DT de Barcelona pondrá mano dura a jugadores bohemios

El holandés Frank Rijkaard tomará drásticas medidas contra jugadores que incurran en actos de indisciplina dentro y fuera de la cancha, para así mejorar el rendimiento del equipo.

07 de Enero de 2004 | 15:42 | DPA
BARCELONA.- Frank Rijkaard, entrenador del Barcelona, pidió a su presidente Joan Laporta extremar las medidas disciplinarias contra los jugadores que cometan faltas para corregir algunas actitudes de varios de sus jugadores, según publica hoy la prensa española.

"Rijkaard expresó su preocupación por diferentes actos de indisciplina protagonizados por algunos de sus futbolistas, desde salidas nocturnas en vísperas de partidos importantes hasta llegadas tarde y en malas condiciones a los entrenamientos", advierte hoy el diario "As".

De esta manera, Rijkaard se aproxima a la línea rígida planteada en el comienzo de la pasada temporada por su compatriota Louis van Gaal, quien redactó un listado de 30 normas que aún sigue vigente en el club, aunque ahora se pretende endurecer las sanciones.

Barcelona atraviesa una crisis importante después de un mes repleto de resultados negativos y se pretende una reacción inmediata de la plantilla. La directiva está muy preocupada y no fue extraño ver el martes cómo Laporta y sus dos colaboradores más próximos, Sandro Rosell y Txiqui Beguiristain, acudían a presenciar el entrenamiento del equipo.

Laporta se reunió con Rijkaard, con un contrato por cuatro temporadas, y le ratificó su confianza. El objetivo común es recuperar el espíritu ganador de la plantilla y actuar con mayor severidad para mejorar el rendimiento de los jugadores.

En las normas disciplinarias de régimen interno apenas figuran multas de 10 euros (12,6 dólares) a los jugadores por llegar tarde a los ensayos. El nuevo código de conducta será más estricto en cuanto a la obligación de respetar los horarios para estar en casa, la ingesta de bebidas alcohólicas y, por supuesto, la visita a locales nocturnos.

La pasada temporada registró algunos incidentes desagradables en el Barcelona y uno de ellos lo protagonizó el delantero holandés Patrick Kluivert, quien una noche dio positivo en un control de alcoholemia.

El otro lo encarnó Fabio Rochemback, ahora cedido al Sporting de Lisboa, cuando chocó con su vehículo, también a horas impropias para un deportista.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores