Los SuperSonics están en venta

La mala racha por la que atraviesa el quinteto de Seattle llevaría a su actual propietario, Barry Ackerley, a venderlo por no menos de 200 millones de dólares.

09 de Enero de 2001 | 11:08 | EFE
SEATTLE.- La mala racha deportiva por la que atraviesan los SuperSonics de Seattle podría ser el factor que su actual propietario, Barry Ackerley, esgrimiría para vender el equipo por no menos de 200 millones de dólares.

La compañía estadounidense de venta de café "Starbucks" se encuentra a la cabeza de la lista de los posibles compradores después de que su jefe de operaciones internacionales, Howard Schultz, haya mostrado su interés en entrar en el mercado del deporte profesional.

El momento para la compra es el ideal porque aunque el Grupo Ackerley había establecido por los SuperSonics un valor de 280 millones de dólares, el último informe de la revista especializada "Forbes" lo colocó en sólo 180 millones.

Además, el grupo también ha tenido importantes perdidas con los SuperSonics y el Storm de Seattle, equipo que milita en la liga profesional del baloncesto femenino de la WNBA, y quiere cambiar de rumbo.

Varios medios de comunicación locales de Seattle han informado que Barry Eckerley estaría dispuesto a vencer los SuperSonics por 200 millones de dólares, una cifra muy superior a los 16 que pagó cuando lo compró en 1983.

"No hay ninguna duda que en un futuro cercano los SuperSonics serán vendidos", declaró una fuente al periódico "Tacoma News Tribune", del estado de Washington.

Chris Ackerley, hijo de Barry y copresidente de la compañía, dijo en un informe oficial que formaba parte de la estrategia empresarial el buscar siempre nuevos campos para conseguir mejores resultados económicos y en la misma entraban las adquisiciones y ventas de aquellos proyectos que considerasen necesarios para cumplir con los objetivos establecidos.

Problemas de salud que afectan a Barry Ackerly, de 65 años (ha tenido varias operaciones al corazón desde 1991), han podido también tener influencia en la posible venta del equipo.

Mientras, en el campo deportivo, los directivos de los SuperSonics tratan de encauzar de nuevo al equipo por el camino del triunfo y de momento han decidido comenzar las negociaciones con el entrenador interino Nate McMillan para que cuando finalice la presente temporada pueda continuar en el cargo pero de manera permanente.

McMillan reemplazó en el puesto de entrenador a Paul Westphal, que fue cesado de su cargo el pasado 26 de noviembre después que el base titular Gary Payton se enfrentó abiertamente y dijo que no quería jugar bajo su dirección.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores