Joven británica tuvo que someterse a cirugía para extraer sus implantes mamarios que estaban "envenenando" su cuerpo

Shay McDowall empezó a tener extraños síntomas, que eran productos de una infección provocada por las prótesis y que en un principio los atribuyó al nacimiento de su primera hija.

26 de Febrero de 2019 | 13:02 | Redactado por M. Hermosilla, Emol
Shay McDowall / Instagram
SANTIAGO.- Jaquecas, fatiga crónica, visión borrosa, acné severo, dolores agudos en el pecho y problemas de fertilidad, fueron algunos de los síntomas que vivió la joven británica Shay McDowall (25) después de agrandar su busto con implantes mamarios.

Cuando tenía 18 años, la joven decidió someterse a una cirugía para aumentar su talla de sostén de la copa C a la E, con el fin de incrementar la "confianza en sí misma". Durante los primeros años, nunca pasó por alguna consecuencia negativa producto de la intervención, hasta el nacimiento de su primera hija.

"Empecé con una fatiga y después todos los días los sentía como una lucha", relató la joven, agregando que en un principio atribuyó los malestares al parto.

Durante ese tiempo, Shay comenzó a sentirse débil con los mismos síntomas de un resfriado. Además, aseguró que pasó por momentos de ansiedad, infecciones en la piel, dolor en las articulaciones, bajos niveles de azúcar en la sangre e inflamaciones corporales que no podía explicar.

"Noté una disminución en mi estado de salud poco después de dejar de amamantar. Uno de los implantes se había desplazado, lo que me causaba malestar y dolor. Durante mucho tiempo pensé que había sido por ser madre, en lugar de escuchar lo que me decía mi cuerpo", afirmó Shay.

La joven contó que sus amigos debían maquillarla por el tono amarillo de su piel y el acné severo que estaba sufriendo por primera vez en su vida. "Antes tenía una piel hermosa, simplemente no habían explicaciones para algo así", relató Shay.

El tamaño y el peso de las prótesis también empezaron a molestarla debido a fuertes dolores en su espalda y cuello. Sin embargo, lo que la hizo tomar la decisión de ir al doctor y ver qué estaba pasando con su cuerpo fue cuando junto a su marido intentaban tener su segundo hijo, pero durante 18 meses no lo lograron.

Después de investigaciones, descubrió que sus molestias se debían a una intoxicación producto de los implantes mamarios y que miles de mujeres también habían pasado por lo mismo que ella después de someterse a la cirugía plástica.

Según publicó Infobae, cuando le realizaron la intervención para sacarle las prótesis y volver a su tamaño original, descubrieron que las bolsas estaba llenas de pus por la infección.

"Quiero crear conciencia para que otras mujeres no terminen como yo. Es necesario que haya más investigación sobre los efectos secundarios de los implantes mamarios. No importa al cirujano que vayas ni el país donde te los realices, cada cuerpo reacciona distinto a un objeto extraño que vive dentro de ti", indicó McDowall.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores