Semana clave en España e Italia por "Caso Pasaportes"

En estos días comenzarán las investigaciones sobre posibles casos de falsos "jugadores comunitarios" en la liga italiana, mientras que en España la situación también está por explotar.

04 de Febrero de 2001 | 16:17 | DPA
ROMA.- El ''escándalo de los pasaportes'' vivirá esta semana un nuevo momento cumbre con el comienzo de las indagaciones a futbolistas en los juzgados italianos, mientras en España algunos temen que el tema, al igual que la crisis de las ''vacas locas'', llegue tarde, pero con fuerza.

''El fútbol español bajo sospecha'', tituló hoy sobre fondo negro el diario deportivo español ''As'' la información de que el juez italiano Raffaelle Guariniello investiga los pasaportes de 27 jugadores latinoamericanos con pasaporte italiano que juegan en España.

Mientras, el volante argentino Juan Sebastián Verón prepara su comparecencia del martes, la primera de un desfile ante los juzgados de futbolistas de los 18 equipos italianos de primera división.

Porque la constatación de que no todo quien posee un pasaporte italiano es italiano ''hace temblar al mundo del 'calcio''', señaló hoy el ''Corriere dello Sport''.

Para poder jugar en la primera división italiana como nativos, decenas de sudamericanos han rebuscado en su árbol genealógico hasta dar con supuestos antecesores italianos, quienes, como otros centenares de miles, emigraron al Nuevo Mundo en los dos últimos siglos.

Así Verón, del campeón Lazio, obtuvo un pasaporte italiano, al igual que el delantero estrella uruguayo Alvaro Recoba, que hoy asistió desde la tribuna en el estadio ''Renato Dall'Ara'' de Bolonia a la goleada de 3-0 que el Inter le propinó a sus anfitriones.

Recoba -el futbolista mejor pago del mundo, con un sueldo anual de 7,5 millones de dólares- dejó de ser estrella para convertirse en inmigrante ''irregular''. Ahora buscará en Montevideo poner al día su documentación uruguaya para jugar como ''no comunitario'', status que complica a él y a su club.

Pero Recoba y Verón no son los únicos. Ni fueron los primeros. El 13 de septiembre los tribunales de Udine iniciaron las averiguaciones de pasaportes falsos luego de que Udinese al regreso de Polonia, donde jugó primer turno de Copa de la UEFA, vio secuestrar los pasaportes portugueses de los brasileños Alberto y Warley.

Días después el fiscal Paolo Alessio Verni abría una investigación al recibir de la policía la certeza de que los pasaportes eran falsos.

A partir de la suspensión de la calificación ''comunitaria'' para Alberto y Warley, siguió la del arquero brasileño Dida, del Milan, que como Verón y Recoba fue recalificado como ''no conmunitario''.

En el fútbol italiano militan 65 ''no comunitarios'' en los 18 equipos de la primera división, entre argentinos, chilenos, brasileños y uruguayos, además de serbios, croatas, chinos, coreanos y un japonés.

Si resulta que Verón, Recoba y cía no son italianos ni forman parte de los denominados extranjeros de la Unión Europea (UE), entonces sus clubes alinearon regularmente en los pasados años por lo menos un extranjero de más no perteneciente a la UE. El máximo permitido son tres.

El entrenador del Roma, el italiano Fabio Capello, habla abiertamente de fraude. ''Si los pasaportes son falsos, los equipos deben ser sancionados con descuentos de puntos y calcularse una nueva tabla de clasificación'', exigió el técnico, pese a que sobre dos hombres de su equipo -los brasileños Cafu y Guigou- recaen también sospechas.

Los fiscales afirman que los abogados del Lazio encargaron expresamente la falsificación de documentos a fin de que los sudamericanos pudieran nacionalizarse italianos. El Inter, en cambio, hace como si no supiera nada en el caso Recoba, pese a que el uruguayo echa la culpa al manager del club, Gabrielle Oriali.

En España, mientras tanto, entre los potenciales afectados se encuentran jugadores tan destacados como los argentinos Roberto Ayala, Mauricio Pellegrino (Valencia), Leonel Scaloni (Deportivo) Martín Palermo (Villarreal) o Juan Esnáider (Zaragoza), así como el uruguayo Walter Pandiani (Deportivo) o los brasileños Baiano (Las Palmas) y Jamelli (Zaragoza).

Guariniello es el fiscal que ya intervino en asuntos deportivos tan notorios como los dopings del ciclista Marco Pantani y en el fútbol italiano.

En declaraciones a ''As'', el presidente del Toulouse, Jacques Rubio, que dio comienzo a las acciones legales que acabaron con una sanción de siete puntos al Saint Etienne por irregularidades en los pasaportes, asegura que cree que en España pueden estar produciéndose fraudes similares.

''No tengo datos, pero si el escándalo ha surgido en Francia e Italia, es posible que también ocurra en España o Portugal'', afirma Rubio, que también señala que no tuvo ningún confidente para su denuncia: ''Era vox populi, todo el mundo lo sabía''.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores