados no llegan, se puede cortar la luz, la decoración no queda tal y como soñaste, las mesas quedan vacías, pero tú debes estar radiante.

El primer must que una novia debe saber e indicar a su makeup artist es usar todo a prueba de agua. Tanto la base como la máscara de pestañas y delineadores deben tener esta condición. Entre la emoción o la transpiración, el maquillaje se corre y también se aja y la consecuencia directa es parecer mapaches.

La palabra transformación es justo la que no debemos usar para el día de nuestro matrimonio. No usemos el maquillaje para transformar nuestra cara y sobre todo, no abusemos de la base de maquillaje, que seguro terminas manchando toda la camisa del novio. Por eso trata de potenciar tu belleza, escondiendo disimuladamente tus defectos y destacando lo que más te gusta de ti, no escondiéndote detrás de kilos de maquillaje. No hay nada de malo en usar el amado smokey eyes, o el atrevido cat eye, o sencillamente unos labios bold; solo trata de no verte transgresora justo en ese día.

Bella y radiante es lo que busca la novia, pero el brillo es el enemigo numero uno de los fotógrafos. Aunque esté de moda el strobe y queramos ser pura iluminación, evita exagerar en los iluminadores perlados. Elige el brillo para las sombras o el blush, pero evita la exageración del brillo en la cara. Si no lo aplicas bien, el brillo podría parecer transpiración. Para este punto, el polvo traslúcido es tu mejor amigo, así que si no llevas a tu maquiladora a la fiesta de matrimonio, considera tener un polvo compacto en tu kit de ese día.

Si quieres ser una novia con todas sus letras todos los experimentos como cambios de looks, dietas, ejercicios y tratamientos faciales, inícialos con 6 meses de anticipación. Agenda tu hora con tu maquillador y peinador con 3 a 4 meses de antelación, perfila tus cejas 1 o 2 meses antes del matrimonio y vuélvelas a perfilar una semana antes para evitar desastres. Lo mismo con la limpieza de cutis; hazla con tiempo para evitar que te salgan espinillas si es que no te la hicieron óptimamente, y hazte masajes de relajación. Un día antes, embellece las uñas, toma litros de agua, condiciona tu pelo, exfolia tu cuerpo, y toma un delicioso baño.

Saludos,

Florencia Cummins
Maquilladora y periodista
florenciacummins.com
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores