US Open: Sampras se instaló en la final

En casi dos horas de juego, el veterano jugador estadounidense eliminó al actual campeón del US Open, el ruso Marat Safin, y mañana saldrá en busca de su décimo título de Grand Slam ante el Lleyton Hewitt.

08 de Septiembre de 2001 | 17:35 | DPA
NUEVA YORK.- El estadounidense Pete Sampras buscará mañana su décimo cuarto título de Grand Slam enfrentando al australiano Lleyton Hewitt en la final del Abierto de tenis de Estados Unidos.

Sampras, décimo del ranking mundial, batió al ruso Marat Safin por 6-3, 7-5 (7-5) y 6-3 en una hora y 54 minutos de juego de un partido que dominó con total claridad y donde nunca cedió su servicio.

"Estoy pegando mi segundo servicio muy bien también. El ritmo está ahí, el servicio es una gran parte de mi juego, estoy siendo agresivo, atacando. Me siento grandioso, mañana estaré listo a las cuatro de la tarde para la final", dijo un rejuvenecido Sampras, número uno del mundo entre 1993 y 1998 y mostrando su mejor juego en un momento donde se especulaba con su retiro.

Sampras, de 30 años, sabe que su rival será duro. "Lleyton es un gran competidor, se mueve increiblemente. Estará fresco porque tuvo un partido muy fácil hoy. Deberé ser paciente pero agresivo al mismo tiempo", analizó. Hewitt se impuso fácilmente en la semifinal de hoy por 6-1, 6-2 y 6-1 al ruso Yevgueni Kafelnikov, clasificándose con 20 años para su primera final de Grand Slam. "Tendré que ser muy sólido desde el fondo para jugar con Pete", admitió Hewitt.

Pese a su clara derrota, Safin estaba satisfecho. "Teniendo en cuenta como jugué durante el año, con mis lesiones y cambiando de raqueta, está muy bien lo que hice. No perdí con cualquiera, perdí contra Sampras, el mejor jugador del mundo. Puede ganar el US Open, es el mejor".

El estadounidense no gana un torneo desde Wimbledon 2000, y su mediocre rendimiento hasta llegar al US Open hizo pensar que su hora había pasado definitivamente.

No fue así. Un Sampras rejuvenecido batió en octavos al australiano Patrick Rafter y en cuartos de final jugando cuatro tie breaks a su compatriota Andre Agassi, para llegar a una final que puede darle mañana su quinto título en el certamen y que se sumaría a sus siete Wimbledon y sus dos Abiertos de Australia.

Sampras ganó el Abierto de Estados Unidos por primera vez en 1990, con 20 años. Doce meses atrás cayó en sets corridos en la final ante Safin, en el que el ruso calificó como el mejor partido de su vida, pero hoy todo fue muy diferente.

Su juego hoy fue impecable, con el servicio como eje: lleva 86 games consecutivos sin perder el saque, la última vez que lo hizo fue en el primer juego de su partido de segunda ronda ante el brasileño Andre Sá.

Pero Sampras no fue sólo saque. Su volea mostró rasgos sublimes, con una sensibilidad única en el circuito, casi poniendo la pelota con la mano del otro lado de la red. Su smash de revés fue clave en un par de puntos importantes, la derecha le funcionó a pleno y el revés también. Fue el tenis total para un hombre que se acerca al trono de mejor jugador de todos los tiempos poniendo fin a todas las discusiones sobre ese aspecto.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas