Barcelona no respetó al Liverpool en Anfield Road

El cuadro español venció a domicilio al conjunto de Michael Owen por 3-1 y se cobró revancha de la eliminación que sufrió el año pasado en la Copa UEFA ante el mismo rival.

20 de Noviembre de 2001 | 19:27 | EFE
LIVERPOOL.- El Barcelona se cobró venganza en Anfield Road de la eliminación que sufrió en la pasada edición de la Copa de UEFA y, en el mismo escenario, doblegó al rival de entonces, el Liverpool, en su estreno en la segunda fase de la Liga de Campeones por 3-1.

Tras un inicio dubitativo, con tanto incluido de la estrella inglesa, Michael Owen, los jugadores barcelonistas dieron un recital de fútbol para demostrar una superioridad aplastante sobre el equipo que dirige Phil Thompson en ausencia de Gerard Houllier.

Hubo que esperar de todos modos a la segunda mitad para que el Barcelona ofreciese su mejor juego, porque, antes del descanso, pecó de falta de profundidad.

Quizás los jugadores dirigidos por Carles Rexach se dejaron impresionar por el ambiente de Anfield Road o la defensa, ante la ausencia de Carles Puyol, tardó en acomodarse a la presencia de tres centrales, Christanval, Andersson y De Boer, pero el caso es que el Liverpool sacó provecho de estas dudas para adelantarse en el marcador.

Heskey había amenazado por dos veces, minutos 3 y 8, en sendos balones al interior del área que estuvo a punto de cazar y la única respuesta del Barcelona fue un lanzamiento de falta directa de Rivaldo en el minuto 5 que detuvo Dudek.

Poco después llegaron los minutos de las lesiones, la de Luis Enrique, que cedió su puesto a Overmars al cuarto de hora, y la del asistente de línea, sustituido por el cuarto árbitro.

Este cúmulo de circunstancias descolocó al Barcelona y de ello se aprovechó Marc Owen en el minuto 27 para adelantar al Liverpool, tras desmarcarse, aprovechar un servicio de Smicer y cruzar ante la salida de Bonano.

Los jugadores de Rexach no supieron romper la tónica favorable a los intereses del equipo inglés en la que entró el partido e incluso sufría para cruzar la línea del centro del campo con el balón controlado.

Cocu tuvo que salvar su meta en el minuto 40 sacando un balón muy cerca de la línea de gol, pero la respuesta del Barcelona fue letal, porque, segundos después, Rivaldo recibía en la frontal, combinaba con Kluivert y el holandés, a la media vuelta, equilibraba el marcador.

Fue un tanto clave, porque el partido sufrió un vuelco en su dinámica que favoreció por completo al equipo español, que incluso disponía de una nueva ocasión antes de llegar al descanso que Marc Overmars no supo aprovechar.

La segunda parte fue la del recital barcelonista, con una mejoría en su juego que Kluivert estuvo a punto de poner en evidencia cuando tan sólo habían transcurrido cuatro minutos de la reanudación.

El holandés no pudo convertir aquella oportunidad, pero el control del equipo azulgrana no admitía apelación, gracias a un mayor control del centro del campo.

La banda izquierda del Liverpool volvió a llevar algún peligro al área de Bonano, como había sucedido en la primera mitad, especialmente en un balón de Owen que se paseó sobre la línea de gol, pero llegó entonces el tanto de Rochemback que decantaba la balanza.

El brasileño, que había saltado al campo hacía sólo seis minutos, sacó el máximo partido de un fortísimo disparo desde la frontal del área que batió a Dudek y adelantó al Barcelona en el marcador.

El Liverpool se vio obligado entonces a asumir mayores responsabilidades para beneficio del equipo de Rexach, al que le favorecía el transcurso de los minutos.

El conjunto azulgrana se dedicó a dormir el partido con unas posesiones de balón casi desmedidas, mientras los jugadores del conjunto inglés se hartaban de correr detrás del balón.

La puntilla llegó a seis minutos de la conclusión, gracias a un nuevo tanto, en esta ocasión de Overmars, que rompió el fuera de juego, se plantó en solitario ante Dudek, dribló al guardameta y empujó cómodamente el esférico al fondo de la red.

Carles Rexach, que vio desde el banquillo como sus jugadores mareaban a los del Liverpool en los compases finales, ya tiene la victoria ante un ’grande’ que reclamaba como golpe de efecto y la venganza en Anfield que reclamaba su afición.

BARCELONA: Bonano; Christanval, Andersson, Frank de Boer; Gabri (Rochemback, min.58), Xavi, Cocu, Coco; Luis Enrique (Overmars, min.17), Rivaldo; y Kluivert (Reiziger, min.89).

LIVERPOOL: Dudek; Carragher, Hypia, Henchoz, Riise; Smicer (Litmanen, min.80), McAllister (Berger, min.68), Murphy, Gerrard; Owen y Heskey (Fowler, min.65).

Goles: 1-0, min.27: Owen. 1-1, min.41: Kluivert. 1-2, min.64: Rochemback. 1-3, min.84: Overmars.

Arbitro: Hellmut Krug (ALE). Mostró la cartulina amarilla a Luis Enrique (m.8), Gabri (m.17) y Frank de Boer (m.22).

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de la segunda fase de la Euroliga, disputado en el estadio de Anfield Road ante unos 41.000 aficionados.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores