Claudio Bravo: la resurrección de los arqueros espectaculares

El meta de Colo Colo es una real amenaza a la presencia de Nelson Tapia en el arco nacional. No sólo por calidad, sino por su apuesta con un estilo distinto al arquero con más presencias en la cabaña de la "Roja".

12 de Enero de 2004 | 08:46 | Nicolás Olea, enviado especial a Concepción
Claudio Bravo
Claudio Bravo hace méritos para la "Roja" adulta.
CONCEPCIÓN.- Es el arquero de moda, invicto en el Preolímpico junto al ecuatoriano Rixon Corozo y prenda de garantía de la selección chilena. Claudio Andrés Bravo pasó de un controvertido ascenso a la titularidad de Colo Colo, donde recibió goles en sus primeros catorce partidos con la enseña alba, a convertirse en uno de los regalones de Juvenal Olmos y dato fijo en las carpetas de los veedores que visitan el Municipal de Concepción.

Es que luego de que el entrenador a cargo de la Sub 23 lo señalara como la opción más seria de amagar la constancia del arquero con más partidos internacionales por la selección adulta en la historia del fútbol chileno, Nelson Tapia, comenzó el debate de la validez de tal nominación.

Aunque el meta oriundo de Viluco no se hace ilusiones. Prefiere mantenerse al margen de todo: "Pelearle el arco de la adulta a Nelson Tapia es una responsabilidad distinta. Pero es algo que me estoy tomando con mucha calma, porque hay técnicos para eso. A mí ni siquiera me han llamado a una adulta".

Y reconoce que tiene muchas diferencias con el hombre de Molina. Como que Bravo es un gran cazador de centros, no le incomoda el juego con los pies y acostumbra a esperar los ataques bordeando la línea del área; mientras Tapia es todo sobriedad: "A mí me encanta como juega Nelson. Es un arquero que da mucha seguridad, que da mucha tranquilidad. Me gustaría tener muchas cosas suyas".

Curiosamente, el meta de Cobreloa relevó a Javier di Gregorio después de la clasificación conseguida en el último preolímpico. Algo que, en este momento, no inquieta a Bravo, porque siente que el puesto es suyo. "Ahora estoy yo y espero mantenerme".

Mientras los más temerosos critican lo arrojado de Bravo, el colocolino se defiende asegurando que "siempre he jugado así, fuera del área. Ese es mi estilo y creo que cada arquero tiene el suyo. Lo importante es que cumpla. Cuando chico veía a (Daniel) Morón, al Cóndor (Roberto Rojas), a Marcelo Ramírez, pero nunca tuve un ídolo".

Y en este minuto sólo se queda con el italiano Gianluigi Buffon: "Él y nadie más".

La expectativa preolímpica

Bravo ostenta el único invicto del Grupo A, luego de que Nicolás Vigneri derrotara a Gomes en el empate entre Uruguay y Brasil: "Es algo que me tiene muy contento, es reflejo del nivel que hemos alcanzado en lo individual y en lo colectivo. Creo que yo he andado bien, pero el invicto es algo que me tiene tranquilo, porque este torneo tiene muchos partidos y recién llevamos dos".

Asimismo recuerda aquellos momentos cuando la crítica se abalanzó sobre él, como por ejemplo cuando erró un centro que terminó en el empate de San Felipe ante Colo Colo: "Siento que estoy más maduro. Cada vez muestro más experiencia y siento que eso me ayuda cada vez más".

Finalmente, el colocolino también esboza una crítica respecto de los primeros minutos frente a Venezuela: "Empezamos dubitativos y esas son cosas que hay que mejorar en el futuro porque otros equipo no nos van a perdonar. En todo caso, no creo que tenga que ver con si jugamos con cuatro o con tres defensas, sino más bien con que la disposición del equipo siempre sea al máximo".

Wirth: "Si sigue así, no me cabe duda de que llegará"

Óscar Wirth sabe que no está sembrando en el desierto. Con un dejo de orgullo, reconoce que existen cinco arqueros en la Sub 23 que pueden asegurar prestancia en ese puesto por los próximos años.

El ex meta mundialista y doble finalista de la Copa Libertadores advierte que, para Bravo, "la posibilidad de que esté en la adulta le compete a él. Es un muy buen jugador que si sigue trabajando como lo hace, no me cabe ni una duda que va a llegar. Yo le diría que en un momento existió un freno en cuanto a la salida de los arqueros. Pero ahora con la Sub 23 yo le diría que hay cinco o seis arqueros que si trabajan así como los vi trabajar, vamos a tener para diez o quince años sin problemas: Claudio Bravo, Johnny Herrera, Eduardo Lobos, Miguel Pinto y Rainer Wirth".

En cuanto a la receta para que alcancen el desarrollo esperado, Wirth asegura que "lo único que quiero es que la capacidad de aprender no la pierdan y sigan trabajando como ahora. Así vamos a tener buena cantidad de jugadores en ese puesto, que debe ser uno de los más complicados de encontrar".

Ni siquiera le complica el estilo osado del arquero de Colo Colo: "Esa es su manera de jugar. Uno tiene la responsabilidad de entregarle todos los conocimientos, pero una vez que están en la cancha, son ellos los que deben resolver. Mi labor es tratar de hilar lo más fino posible respecto a los jugadores, para fijarme en qué podemos mejorar. Es la única forma de llegar a un grado óptimo de rendimiento en un puesto que no permite muchos errores".

Finalmente, el tercer hombre del "nuevo camarín" explica cuál es la gran diferencia entre el hombre de Viluco y su nuevo rival por el buso de la selección, Nelson Tapia: "Creo que jugar más solamente. El arco es un puesto donde te puedes preparar muy bien, pero jugar es la única forma para ir creciendo".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores