Copa América: Policía rastrea Colombia en busca de secuestrado

Sesenta integrantes de la cuadrilla "Aurelio Rodríguez", perteneciente a las FARC, tienen plagiado al organizador del torneo continental de fútbol, Hernán Mejía. Los familiares temen por su salud, debido a que sufre de hipertensión.

26 de Junio de 2001 | 10:51 | EFE
BOGOTA.- Efectivos de la Policía y el Ejército de Colombia rastrean una vasta zona rural del centro oeste del país para tratar de rescatar al vicepresidente de la Federación Colombiana de Fútbol y coordinador de la Copa América, Hernán Mejía Campuzano, secuestrado anoche, informaron este martes las autoridades.

Mejía Campuzano fue obligado a acompañar a hombres armados, al parecer guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en un lugar cerca de la localidad de San José de Palmar, entre los departamentos de Risaralda y Chocó, a unos 400 kilómetros al oeste de Bogotá.

La Gobernadora de Risaralda, Elsa Gladys Cifuentes, lamentó "profundamente la falta" del dirigente. "Su secuestro nos baja los ánimos y nos pone como en interrogante frente a lo que pudiera seguir ocurriendo".

El mayor Javier Gaona, miembro de un grupo de élite antisecuestro del Ejército, precisó que los secuestradores del dirigente del fútbol colombiano pertenecen a "la cuadrilla Aurelio Rodríguez" de las FARC.

Hace pocas semanas, en la zona neutral del sur del país creada en 1998 para negociar un proceso de paz, Raúl Reyes, uno de los protavoces de las FARC, aseguró a periodistas que su organización, la guerrilla más antigua y numerosa del país, no emprendería acciones en contra de la Copa América.

En Pereira, capital de Risaralda, familiares de Mejía Campusano informaron de que el dirigente deportivo es hipertenso y requiere a diario de un medicamento para su control.

Mejía Campuzano viajaba con algunos familiares hacia una finca de su propiedad entre Pereira y San José de Palmar, cuando hombres armados los obligaron a asistir a una reunión.

Los desconocidos, unos 60, según el mayor Gaona, obligaron a Mejía Campuzano a acompañarle.

Fuerzas antisecuestro de la Policía y del Ejército iniciaron el mismo lunes el gigantesco operativo en la zona limítrofe entre Risaralda y Chocó para tratar de liberar al dirigente.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores