Cienciano, el convidado de piedra de la Copa Sudamericana

Los peruanos, que a su debido tiempo dejaron en el camino a Universidad Católica, superaron al Nacional colombiano y están a las puertas de la gloria tras 102 años de historia. River Plate es su último escollo.

05 de Diciembre de 2003 | 10:07 | EFE
LIMA.- El Cienciano de Perú, un club fundado hace 102 años por alumnos del Colegio Nacional de Ciencias de Cusco, ha quedado a las puertas de la gloria tras alcanzar anoche la clasificación para la final de la Copa Sudamericana.

El equipo cuzqueño, fundado el 8 de julio de 1901, ha sido la gran revelación de la segunda edición de la Sudamericana, que le ha permitido llegar hasta la final de un torneo internacional por primera vez en su historia deportiva.

"La furia roja", como se le conoce popularmente, arrasó durante el torneo con todos los equipos que se le pusieron al frente, a cada cual más linajudo, como los peruanos Sporting Cristal y Alianza Lima, Universidad Católica de Chile, Santos de Brasil y Atlético Nacional de Colombia.

El equipo entrenado por Freddy Ternero, un joven técnico que logró en 1997 que Perú alcanzará el cuarto puesto en la Copa América de Bolivia, ha mostrado un planteamiento táctico impecable, gran capacidad ofensiva e individualidades desequilibrantes.

Entre estas últimas han brillado los centrocampistas Julio García, Paolo Maldonado y Alessandro Morán, el delantero Germán Carty y el portero Oscar Ibañez.

De estos cuatro, García, de 22 años, se ha convertido en la revelación del fútbol peruano, con su fútbol exquisito, precisión en los pases y despliegue por todo el frente de ataque que le han ganado el elogio y la convocatoria del técnico de la selección de Perú, Paulo Autuori.

Maldonado ha mostrado pinceladas del fútbol que lo convirtió desde hace una década en uno de los jugadores más populares de Perú, aunque el reconocimiento internacional le ha llegado en este torneo, sobretodo tras anotar un gol de artista en la victoria por 2 a 1 de su equipo sobre el Nacional en Medellín (Colombia).

El incansable Morán, el motor del equipo tanto en la marca como en los contragolpes, ha vuelto al primer plano deportivo con un fútbol veloz, incansable en el marcaje y su gran disposición de no dar un balón por perdido.

Carty, por su parte, ha concretado su renacimiento deportivo, al convertirse en el máximo anotador del Cienciano a los 37 años, tras una dilatada carrera en equipos peruanos y en la selección nacional.

Ibáñez ha confirmado sus cualidades bajo los tres palos con actuaciones sobresalientes, sobre todo frente a Santos y Nacional, que le permitieron retomar la titularidad en la selección peruana que disputa las eliminatorias para Alemania 2006.

En su dilatada existencia, el equipo cusqueño fue tradicionalmente considerado uno de los cuadros "chicos" del torneo peruano, aunque esa situación empezó a cambiar hace tres años, cuando asumió la presidencia Juvenal Silva.

El equipo ha sabido sacar provecho de la altitud de Cusco, una ciudad situada a 3.400 metros sobre el nivel del mar y en cuya zona céntrica se ubica el estadio Garcilaso de la Vega, su hasta ahora fortín inexpugnable.

En esta campaña, el Cienciano han demostrado, sin embargo, que no es sólo un equipo "de altura", sino que, con buen fútbol, logró excelentes resultados como visitante ante Santos en Brasil (1-1) y derrotó a Atlético Nacional, vigente vicecampeón de la Copa Libertadores.

El cuadro cusqueño, que por méritos propios se ha colocado como el cuarto equipo "grande" de Perú, ha ganado en 26 oportunidades el título de la Liga del Cusco, la antigua capital del Imperio de los Incas, que hoy vibra de emoción y orgullo ante la posibilidad de que su equipo sea el primero de Perú en lograr el título de un torneo internacional.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores