Defensa le dio su primer Super Bowl a los Ravens

El elenco de Baltimore aplastó a los New York Giants por 34-7 en el XXXV Super Bowl disputado en Tampa, en el que su defensa brilló con la impresionante figura de Ray Lewis, elegido el jugador más valioso del millonario encuentro.

29 de Enero de 2001 | 09:49 | EFE
TAMPA, EE.UU.- La defensa de los Baltimore Ravens, que estableció un nuevo récord de menos puntos permitidos en una campaña regular, ahora pueden ser conocidos también como unas de las mejores, si no la mejor, en la historia al dominar en el partido importante de la campaña, la edición 35 del Super Bowl.

Los Ravens consiguieron su primer título de la NFL en una amplia victoria sobre los New York Giants por el marcador indiscutible de 34-7 con otra actuación excepcional de la defensa liderada por Ray Lewis.

El equipo de Baltimore también hizo historia la ser el tercer equipo que entró en la fase final como ''wild card'' y consiguió el título de campeón después de que lo lograsen los Oakland Raiders (1980) y los Denver Broncos (1997).

El dueño del los Ravens, Art Modell, consiguió su primer título de Super Bowl en sus 40 años con el equipo, que comenzó cuando eran los Cafés de Cleveland hasta que movió el equipo a Baltimore en 1996.

''Esto es para toda la gente de Baltimore,'' dijo Modell. ''Le quiero dar las gracias a todos que hicieron esto posible. Gracias a los fanáticos, a los jugadores, y al mejor entrenador en la NFL Brian Billick.''

Lewis, quién consiguió cinco bloqueos y desvió tres pases, fue honrado como el Jugador Más Valioso (MVP) del partido para alcanzar su reconocimiento y recuperación de imagen como nunca se pudiese imaginar después de que hace un año iba a estar acusado de doble asesinato, ocurrido precisamente a las pocas horas que terminase el XXXIV Super Bowl disputado en Atlanta (Georgia).

''Si alguien pusiera esto en un cuento de niños, nadie lo pudiera creer,'' dijo Lewis lleno de emoción. ''No hicimos nada diferente para este partido, sólo lo que hemos hecho toda esta campaña. Mostramos que somos sin duda la mejor defensa en la historia de nuestra liga.''

El mariscal de campo Trent Dilfer también cumplió un increíble revés de fortuna al regresar a la ciudad donde jugó durante seis años con los Bucaneers y fue abucheado por los fanáticos en la última temporada que estuvo con el equipo.

''No lo puedo creer,'' comentó Dilfer, quién conectó de 12-25 por 153 yardas con un pase anotador. ''Le doy gracias a Dios por enseñarme que aunque la vida es difícil, tenemos la capacidad de seguir adelante.''

Dilfer conectó con el recibidor Brandon Stokley para una anotación de 38 yardas que abrió el marcador y los dos equipos se silenciaron hasta que Baltimore capitalizó en una interceptación con un tiro de campo de 47 yardas por el pateador Matt Stover, que incrementó la ventaja a 10-0 cuando los dos equipos se fueron al descanso.

Dilfer sufrió la lesión temporal de la mano izquierda al principio del tercer periodo y fue reemplazado por Tony Banks, quién era el titular al principio de la campaña.

Dilfer volvió al final del tercero aunque no se había recuperado por completo y el partido siguió siendo una guerra defensiva como se esperaba.

Pero esa batalla fue quebrada al final del periodo cuando los dos equipos consiguieron tres anotaciones en 36 segundos.

Duane Starks interceptó el balón y lo regresó 49 yardas por anotación para subir la ventaja a 17-0 y pareció como el ponche fatal para los Giants.

Pero Ron Dixon de los Giants devolvió la patada siguiente 97 yardas para un ''touchdown'', para acabar con cualquier esperanza de una blanqueada de los Ravens.

La jugada fue la cuarta anotación por regreso de patada en la historia del Super Bowl, la cual le dio vida a New York hasta que Baltimore respondió con la quinta.

Jermaine Lewis regresó la patada siguiente 84 yardas para volver a subir la ventaja 17 puntos en el periodo final y en lo que podría ser el puñal fatal para los Giants.

El corredor Jamal Lewis anotó al ser el primer corredor novato que consigue un ''touchdown'' en el Super Bowl desde 1988 para mejorar el marcador a 31-7 y Stover volvió a conectar con un tiro de campo.

''Este año he aprendido lo que significa jugar como equipo,'' dijo Billick, quién lideró al equipo a un titulo en solo su segundo año como entrenador. ''Yo creó que nuestra defensa es mejor que cualquier otra en la historia y apoyaré esa opinión hasta la muerte.''

El mariscal de campo de los Giants, Kerry Collins, destruyó a los Minnesota Vikings en el campeonato de la Federación Nacional al romper varios récords, pero la defensa de Baltimore es un animal distinto.

Collins terminó con 112 yardas por el aire y fue interceptado cuatro veces, para empatar el récord del Super Bowl, y pudiera haber sido peor porque los Ravens votaron un par de pases con el potencial de ser interceptaciones.

''Tuvimos muchos errores y si te pasa eso frente un gran equipo como Baltimore, pagas el precio,'' comentó el entrenador de los Giants Jim Fassel. ''No pudimos hacer las grandes jugadas cuando eran necesarias.''

Esta fue la primera derrota en un Super Bowl para los Giants, quienes habían triunfado en sus otros dos viajes, en 1987 y 1991, este último, precisamente al mismo escenario de Tampa Bay.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores