"Captain Steve" gana Copa del Mundo en Dubai

El caballo estadounidense se impuso frente a los otros 77 participantes del certamen hípico de Dubai, embolsando seis millones de dólares.

24 de Marzo de 2001 | 16:50 | EFE
DUBAI.- El caballo ''Captain Steve'', criado en Estados Unidos y entrenado por Bob Baffert, ganó hoy la copa del mundo de Dubai, el certamen hípico mejor pagado del mundo -seis millones de dólares para el campeón-, que ha superado el temor a la fiebre aftosa, que este año ha obligado a suspender numerosas carreras.

El caballo estadounidense, de cuatro años y considerado uno de los mejores del mundo, sacó varios cuerpos de ventaja a sus más inmediatos perseguidores, entre los que no se encontraba ''Best of the Best'', propiedad de un príncipe emiratí y también partía como favorito.

El certamen de Dubai, establecido hace cinco años y consolidados como uno de los más importantes del circuito, superó esta edición también el temor a la fiebre aftosa, que este año ha obligado a suspender numerosas carreras.

El dinero manda en el rico Dubai, y ni siquiera el peligro de la fiebre aftosa ha impedido la celebración de la prueba mejor dotada en premios, con 6 millones de dólares para el ganador. También hay otros 9 millones de dólares en premios a repartir en las restantes siete carreras del famoso certamen, que han disputado hoy los mejores jinetes del mundo en el hipódromo de Nad al Sheba.

Un total de 78 caballos procedentes de 18 países han corrido por la cuidada pista del hipódromo de Dubai, el rico emirato petrolero en el que este tipo de competiciones gozan de una enorme aceptación, y congregan a lo más granado de las familias reales árabes del golfo pérsico, y a aristócratas de todos los rincones de la tierra.

Las sombras de la temida fiebre aftosa también se cernieron sobre el evento, y durante la última semana, las autoridades sanitarias de Los Emiratos Arabes Unidos (EAU), de los que forma parte Dubai, se vieron obligadas a sacrificar 151 reses.

Pero el organizador de la competición, el príncipe heredero y ministro de Defensa, jeque Mohamed Ben Rasid al Majtum, dio orden de que ''el espectáculo debe continuar''.

Después, el presidente del Comité de la Copa del Mundo de Dubai, Les Benton, restó importancia al problema y aseguró que las carreras no serían suspendidas, como ha ocurrido en otros países, aunque no se admitirían equinos procedentes del Reino Unido.

Así, los 40.000 espectadores esperados en Nad al Sheba no han encontrado evidencia alguna del temor que ha despertado la epidemia en los hipódromos europeos.

No tuvieron que rociar los neumáticos de sus lujosos coches con bactericida, tampoco caminar a través de felpudos desinfectantes, ni preguntarse si será desechado algún caballo sospechoso de haberse contagiado.

El jeque Majtum no ha consentido que el miedo generalizado a la fiebre aftosa arruine el acontecimiento que él mismo concibió en 1996 para convertirlo en el más lucido y millonario de toda la temporada hípica.

El propio jeque presenta dos caballos a la competición de este año, ''Best of the Best'', y ''Ekrar'', que figuran entre los favoritos y pertenecen a su prestigiosa cuadra Godolphin, que entrena a unos 1.500 animales.

Los mejores entrenadores y jinetes del mundo adoran esta competición no sólo por sus cuantiosos premios sino por las facilidades que el anfitrión pone a su disposición.

Establos individuales con aire acondicionado, alimentación a la carta, elegida por el entrenador, e incluso piscina de entrenamiento para caballos, son algunos de los lujos que disfrutan los participantes.

Tampoco es inconveniente para celebrar el acontecimiento que la Ley Islámica (Sharia) prohíba las apuestas, y en su lugar los aficionados buscan otros premios, como un lujoso automóvil, acompañado de un cheque de 27.000 dólares, para quien acierte los ganadores de las ocho carreras.

Las damas, entre las que se encuentran la mayor parte de la numerosa comunidad extranjera que vive en el Pérsico, competirán por ser distinguidas con un collar de las mejores perlas, destinado a la más elegante y a la portadora del mejor sombrero.

En el aspecto estrictamente hípico, el gran favorito para la gran prueba de los 2.000 metros, premiada con seis millones de dólares, es ''Captain Steve'', criado en Estados Unidos y entrenado por Bob Baffert, dos veces ganador de la carrera.

Sus principales competidores son ''Best of the Best'' y ''Ekrar'', los dos de Godolphin, la cuadra del jeque Majtum.

''Best of the Best'' será montado por el ganador del año pasado del reconocido premio ''Dubai Millennium'', el jockey Frankie Dettori, mientras por detrás, pero también con fundadas esperanzas se hallan el caballo estadounidense ''Aptitude'' y el francés Hightori.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores