Mundial 2002: Entrada más barata costará 60 dólares

La más cara, en tanto, costará 750 de la moneda estadounidense para los puestos más privilegiados en la final del campeonato, según lo afirmaron los organizadores del torneo a jugarse en Corea del Sur y Japón.

01 de Julio de 2000 | 18:40 | DPA
ROTTERDAM.- El precio de las entradas para los partidos del Mundial del 2002, en Corea del Sur y Japón, oscilarán entre los 60 dólares para las plazas más baratas de los partidos de primera ronda, y los 750 para el asiento más privilegiado de la final de Yokohama.

Así lo aunció hoy el secretario general de la federación japonesa de fútbol, Yasuhiko Endoh, en una rueda de prensa en Rotterdam, adonde se desplazó una delegación de 200 japoneses y otros tantos coreanos, entre miembros del comité organizador, autoridades locales y policías, para hacerse una imagen de la organización de la Eurocopa.

Los japoneses y coreanos mostraron especial interés en el fenómeno de la violencia y los métodos que han empleado las policías de Bélgica y Holanda para combatir a los hooligans, porque ''es un problema que desconocemos por completo'', según dijo Chang-Shin Choi, secretario general de la federación coreana.

''Vamos a estudiar con nuestro gobierno la necesidad de nuevas leyes'', agregó el dirigente deportivo. Endoh, a su vez, declaró que los policías ''aprendieron mucho sobre las maneras de tratar a los hooligans''.

Endoh consideró que el precio elevado para las entradas está justificado. ''Si va a la ópera también tiene que pagar mucho por una entrada'', afirmó.

El ex viceministro del Interior japonés admitió que el coste de vida en Tokio es elevado -es considerada la ciudad más cara del mundo- pero agregó que la capital japonesa no representa una excepción. ''Todas las grandes ciudades del mundo son caras'', apostilló.

El secretario general de la federación anunció una ''amplia campaña internacional'' para informar a los aficionado sobre las formas más adecuadas ''para vivir en Japón a precios aceptables''.

Endoh calificó la cooperación entre los dos países que compartirán por vez primera en la historia del fútbol la sede de un Mundial de ejemplar. ''Al comienzo tuvimos nuestras dudas, pero lo cierto es que está funcionando muy bien'', declaró un miembro de la delegación japonesa.

Endoh afirmó:: ''Queremos que el Mundial sea un evento en singular''. Choi, a su vez, explicó que ''los japoneses nos envían los faxes en coreano y nosotros les respondemos en japonés''.

Según el secretario general de la federación japonesa, las obras en los diez estadios japoneses van según el calendario previsto. ''Tres estadios ya están terminados'', dijo.

Los coreanos están construyendo siete estadios nuevos -uno de ellos en una isla que sólo se puede alcanzar por avión- también afirman que concluirán sus obras a tiempo.

Los desplazamientos son los quebraderos de cabeza de los participantes. Según Endoh, los países que se clasifiquen para el Mundial no tendrán que cambiar de país en la primera fase, y sólo la mitad de los conjuntos que accedan a la segunda eliminatoria -o sea, ocho- tendrán que cambiar Corea por Japón o viceversa.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores