Chile tocó fondo

En uno de los peores resultados en la historia del fútbol chileno, la "Roja" cayó por 0-2 ante Venezuela en el estadio Nacional, en la triste despedida de Pedro García de la banca nacional.

04 de Septiembre de 2001 | 22:17 | emol.com
SANTIAGO.- Uno de los capítulos más tristes en la historia del fútbol chileno fue escrito esta noche en el estadio Nacional, donde Venezuela, la eterna selección del fondo en Sudamérica, derrotó con justicia a Chile por 2-0 en el estadio Nacional, en el último partido de Pedro García como director técnico chileno.

Simplemente la victoria del sábado ante Francia fue un oasis en el desértico panorama de la selección nacional. En el encuentro ante los venezolanos, el pobre desempeño futbolístico y la carencia absoluta de una motivación por ganar el partido, que algunas veces incluso se puede traducir en triunfos, derivó en una de las actuaciones más pobres de la "Roja".

Existía algo de empeño e incluso buen fútbol en el primer cuarto de hora, principalmente apareciendo desde los costados para complicar a la zaga venezolana. Sin embargo, a lo largo del partido, la única forma de llegar a la portería rival fue a través de esa forma: los centros. No hubo variante alguna y Venezuela, eternamente conocido como el peor equipo de esta parte del mundo, se dio cuenta rápidamente.

Liderados por Ricardo Páez y Miguel Mea Vitali en la mediacancha, el equipo visitante tomó el control del balón con un juego simple y comenzó a inquietar al equipo nacional. El buen juego colectivo y simple que lucieron los dirigidos por Richard Páez contrastó totalmente con la imprecisión en la que cayó la oncena chilena.

Los ilusos remates de larga distancia por parte de Cristián Montecinos, más avaro que nunca, y los inexplicables errores de Reinaldo Navia en el control del balón, fueron una escena repetida en el lado venezolano. Por contraparte, la velocidad que los visitantes imprimieron en su toque, una y otra vez causaron temor en la desalineada defensa chilena. El mismo Páez, en dos acciones personales, estuvo a punto de abrir la cuenta en la primera fracción.

El segundo tiempo fue más de lo mismo, con la única salvedad que Venezuela mejoró en el último cuarto de cancha y supo definir dos de sus claras opciones de gol. El primero a los 56', cuando luego de un remate de Arango y una buena atajada de Nelson Tapia, el talentoso Páez se encontró con el balón para anotar el 1-0, el primer gol venezolano en tierra chilena por las eliminatorias.

Y si el primer tanto fue abrumador, el segundo caló aún más hondo. A los 62', Juan Arango concretó el 2-0 que tumbó al equipo nacional que, sin variantes tanto dentro del campo como en la banca, jugó los últimos minutos por cumplir.

Quizás lo único rescatable en Chile fue el trabajo de Clarence Acuña y Pablo Galdames en la mediacancha, quienes siempre estuvieron atentos a la hora de recuperar el balón, aunque esa buena actuación defensiva no se tradujo en que se convirtieran en agentes de salida. Francisco Rojas, al igual que Claudio Núñez, jugó un interesante primer tiempo, pero luego decayó como toda la escuadra chilena.

Poco antes del pitazo final, las casi 30 mil personas que llegaron al estadio Nacional terminaron pifiando a la "Roja" e incluso gritando burlescos "¡Ole!" ante los constantes toques venezolanos, pero sólo lo hiceron luego que la propia selección se burlara de ellos con un rendimiento incomprensible en la cancha.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores