Anestesióloga estadounidense explica sus razones para aceptar el colecho con sus hijos: "No cambiaría esas noches por nada"

A pesar de que muchos le advirtieron a Britten Cole que su método no era el adecuado, ella cree que funcionó y que los hace feliz.

31 de Mayo de 2019 | 16:22 | Redactado por María José Hermosilla, Emol
Britten Cole / Instagram
Britten Cole es una anestesióloga que debe dividir su tiempo viajando por diferentes ciudades de Estados Unidos y estar con su esposo, Mack Major, y sus hijos de siete y ocho años.

En una reciente publicación en la revista People, Britten escribió acerca de su maternidad, y cómo lleva la vida con sus hijos y su marido. "Llámenme loca, pero soy esa madre: mis hijos duermen conmigo en mi cama", fue el título de su columna, donde explicó las razones que tiene para mantener a sus dos pequeños con ella por las noches.

"En realidad mis hijos han estado durmiendo en nuestra cama desde que aprendieron a caminar. No fue hasta hace poco que nuestra hija de ocho años empezó a dormir en su propia habitación, después de avisarnos que ya no tenía miedo de pasar las noches sola. Creo que culpo a su celular, o quizás agradecerle, por este cambio de planes", comenzó escribiendo la anestesióloga.

Britten reconoció que muchas parejas están en desacuerdo con dejar que los niños pasen las noches con ellos, pero explicó que ella solo lo hace para poder dormir y no tener que levantarse a diferentes horas.

"Algunos promoverán quedarse con los niños hasta que estos se queden dormidos. El problema es que mis hijos se despiertan al instante después que intento escapar. Otros dicen: 'Llévalos de vuelta a sus habitaciones inmediatamente cuando lleguen en pijama'. Esto no ha sido posible, mis pequeños monstruos lucharán como si sus vidas dependieran de ello para quedarse en nuestra habitación", relató la médico.


Crédito: Captura pantalla revista People.

La madre contó que para evitar peleas que involucraban llantos en medio de la noche, ella y su esposo decidieron que lo más fácil era rendirse al concepto de cama familiar y así poder dormir sin paseos a las habitaciones de los niños.

"El problema de este plan fue que con el tiempo, nuestra espaciosa cama tamaño King se volvió cada vez más pequeña y ya no nos acomodaba para los cuatro. Mi hija giraba como el minutero de un reloj durante toda la noche. Mi hijo literalmente se quedaba encima de nosotros como si fuéramos un colchón", explicó Britten.

Con el paso del tiempo, el nuevo espacio de la familia se convirtió en algo muy incómodo para todos, con insomnio y dolores de espalda de por medio, por lo que la anestesióloga decidió que debían tomar una nueva medida. Así se le ocurrió la idea de instalar un colchón a los pies de la cama, para que sus niños pudieran dormir allí.

"Estaba claro lo que teníamos que hacer, no echarlos de la habitación, no sean ingenuos, nos encanta tenerlos con nosotros en nuestro espacio", comentó.

Ayudarlos a volar solos


"Para ser honesta, me encantar tener a los niños en la misma habitación e incluso ocasionalmente en la cama. Sé que no son las condiciones ideales para dormir, pero es temporal. Estoy dispuesta a soportar la incomodidad de un pie en mi espalda solo para tenerlos cerca de mí", contó la madre.

"Siento que es parte de la experiencia de ser padre, tomas la bueno con lo malo. Si dormir conmigo hace que mis hijos se sientan seguros y protegidos, entonces les daré la bienvenida", confesó Britten.

La doctora contó que todo el tiempo la gente le recomienda que saque a los niños de su cama y habitación, pero que no lo hace ya que siente paz cuando ellos están cerca, particularmente cuando su esposo viaja por trabajo. "Estoy construyendo su sentimiento seguridad", aseguró.

Falta de privacidad


A pesar de que el plan funcionó perfecto en sus inicios al poder dormir toda la noche y que los niños se sintieran seguros, a medida que pasaba el tiempo Britten se dio cuenta de que llegó otra dificultad con el espacio compartido: la falta de privacidad.

Su hija mayor decidió desde hace seis meses que ya era lo suficientemente grande y valiente como para dormir en su propia habitación, contó. "Extrañaré nuestros abrazos y regaloneos por las noches", sostuvo.

"Lamentablemente, mi hijo será el siguiente. La mayoría de las noches decide dormir con su hermana antes que con nosotros, pero también tiene que crecer, así que supongo que lo dejaré volar cuando esté listo", aseguró.

"Si nunca tuviste el privilegio y la alegría de tener a tu cría en la cama contigo en las noches, realmente te perdiste de algunos recuerdos muy dulces. No cambiaría esas noches por nada del mundo. Al final, estos chicos solo están de paso y tengo que asegurar de que se sientan lo suficientemente seguros para volar", finalizó Cole.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores